miércoles, 6 de enero de 2016

2016

Año bisiesto... un día más... Nuevas resoluciones, cosas que mejorar, entusiasmo y luego cae el ánimo porque las fiestas se fueron... es solo un bajón de ánimo pues se recuerda y con nostalgia a papá y mamá... amigos, amigas... las de verdad... supongo que pasada las euforias festivas, recobraré el buen humor y el entusiasmo...

¿Planes? No muchos, la verdad, eso de un día a la vez me ha resultado... pues no me ofusco por el ue vendrá ni por el que pasó... sin embargo hay buenas intenciones: pintar, poner piso, seguir estudiando, retornar al gimnasio, bajar de peso, "el de siempre", que nuestro amor siga vigente y permanente.

Sin pretenciones, ni sonar a que sobrevivo... de hecho me niego a eso, a sobrevivir, quiero vivir, de verdad, intensamente... con deseos, con metas, con sueños y hacer todo, agotarlo todo, para decir finalmente, lo intenté y aquí estoy feliz por ello y feliz por lo que vendrá...

Sin pretenciones, solo vivir, cada día a tu lado... mi buen compañero de la vida, mi alma gemela.

Recibo este 2016 con las ganas de seguir adelante...

miércoles, 4 de marzo de 2015

Has tardado tando...

¡Cuánto tardas en llegar! ¿Necesitas invitación a mi vida? El tiempo trancurre y tengo tantos planes a tu llegada, tanto espacio, tantos juegos, tanto amor... tardas demasiado en llegar, que a veces, solo a veces, pienso que has decidido no venir jamás; sin embargo, te sigo esperando mientras sigo imaginando cómo sería que estés aquí, ya mismo, ahora... hay tanto que quisiera contarte, que conozcas mis lugares favoritos, enseñarte todo lo que he aprendido para ti.

¡Cuánto tardas en llegar! ¿Necesitas invitación a mi vida? Te cuento que hace rato te la envié, lleva años, tal vez extraviada en el correo, eso sí, porque fue escrita a mano, un email es muy inforal para lo especial que eres, pero al parecer este hubiera sido más eficiente. El correo suele perder las cosas y al parecer tu invitación se perdió o será que no quisiste venir.

¡Cuánto tardas en llegar! ¿Necesitas invitación a mi vida? Pues te la reitero, por email, facebook, twitter... espero la leas, espero mi insistencia sirva de algo. Casi te ruego que cuando la recibas alistes tus cosas y partas raudo hacia mí. Es más, si ya la estás leyendo, te ruego lo hagas.

¡Cuánto tardas en llegar! ¿Necesitas invitación? Finalmente, creo que no, sabes que siempre serás bienvenido cuando decidas llegar, de sobra sabes que desde ya te amo, que desde hace mucho te espero y que muero por ti. Dime, ¿qué debo hacer para convercerte?, ¿qué debo hacer para que te animes? Mi casa es cómoda, linda, está preparada para ti y está llena de amor, es cuestión que te decidas y resuelvas llegar.

¡Cuánto tardas en llegar! Espero que sea solo un retraso, una demora, nada sin importancia y no la certeza de que no vendrás jamás.

Seguiré esperando a que cambies de parecer y decidas aparecer en mi vida ya no como una ilusión, un sueño o un deseo, sino como una hermosa realidad.

jueves, 1 de enero de 2015

Propósitos 2015

A veces espero que alguien me detenga en eso de plantearme propósitos por año, sin embargo considero saludable tener puntos que mi vida que me sirvan para orientarme, seguir adelante y mejorar.

Sí es verdad que hay cosas que no he cumplido del año anterior, como eso de mantenerme calladita... sin embargo voy aprendiendo estrategias para ello y también es cierto que hay algunas que recién he cumplido en el 2014 habiendo sido planteadas dos años antes... pero se cumplieron no?

Para este año me propongo:
- Salir a correr de lunes a viernes, en algún momento del día y hacer unos 30 minutos de otros ejercicios. Espero cumplir por lo menos 3 veces a la semana en época de estudios. Veremos como me va.
- Evitar situaciones incómodas con la familia y concentrarme en disfrutar con mis sobrinos y sobrinas.
- Estudiar mucho para pasar mis cursos.
- Levantarme a la misma hora, temprano obvio.
- Hacer mi lista de pendientes de la casa y cumplirla poco a poco.
- Concretar el propósito iniciado con mi esposo el año pasado.
- Disfrutar a los que decidieron quedarse en mi vida.
- Entender más a los que no entiendo, pero sin hipocresías.
- Disfrutar más a mis amigos.
- Pasear más, conocer más y aprender más.

Buena suerte en mis propósitos y que Dios me acompañe en ellos.

martes, 30 de diciembre de 2014

Balance 2014

No me declaro una triunfadora del 2014, pero admitir que ha terminado mejor que como empezó. Mi adorado y yo decidimos cosas muy dolorosas para ese año, justo un 1 de enero, pero afortunadamente ha ido inteligentemente mutando de manera de pensar. Económicamente, el año fue muy duro y difícil pero se fue arreglando en el mes de los milagros y si Dios lo sigue permitiendo nos iremos estableciendo en el 2015. Familiarmente, siempre hay problemas, diferencias de opinión, divergencias, intolerancia, críticas y quedan en tu vida quienes quieran quedar, quienes te crean y quienes te quieran, así de sencillo. Aquí me quedó claro que soy dueña de mis palabras pero no de las reacciones de los demás. Me esfuerzo y me esforzaré siempre en decir lo que pienso de la mejor manera pero jamás me disculparé por decir lo que pienso y más no lo haré cuando diga lo que siento.

Creo que la mejor bandera es la sinceridad y tamben la tolerancia. Así como uno se atreve a decir lo que piensa y siente debe ser capaz de soportar lo que otros piensen y sienten. No porque piense diferente o no esté de acuerdo quiere decir que me volví el enemigo de nadie, solo que cada quien piensa y siente diferente... me resulta imposible de creer que la gente sea tan obtusa en ese sentido.

Este año me ha dejado muchas enseñanzas y bellas experiencias.

- Empecé el college llevando cursos de verdad... jajajaja... No más ESL. Me fue bien y auqnue no creo mantener mi promedio alto por lo menos espero no fregarlo.
- Conocí gente peruana maravillosa, con las que creo estamos formando una amistad bella y duradera.
- Quiero más y más la ciudad en la que vivo y me encantan conocer sus alrededores. De hecho este año conocí más sus alrededores y a disfrutar de las actividades que se organizan.
- Manejo, que mello, más seguido y con temor pero manejo.
- Dimos el primer paso a un gran cambio que queremos hacer en nuestra casa y espero se concrete el año que viene. Paciencia y mucho esfuerzo para lograrlo.
- Visité a mi primo y amigos antes de que termine el año.

Finalmente, este año fue duro pero finalizó amable. Espero las cosas mejoren para el año que viene.

martes, 9 de septiembre de 2014

Bodas de bronce

Después de ocho años, creo que ya somos una aleación. Hemos tenido momentos difíciles y seguro tendremos otros más difíciles, pero como siempre digo: "Nuestras decisiones nos han traídos hasta donde estamos" y la vida está llena de altos y bajos que hay que saber capear.

Lo bueno es que en medio de los altibajos sigo creyendo que me amas porque me lo dices todos los días, sin exigencias, sin pedírtelo, solo lo dices, en algún momento del día, aunque haya sido malo, feo o bonito, lo terminas deciendo... asumo que me amas porque cuando estoy enferma, me preparas algo caliente para tomar, porque me dejas dormir hasta tarde, porque te adueñas de mi cocina y preparas tu especial y siempre pedido "cau-cau de pollo"... asumo que me amas porque estando en tu oficina y yo en la sala o en la biblioteca, vas a buscarme para compartir un break con gaseosa, helado o gelatina... asumo que me amas porque a pesar de que no te gustan las frutas ni las verduras, tomas tus jugos todas las mañanas y comes las ensaladas en el almuerzo... asumo que me amas porque te acurrucas a mí cuando te sientas a ver tele o cuando duermes cariñosamente y suavecito... asumo que me amas porque siendo como soy, me soportas y sigues ahí diciéndome que me amas y haciendo cosas que me hacen reír todos los días antes de que termine... Si Dios no nos dio hijos, agradezco cada día que nos haya dado el uno al otro para acompañarnos y querernos así, bonito, suavecito, tiernamente... Te amo y también te lo digo todos los días, aunque debo admitir que tu siempre me ganas en decirlo primero.

viernes, 4 de abril de 2014

Hay una razón del por qué ya no están en mi vida

A lo largo de mi buenos 39 años han ingresado y salido gente de mi vida. Esto es: he conocido gente, he compartido con ella, y finalmente, siguen en mi vida y otras partieron.

Debo admitir que en buena parte es culpa mía haber dejado ingresar gente con ciertos transtornos: duelos no finiquitados, ciertos grados de incomunicación y socialización, problemas de bipolaridad severos, gusto por vivir en el limbo o la indecisión, y otros que ni siquiera se pueden describir o sí como la mezcla de todos los anteriores. Acepto y hago un mea culpa. Es que debo admitir también mi grado de solidaridad y esperanza que me hacían creer, no en una cura, pero sí en que alacanzaríamos cierto grado de adaptación... grave error.

Con o sin transtorno, la gente que fue expectorada, me expectoraron o se autoexpectoraron de mi vida, me dejaron aprendizajes vitales, pues finalmente se tradujeron en mi búsqueda de paz mental. Alejadas de todas ellas, he alcanzado un nivel de tranquilidad que desconocía. A veces la histeria, el estrés, la angustia y la ansiedad se vuelven parte de la vida, ingresas en el inconsciente colectivo de que la vida también tiene estos componentes como parte de ella... lo cual no puede ser más enfermo, y sí, termina siendo eso, algo muy enfermo. Terminas convirtiéndote en parte de una ecuación macabra dónde no se sabe quién es el más enfermo.

¿Dolieron algunas pérdidas? Claro que sí, sobre todo de las que pensé eran mis amigas. Qué fácil es reclamar a otros lo que supuestamente nos hicieron y qué dificil es mirar el daño que causamos. Qué fácil es reclamar a otros lo vulnerable que estamos, el poco apoyo recibido, la incomprensión manifestada, cuando no se dan cuenta que nos jodieron antes, mucho antes con sus impertinencias y reclamos cojudos. Supungo que la empatía es algo no desarrollado en la mayoría de la gente, incluso de las letradas, es una lástima.

Es verdad que ahora vivo apartada de mi país, mi sociedad, mi familia, de mi trabajo y todo lo que me era muy conocido desde hace más o menos 5 años; sin embargo ha sido lo más saludable para mí. Y a la distancia, no solo se tiene mejor perspectiva, sino que se mantine y conserva lo que vale la pena y sin duda quienes están ahora en mi vida son los que tienen que estar. No necesito más. Puedo afirmar que me he quedado con un selecto grupo de gente donde el cariño, la comprensión y la buena onda es de doble vía.

jueves, 3 de abril de 2014

Sí que he estado ocupada...

