martes, 19 de febrero de 2013

¿Existe el miedo al compromiso?

Una amable lectora me comentó (está cpopy-paste):
"Creo que la mayoría de las mujeres siempre ha querido casarse, pero nuestra ilusión se ve amenguada por el miedo de los hombres, y si, ellos temen al compromiso mucho más que nosotras, quizás por un tabú que se ha creado de convertirse en unos "mandoneados" o porque realmente ellos son más inmaduros y piensan que casarse es sinónimo de perder su libertad.

Yo ahora mismo, tengo 25 años y me casaría feliz, por cierto nunca se lo he mencionado, porque me imagino que entrará en pavor. Pero mi novio o exnovio (aún no esta muy aclarado el tema por estos días) dice tener miedo, que quiere ser feliz, que quiere hacer otras cosas, y cuando le pregunté ¿qué cosas quería hacer', si conocer y salir con otras mujeres era su objetivo, me comentó que no lo era.
Creo que un matrimonio o una relación, de lo único que te puede privar es de estar relacionándote amorosamente con más personas... ¿se pierde la libertad por tener un compromiso con la persona que amas?"

Aquí va mi respuesta:
No creo que se "pierda" la libertad por tener un compromiso con la persona que amas. Para comenzar uno siempre es libre, es más, recuerdo que es una de las cosas por las que me casé con el hombre con el que me casé: Nunca he sido más yo que con él. Me siento libre de decir lisuras, dejar desarreglada la cama cuando NO ME DA LA GANA de tenderla, de pedirle que desayune fuera porque me siento muy cansada para hacerlo o muy enferma... de contarle todo: lo malo, lo bueno, lo feo..., sí, es raro... pero debe ser porque solo soy su esposa, su compañera, su amiga... todavía no soy la madre de sus hijos... de repente ahí se ponga jodido con lo de no decir lisuras o ser más ordenada o lo del desayuno... maybe... es posible que cambie eso más adelante pero hasta yo cambiaría, pues con un hijo hay que esforzarse... pero este es otro tema...

Por otro lado, cuando uno ama, de verdad sin truco publicitario, se compromete con la otra persona a establecer una relación... lo cierto es que ambos deben sentir ello. He conocido parejas, y creo que suele ser un común denominador,  en las que primero la mujer se siente comprometida y deja el coqueteo o el salir en grupo pues ya quiere establecerse, y luego es el hombre quien hace lo propio... no suele darse a la vez y debo aclarar que no siempre es la mujer quien da el paso hacia "el compromiso"... sí, señora, aunque Ud. no lo crea existen hombres que se comprometen primero y dejan sus "usos y costumbres de soltero" sin mucho rodeo ni vainas porque se sienten enamorados y quieren establecerse...

El miedo al compromiso ya se está extendiendo a las féminas y no cerremos los ojos a este fenómeno, conozco muchas mujeres solteras por convicción: No quieren compartir nada con nadie, es mucho "rollo" dicen eso de adaptarse... además para qué, por cuánto tiempo hacer el esfuerzo, mejor así...

Nadie pierde la libertad jamás por amar a otro, solo se renuncian a hábitos, costumbres, usos, prácticas que son propias de la soltería sin compromiso... cuando uno ama a otro ser, se entrega a él, le da su tiempo, su cariño, sin reparar en qué pierde o gana: lo hace por puro placer y punto. No debe resultar tan complicado ni sufrido este proceso, al menos que no se ame... pero sí es cierto que toma su tiempo sobre todo cuando se es mayor porque piensa más, mucho más, cada cosa que va a cambiar en su vida, pero es solo pensar... si se ama, se sigue amando.

No hay comentarios: