jueves, 25 de marzo de 2010

Me ocupo de mí...

He abandonado mi blog, pero no del todo. He cambiado mi vida o mejor dicho, la he redireccionado. Me he ocupado de mí, de acomodar mis horarios, mis nuevas actividades, de inscribirme en clases nuevas, de aprovechar en crecer, de ordenar mis emociones y sobre todo de adecuarme a estar tranquila y en paz, sin trabajo estresante, sin gente estresante y metiche, y sin chismes ni mensajes negativos.

Es raro vivir en el otro lado del universo, es raro respirar un aire distinto, tan acostumbrada al tumulto, al caos y la problématica nuestra de cada día, esto es diferente.

Tengo problemas, de todo tipo: familiares, de pareja, de amigos, de hermanos pero son míos, de mi mundo; nada ya tienen que ver con los producidos por la mala intención de la gente, por la envidia de otros... ya no... es mejor poner distancia de esa gente porque se corre el riesgo de contagiarse de la podredumbre... y mejor que se mueran en su miseria, mediocridad y pobreza de espíritu.

Por ahora me ocupo de mí y mis nuevos planes y proyectos, alguno de los cuales sufrió una nueva postergación pero que ni modo... problemas hay pero cuando hay paz interior, tranquilidad en el ambiente que te rodea y existe gente que te quiere, todo se resuelve en el momento oportuno.

lunes, 8 de marzo de 2010

Día internacional de la mujer


Desde que fue creado y más precisamente desde que soy consciente de la existencia de este día, y me remonto para ello a no más de 10 años, he escuchado la misma tonta pregunta ¿por qué no hay un día del hombre? Afirmo que la pregunta es tonta porque surge de lo que siempre critico y me resulta insoportable "la inconformidad basada en un NO merecimiento". ¿Qué?, ¿acaso no nos merecemos un día para nosotras?

Hay inumerables motivos por los que la mujer merece una conmemoración de este tipo y no son de tipo sexista o meramente de género, aunque en su origen habría que recordar cosas tan simple como que a comparación del hombre a nosotras nos costó que cada uno de los derechos del hombre se nos sean reconocidos por igual. No ahondaré más en ello.

Lo cierto es que la mujer es una fuente de inspiración en muchos sentidos por su sensualidad, por su empuje (ante su supuesta debilidad o fragilidad), por su capacidad de concebir, porque sangra (literalmente) mes a mes, porque es competitiva y explora nuevos terrenos laborales con el afan de crecer y proveer.

Esta no pretende ser una apología insensata a mi género, solo expongo hechos corroborados por la historia y los que la hicieron queriendo y sin querer; pongo sobre el relieve las evidencias de seres que pasaron o permanecen en la tierra a razón de una mujer.

La mujer en sus múltiples facetas ofrece una gama interminable de posibilidades a fin de que la cataloguen a gusto del dueño del lente: loca, sensata, amada, odiada, recatada, puta... la mujer es la mujer para el bien o mal de los hombres, siempre estarán en sus vidas, como una ambale maldición, como un necesario castigo, como una ángel endiablado que acompaña, alegra o estresa sus vidas.

Feliz día de la mujer.