viernes, 26 de diciembre de 2008

Lo que se llevó la Navidad

Cuando uno piensa en la Navidad, siempre recuerda al Niño Jesús, la familia, los villancicos y los regalos... nadie imagina que la Navidad podría "llevarse" nada, pues trae muchas personas, inlcuso lejanas, y cosas, muchas de ellas inimaginables... ¿Quién podría pensar que la Navidad se llevaría la alegría, la esperanza, la ilusión, la familia?... Nadie... pues eso se llevó de mi vida este año la Navidad.

Hoy, medito a solas mi situación, mi vida... evaluando todo el 2008 desde el 26 de diciembre de 2007 hasta hoy y mi vida fue dando tumbos, de sorpresa en sorpresa, de daño en daño, de mentira en mentira, de decepción en decepción, de problema en problema, de soluciones deseperadas a ninguna solución... mi vida se fue disolviendo, se fue degenerando, se fue transformando, ha mutado, ha llegado a un punto en que no reconozco quién fui, qué fue lo que hice, dónde estoy, qué haré, qué será de mi vida de aquí en adelante... todo cambió, todo terminó de mutar... mivida ha sido removida de su eje original y me encuentro ahora dando vueltas tratando de anclarla en un espacio en que pueda desarrollarse sin daños a terceros, ni a segundos, ni a sí misma... ¿cómo se logra eso?

Hoy, empiezo en realidad a asumir las consecuencias de mis actos, de mis decires, de mis decisiones (bien o mal tomadas); a partir de hoy empiezo a mirar en solitario, hacia un futuro que no tiene ruta, que no tiene plano, que no tiene estrella, que desearía tuviera pronto fin... no estoy lista, tal vez nunca lo esté, para caminar largo... espero sea una ruta breve la que falte, espero que sea un breve espacio el que quede por cubrir, no quiero más tiempo, no quiero más camino, no quiero más futuro, no quiero más vida.


(La canción no es navideña pero tiene que ver con la pérdida)

jueves, 25 de diciembre de 2008

Feliz Navidad

A mis pocos lectores, pero existentes... les deseo una feliz navidad.


sábado, 20 de diciembre de 2008

Del porqué admiro a Brigitte Jones

Es sencillo, aunque al inicio comete los errores típicos de mujer: fijarse en un tipo absolutamente inadecuado, "sacavueltero", infeliz, indeciso, inseguro, egoísta, ególatra, incapaz de fijarse en el bien del otro ni siquiera por caridad, en búsqueda constante de satisfacerse a costa de lo que fuera y de quien fuera, manipulador... en resumen una mierda que nunca falta en la vida de toda estúpida mujer "salvadora" - "Por mí cambiará"... a pesar de ello... del típico error... se constituye en un ejemplo a seguir cuando decide no conformarse con las migajas del amor de Daniel... no aceptó su cojudo "Si no lo logro contigo, no lo lograré con nadie"... y ella quiso más... quiso "Algo más que lo extraordinario"...

Mark Darcy...ah... un suspiro... ¿qué hace que un hombre tan elegante, fino e inteligente se fije en una mujer tan poco elocuente, gordita y bastante "desfasada"? El que ella no sea común, que no lo busca a él por lo que es: además de todo lo anterior, guapo... sino lo que es ella cuando está a su lado, lo que él ve en ella... "Que la ama tal como es"... Eso sí que es raro.

Cuando encuentras a alguien que te ama tal cual eres, lo dudas, no lo crees así te pellizquen, un imposible, un sueño, una estrella... nadie... no... todos creemos que amamos a la persona tal y como es... sin embargo con el tiempo hay cosas que la hacen insoportables y ahí se acaba el amor... jajajaja... de ser así entonces resulta que no lo es.

¿Qué hace que el amor perdure?, ¿qué hace que existan personas que amen a otra tal cual es?... de esas preguntas de desprenden muchas más... pero ¿qué hace que todo eso ocurra?, ¿por qué hay matrimonios que sí duran toda la vida?...

Mark Darcy es aquel mito, aquel hombre del que cualquiera quisiera enamorarse pero que solo una Briggite Jones es capaz de ver, el resto de nosotras somos simplemente mujeres, incapaces de fijarnos en seres así de superiores, solo porque somos incapaces de verlos, de encontrarlos, la mayoría de nosotras venimos con ese defecto de fábrica... no valoramos a los Mark porque solo nos aman, no los amamos porque no nos dan trabajos para ello... no tenemos que salvarlos, que luchar por su amor porque simplemente nos lo dan sin pedirnos nada a cambio, es ese raro tipo de amor incondicional sin tiempo ni espacio... ese perfecto amor, ese "algo más que extraordinario" que Briggitte quiso para sí, pero que ningún otra es capaz de ver, desear, esperar o buscar para sí misma.


martes, 16 de diciembre de 2008

Un buen motivo para comenzar el 2009... al fin.

Hoy, después de días, meses... en fin... salté de alegría... es curioso, pero pensándolo bien fue un día de contrastes: por un lado triste, por la despedida de mis hijos (extrañé al 5to. G, querida oveja negra); y por otro, al entrar a mi gmail, encontré la respuesta a una solicitud que hice sin fe, sin esperanza, como a las 4 de la madrugada de hoy, lo único que puse en esa solicitud sin pecar de patética, dramática o mentirosa compulsiva... fue la verdad, sin muchas palabras, sin más explicaciones, apelé a mi compromiso de entrega y dedicación, a la vez de señalar que cuento con un único ingreso... pero sin fe, ni una poca, ni una gota, nada de nada... en fin... abrí mi correo y ahí estaba la respuesta inesperada, que en verdad ni en sueños pensé... voy a estudiar y voy a pagar la mitad... claro me han puesto condiciones que sin duda compliré... y esto me ha generado por el día de hoy una enorme dicha... hoy salté de alegría, sonreí, casi lloro de contenta... necesito un impulso y que mejor si es académico... en serio gracias a la Universidad Católica Sedes Sapientiae porque me permitirá estudiar mi Diplomado en Metodología de la Enseñanza de la Comprensión lectora y Producción escrita... Este es un buen comienzo de mi 2009, han hecho algo más que solo darme una media beca.



Por hoy... siento que todo irá bien...

lunes, 15 de diciembre de 2008

Los efectos del vino

Es curioso elemento el vino, sé que acabo de parafrasear a alguien y no recuerdo a quién, disculpen el hurto de la frase... pero sí es curioso elemento el vino, al entrar al cuerpo por el torrente sanguíneo... produce un efecto consolador, adormecedor pero al mismo tiempo catártico y hasta doloroso... todo vuelve sobre nosotros, bajo sus efectos, como una gran ola que nos arroja al pasado, que nos lleva al futuro, para finalmente llorar o vomitar sobre nuestro presente.

Al mirar hacia atrás con la "resaca de todo lo vivido" me recuerdo feliz, en los últimos tres años (antes del fatídico 2008), la sonrisa asomaba a mi faz sin esfuerzo ni disfuerzo, y era limpia, clara, transparente... al volver atrás, mucho más, me recuerdo avergonzada, pero decidida (raro contraste, pero absolutamente real en mí por algunos años), emprendedora, pero temerosa, deseosa de comerme el mundo, llena de sueños y al mismo tiempo de decepciones, de errores, de contradicciones...

Al ver el futuro, me aterra lo mucho que ha cambiado, las dudas que me he generado, la espera inútil de que alguna vez llegara y ahora en él, sigue enfrente pero con otros caminos, sin compañía, incluso con el abandono de mi alma, me busco, sigo buscándome y no me encuentro, estoy sola, ya sin él, ya sin mí... ya sin mí... me siento piedra, me siento ventana, me siento silla, pero no me siento a mí... no estoy aquí, no hay nada en mí... y, a pesar de ello, sin un asomo de emoción, afirmo que el mar está en calma... y ese paisaje me es grato...

Al vivir mi presente, cual asquiento ante un plato exótico e incomprensible, vino la náusea a mí y sin más reparo vomito mi ser, mi ira, mi rabia, mi frustración que de golpe se aparecen pero solo como pasado acumulado que sale expulsado de mí, como vestigios de lo que pudo ser y no fue, de lo que jamás será y que hay que aceptar... vi salir ese mar rojo "vino" con fuerza, sin piedad, como deseando fervientemente salir de mí, de mi cuerpo, de mi vida... con una necesidad imperiosa y rara... como si se liberara de mí, de su yugo, de su dictador, de su patrón... y salió desmedidamente hasta que me sentí aún más vacía... pues el vino había llenado en mí el vacío que había estado sintiendo... lo llené, pero solo lo había ahogado momentáneamente, porque como han visto cual ave fénix resucitó de entre las cenizas y más vigoroso, atormentador y doloroso que antes.


martes, 9 de diciembre de 2008

A pesar de todo... el optimismo no aterriza en mí.

Llevo días tratando de mejorar mi ánimo, quiero pensar que recuperaré mi vida a lo que antes, a lo que fui y tuve antes de todo, antes de nada... quiero pensar que tendré un buen trabajo, que compraré algo más chiquito pero mío, que volveré a tener mis cosas como antes, solo que ahora sí tendré un juego de muebles, que soñaré con tener una "Dalita", retomar mis planes, retomar mi vida... pero sé que no será. No sé, creo que me faltan fuerzas, que me faltan ganas, que me faltan esperanzas, que me falta corazón... que me falta tiempo, que me falta vida...

El optimismo no aterriza en mí, no quise cambiar mi vida, sin embargo mi vida cambió... no quise perder tiempo, sin embargo el tiempo se fue, no quise perder y lo perdí todo, incluso a mí... ¿cómo pasó todo? Aún no lo sé, ni siquiera logro asimilarlo... o bueno estoy en camino a eso... definirme ahora, ¿quién soy?

Sí, definirme, decir Dally es... y seguido de comas decir cualidades que reconozco en mí... pero no ocurre... puedo enumerar defectos, cosas negativas, solo eso asoma a mi cabeza... y todo lo bueno es conjugado en pasado... antes lo era en futuro... y ahora que estoy en él, dejó de serlo.

