sábado, 26 de junio de 2010

The ugly truth... de los hombres (3)

El siguiente tipo puede resultar una fusión entre cualquiera de los dos anteriores, lo cual sería una combinación explosiva y bastante problemática: El celoso.

El celoso es aquel que tiene delirio por pensar que su chica es deseada, es asediada, es perseguida por otros machos que la circundan o se encuentran en el mismo ambiente laboral, familiar o "barrial". Aunque podría ser cierta esa conjetura, incluye, la posibilidad de que la mujer, obejto de deseo, encuentre en el acechador a un especimen de mayor valía y resuelva dejarlo.

El celoso no solo cela o considera que exista otro u otros que puedan mirar a su chica, enamorada, novia, esposa o amante; sino que teme ser choteado, dejado, abandonado. Este pensamiento se posesiona del individio y puede volverle un ENFERMO, cuya descripción invito a revisar; o simplemente un CELOSO, alguien que siempre esté pendiente de dónde estás, con quién estás, qué haces, etc, etc... puede resultar molesto, muuuuuuuuuuy molesto; pero eso depende también de cómo demuestra sus celos y del concepto que tengas de ellos.

Algunos consideran que los celos son muestras de afecto, ese es mi concepto, y a mí no me molesta en lo absoluto cuando mi esposo me cela, es más me encanta y sí que hemos tenido muchas oportunidades de alejamiento, muuuuuuuuchas... sin embargo, existe la honestidad y la claridad de nuestras acciones y pensamientos para determinar que las cosas entre nosotros son transparentes.

Otros consideran que los celos no tienen razón de ser; que si no das motivos, simplemente no deberían existir, y por ello, la presencia de un celoso en sus vidas es una molestia, un obstáculo que impide sentirse cómodos, plenos y felices.

El celoso es un ser cuyos grados de intensidad solo dependen de su nivel de locura y de la claridad de nuestras acciones.

jueves, 24 de junio de 2010

The ugly truth... de los hombres (2)

Retomando el tema de los hombres, un tipo recurrente y perturbador es EL ENFERMO.

Sí, el enfermo: aquel personaje que te maltrata pero te busca; que te humilla pero te llama; que te insulta pero te manda mensajes de texto para saber cómo estás; que te bota pero te sigue buscando; que te putea y agrede, pero se mantiene en contacto; que te sacó de su vida virtual y de un momento a otro te regresa a su msm; que aunque no estés ya en su vida, te hostiga periódicamente con mensajes de textos "anónimos" opinando de las cosas que se entera de tu vida por diversas fuentes; que se pudo haber acostado con otras pero te reprocha el que retomes tu vida sin ély te acuestes con otro; el que adjetiva tu vida como patética cuando más lo es su vida de hongo; el que exige a los demás y nada a sí mismo. Hay tipos así, cientos y tuve la mala suerte de toparme con esta clasificación más de una vez.

Hay más, mucho más qué decir como para ejemplificar a este personaje porque aquí también se encuentra aquel que cuando no le respondes el teléfono, manda miles de mensajes y llamadas una tras otra, no le interesa si atiendes algo grave o si estás en reunión de trabajo o por último en el cine o en una importante conversación, solo le importa que lo atiendas... ojo, esta clase de ser no necesariamente tiene que ser celoso... solo es "mierdoso", jode, jode... está mal, grave de la cabeza, ENFERMO... totalmente enfermo.

Este personaje voltea la torta cada vez que se le antoja, a su conveniencia; por alguna extraña razón termina siendo el inocente, el no culpable, el humillado, el insultado, el abandonado, el dejado... cojuda la que cae en sus manipulaciones y chantajes emocionales ridículos y sin sentido... bien cojuda.

¿Cómo librarse de este especimen? Si lo detectas a tiempo, evadirlo; si te engatusa y caes, disfruta el momento pero sin lamentos, atenta a cualquier moviento en falso para zafarte; si te enamoras de alguien así, te jodiste... eso solo SE PASA CON EL TIEMPO, eso sí, de que pasa, pasa... no hay duda alguna.

Hay que mejorar los sitemas de detección de estos elementos, es más sano encontrar a alguien con quien se sienta que el amor fluye; no con alguien por el que se lucha constante por conquistalo, una lucha inútil, agotadora e insatisfactoria; no vale la pena este tipo de hombres. El que más nos hace sufrir, no es porque nos quiera o porque el amor sea un sufrimiento constante. Hay que quitarse el chip de las novelas mexicanas y empezar por cambiar actitudes, conceptos y valores, saber valorar lo que sí es real, verdadero, auténtico.

Hay que dejar a los ENFERMOS (clasificación del presente texto) en el hospital o en un convaleciente, no hay que pretender que se curarán por la fuerza infinita del amor que le prodiguemos: esto no sucederá, esto solo alimentará su ego y agudizará su enfermedad, la cual se volverá crónica hasta llevarte a tu muerte, a la muerte de tu amor propio y de las esperanzas de amar sanamente.

lunes, 21 de junio de 2010

Aniversario de mi blog

Hoy 21 de junio, mi blog cumple 2 años... yeeee... estoy contenta porque ha sido un escape a mi vida agitada por ratos, rutinaria en otros, agobiante al principio de estos años trascurridos, apaciguada desde este año 2010.

Mi blog ha cumplido el papel que le encomendé desde que lo creé y confío lo siga haciendo mientras camino por la vida, mientras acabe mi base 3 e inicie la 4 y continúe acumulando calendarios, espero poder plasmar mis deseos de madre realizados alguna vez y los de abuela; espero seguir hablando de que sigo al lado del hombre con el me casé, renegando y todo, pero despertando a su lado y sabiendo que es mi sol y yo su luna... aunque dice que es al revés porque según él yo ilumino su vida; espero poder seguir plasmando los arrebatos de inspiración poética o los lúcidos relatos autobiográficos de mi vida hasta hoy.

Este blog está salpicado de mí, mis cosas, las personas que tocaron mi vida, gente que está, gente que se fue, momentos míos vividos intensamente, malos recuerdos, buenos momentos, comentarios, opiniones, este blog está lleno de emociones, sentimientos y pensamientos, está lleno de vida.

Espero que mis pocos lectores, que sé que hay, aunque no lo comenten, lo sigan... solo por volverse mi cómplice o el lector de esta escritora frustrada a la que solo le quedó un blog para sentir que solo le falta sembrar un árbol y tener un hijo; y testimoniar así que alguna vez vivió.

viernes, 18 de junio de 2010

El hombre que ha marcado mi vida

Si hay un hombre que ha marcado mi vida hasta el momento, ese es mi papá. Es raro decirlo en buena manera porque la mayoría debe estar alucinando que es un ser maltratador, que me ha pegado o que me abandonó o cosas feas por el estilo; sin embargo y muy por el contrario es maravillosamente todo lo opuesto. Mi papi ha marcado cada etapa de mi vida y de las mejores maneras, ha hecho cosas por mí que jamás podré olvidar y que siempre llevaré conmigo. Su marca es de amor, de cariño, de comprensión y hasta de complice.

Cuando pienso en cómo mi padre marcó mi infancia, lo primero que viene a mi mente son mis primeras letras y números, las cuales fueron plasmadas en pequeños tableritos de madera: cortados y pulidos y por él, uno a uno; y escritos con su puño y letra. Otra cosa que recuerdo son mis rompecabezas, nadie en todo el barrio tenía rompezabezas como los míos (con doble cara, con imágenes de almanaque); recuerdo que se compró una máquina especial para cortar de diferentes formas las piezas. Me hizo varios, lástima que no conserve ninguno. Otro regalito más, fue mi caja para guardar mis juguetitos, era azul con bordes rojos e interior amarillo. Si alguien me dice que estas cosas no marcan a nadie, está loco.

Mi papi cuidó mucho de mí en mi adolescencia, fue un padre recto y nada contemplativo conmigo: esta fue una etapa algo negativa de nuestras vidas. Su típica frase: "Dile a tu mamá" y luego a mi mamá:"Si le pasa algo, será tu culpa"; marcaron también mi vida porque hizo que tuviera una adolescencia y juventud algo reprimida... sin embargo mi frase favorita siempre ha sido: "Ahí va mi caballito", para él cada cosa que emprendo, cada reto, estudios, carrera, departamento... cada cosa que me proponga; es una carrera, una carrera que debo ganar. Al final: "Ese es mi caballito" indica el logro de lo propuesto.

Para mi padre siempre es importante las cosas que llegue a alcanzar o lograr; él es mi principal motor, mi empuje y mi guía en el camino.

Desde comprar mi departamente hasta tener mi licuadora (la mejor del mercado); son cosas que me ha acompañado a hacer. No hay pequeña cosa para él si se trata de ayudarme. Hasta mis cucharones, ollas, equipo de sonido, mi primer tele, pintura para mi departamento, el departamento y más cosas... me acompañó a escoger y comprar. Me sorprendo de ver cuán acompañada he estado por él en todo lo que va de mi vida y no puedo evitar llorar de la emoción de tener tanta suerte porque aún sigue ayudándome con mis cosas: correteando de un lado a otro mis papeles y pasándome la voz de nuevos cursos y capacitaciones a seguir, alentándome a mejorar mi vida y a ser mejor persona, esposa y profesional.

En estos últimos años he pasado a ser "La policía" pues según mi mami y mi hermana soy la única a la que hace caso cuando hay que reparar las cosas, cuando hay que comprar algo que se necesita, cuando tiene que ir al doctor y no quiere, cuando nadie puede convencerlo, soy yo quien dice la última palabra... eso me agrada, me gusta poder ser yo quien lo convenza de hacer cosas, pues de alguna manera él ha sido quien me ha convencido a mí de muchas buenas decisiones en mi vida.

Por ahora solo me duele que estemos algo lejitos, más que por geografía por un tema de estado civil, me casé y ahora tengo otro compañero en el camino con el que decido cosas, ya no para mí sola, sino para los dos; pero me lo encontré igualito, igualito... hasta en sus defectos... sé que suena algo gracioso, pero es así: Mi esposo tiene los mismos defectos y virtudes... afortunadamente. Los amo a los dos(sorry papito, ya a estas alturas sé que debes haber aprendido a compartir mi cariño y sé que lo entiendes: Para los dos hay mucho amor).

Lo único que lamento (a veces) es el no haber podido cumplir la promesa de no irme, (sé que entiendes el porqué); la transición de ser su nenita a ser una mujer casada ha sido la más difícil de mi vida, me costó mucho (tú lo sabes). Lo lindo de no estar en casa ahora es que sé que cada que vuelvo nos abrazamos rico, rico y lloramos por la felicidad de estar juntos otra vez.

Ahora, con todo lo que he narrado, ¿cabe alguna duda de que este hombre ha marcado mi vida o no?

POSDATA:
Te quiero mucho papito, solo espero me alcance la vida para agradecerte todas las cosas lindas que has hecho por mí.

Feliz día del papacito porque andas bien churro aún. Un besote para ti y abrazo bien apachurrito.