La vida trascurre... ¿o se escurre? Ahora solo sé que es como si no tuviera una, no me hace falta nadie, solo me necesito a mí, pero no me encuentro, necesito volver a mí, tener la certeza de quien soy, saber cuáles son mis metas, cuáles mis nuevas intenciones, mis nuevos propósitos... no me veo en la distancia, no me veo en este recorrido, busco y busco, no me veo, no estoy en el horizonte de mi propia vida.

Siento miedo de no encontrarme, me di a otros, di de mí a los demás, entregué el alma, regalé mi corazón, confié mi vida, invertí mis esperanzas, aposté mis sueños... me quedé con nada... no guardé nada para mí, nada... y perdí, me quedé con nada. Me di entera a la vida y la vida se me fue... tengo miedo y quisiera encontrarme para reconocerme y saber que no estoy sola y que puedo avanzar.


lunes, 8 de diciembre de 2008

Una llamada... y ¿el celular?

Eran las 2 y 30 y recibí una llamada... contesté pensando que era mi mamá, después de todo ando sin celular, todos los que me llaman frecuentemente lo saben.

A mi madre, tan amorosa ella, dado que el fin de semana estaría con mi padre decidió darme su cel y coloqué mi chip a fin de poder comunicarnos (les es más fácil asumir que tengo mi numero que ponerse a pensar que podría usar el de mi madre; todos estamos de acuerdo que si mantenía el de mi mami habrían estado llamando a mi número y no al de ella: así de simple).

Pero volviendo al tema, eran las 2 y 30 y contesté asumiendo que era mi mami, estaba somnolienta, cansada del viaje y alucinando que seguía en el maravilloso Iquitos, y contesté pero nadie respondió... ¿quién llamó? No sé. Me colgaron, colgué y seguí durmiendo.

Hoy, al despertar y darme cuenta que me encontraba en MI cama, en MI casa; debo señalar que me despertó la alarma del cel (motivo agregado porque acepté el préstamo del celular), me acordé de la llamada y vi que era una llamada con número RETENIDO, asu... ¿qué fue? esa no me la hacen desde hace mil años, asu... es casi prehistórico siquiera recordar cuando fue la última vez que algo así sucedió, y supe quién fue en ese momento... y no me equivoqué... pero ahora no tengo la más mínima idea... me preocupa en cierta medida y bueno es momento de evaluar cada punto probablemente preocupante...

1° Pudo ser algo urgente de mis padres, pero de haber sido así no me hubieran colgado y habrían insistido.

2° Pudo ser un alumno o alumna mía con algún problema serio, pero luego recordé que todos saben que mi cel murió en el río (claro que algunos sabían que el fin de semana tendría el de mi mami), pero eran jóvenes de mi total confianza y que generalmente no presentan problemas serios en casa. Por otro lado, sabían que estaría de viaje, y que por último el correo es un excelente y efectivo medio.

3° Pudo ser alguien que necesitara hablar conmigo en esos momento, un buen amigo o amiga, pero que no se atrevió, tal vez, por el tono de mi voz: cansada... esta es la única posibilidad... esto me hizo reflexionar de que debo por lo menos ir averiguando la compra de un nuevo celular... yo soy de las amigas que siempre está para los amigos y amigas... y ese solo pensamiento me jodió un poco.

Es cierto que estas semanas sin celular han sido buenas, relajantes, sanas... pero debo volver a tener uno... así que eso haré hoy: averiguar costos y ofertas y de ahí veremos, esta o a más tardar la otra semana debo tener un celular nuevo, con nuevo número y que inicie una nueva vida conmigo.

Tal vez, sin querer, he estado postergando lo de la compra de un celular por eso de empezar una nueva vida, cada viaje que he venido realizando me ha llenado de fuerza, de iniciativas, pero al mismo tiempo están mis miedos, y esos pensamientos de: Mi vida no iba a ser así, ¿cómo es que cambió tanto?... y cada cosa que hago y que no estaban en mi plan de mi vida, son como un paso a algo desconocido... y ahora me aventuro, exploro, me estoy aventando a la vida, pero no dejo de asombrarme por las cosas que veo, que vivo, que hago... porque ya no son pensadas, ya no están en ningún plan, solo me asombra el contraste, aún notorio para mí, de la novedad, de lo jamás pensado, del contraste con la vida que en algún momento planifiqué o pensé sería... esto ocurre cuando tengo un momento de detenimiento y en el que inevitablemente pienso...por ahora solo puedo decir que cada cosa ha sido hermosa, y el no haber sido planificadas, las han hecho aún más apreciadas... estoy viviendo, estoy aprendiendo, estoy conociendo... incluso de me estoy conociendo... y el celular ¿qué tiene que ver? Para ustedes quizas nada; para mí, mucho... es un contrato por un tiempo mayor a un año, es asumir que me vuelvo a establecer, que no hay vuelta de página en los aspectos de mi vida, es un filtro: hay quiene seguirán en mis contactos, a quienes ya no, hay quienes que desaparecerán de mi vida... un celular nuevo es un símbolo importante en estos tiempos, no es solo un teléfono...