En estos primeros meses del año he hecho muchas cosas. La primera de todas fue ir a Perú por 18 días, mi viaje más corto, pero volveré en junio y por un mes como mínimo con mi esposo, lo cual me consuela. Lo otro fue que bajada del avión ingresé al college, lo cual me tiene loca porque vengo reforzando duro y parejo mi inglés. Debo indicar que me encanta leer y escribir en inglés más, pero hablarlo, ay carajos, como me cuesta. No es solo timidez o mi muy acentuado inglés hablado por una latina, es solo que me cuesta ordenarme para hablarlo mejor. Soy realmente torpe... en fin, es cosa de acostumbrarse. Lo otro es que apenas emepecé a las dos semana, empecé a manejar solita, solita y con licencia pero solita... eso asusta... es mucha responsabilidad manejar... a veces llego con migraña a mi casa por ello. Debo concentrarme y hacerlo bien, entrar al freeway, que me da terror. Actualmente, solo manejo de ida y vuelta al college o al gym o al market pero no me atrevo a más, me paniqueo mal... supongo que poco a poco...

Hay varias cosas que aprendí a edad madura: nadar y manejar... ambas cosas fueron muy difíciles en su momento, ahora nado con menos temor que antes, incluso en la piscina de la YMCA que me aterra porque en uno de sus extremos no llego a pararme, pero voy practicando cada que puedo; así me supongo que perderé poco a poco el terror al manejo, para que quede solo en miedo que como me dijo un buen alumno, simpre es bueno tener para estar alertas y no cometer una imprudencia.

Ando en spring break, ya está acabando y tengo mucha tarea y trabajos del college que no solo no he terminado sino que no he empezado, lo cual es peor... buuuuaaaa.... he flojeado con ganas esta semana... espero avanzar hoy... espero...

jueves, 2 de enero de 2014

2014: Nuevas metas, buenos propósitos y abandonos.

Hoy se inicia el año oficialmente, es jueves y es laboral. Hoy todo se reactiva, menos yo que mi camioneta me ha dejado varada con mis buenas intenciones de empezar el año ejercitándome... es una vaina estar sin carro y CON licencia en este país. En fin, al mal tiempo buena cara. Al menos el tener licencia de conducir es una meta cumplida, que había sido largamente postergada.

Otra meta fue que empecé a estudiar pero la frustración no se me quita, eso ya tiene que ver con lo lento que voy y esto tampoco tiene que ver con que ando sin carro.

Los fines de año siempre me ponen de malas en los últimos años, mis metas son pocas, a veces las siento básicas a pesar de estar por cumplir 40 y creo que por eso mismo. Al estar por cumplir 40, yo debería tener otras metas, otro tipo de metas, mejor trabajo, más estudio a nivel de mejoramiento profesional... es impresionante cómo puedo ser tan inconforme. No sé si es naturaleza humana o es naturaleza de Dally el que esté pasando por esto.

Mejor compañero de vida, no puedo tener. Mi esposo ha sido paciente con todo lo que nadie se pueda imaginar... ha sido y es muy paciente, comprensivo, amoroso, protector... pero no tenemos hijos y este ha sido un tema que nos ha consumido mucho los últimos 4 años. Hemos llegado a nuestro límite y la vida sigue. Las últimas semanas del año he estado recolectando las "buenas cosas" de no tener hijos y sí que hay varias. Ahora, debo poner en práctica la actitud positiva de no tenerlos. Esto toma su tiempo, no es tan sencillo, decir es una cosa y hacer es otra.

Este año lo empiezo diferente, ya tengo licencia de conducir gringa, ya estudio en el college, es un gran avance.

Viajaré a Perú en quincena por solo 15 días, será mi viaje más corto en toda la vida. Al regreso, me integro al estudio. No sé si al manejo, pero paciencia... no puedo evitar pensar, si hubiera sabido... paciencia.

Metas concretas este año:
- Pretendo terminar el ESL, y empezar cursos... hasta llevar matemáticas, qué mello... jajajaja
- Pretendo aplicar a voluntariado para la escuela primaria que está cerca a mi casa para el año académico que viene.
- Pretendo nadar tres veces a la semana por mínimo 30 minutos.
- Pretendo bajar de peso full.
- Pretendo mantenerme en contacto con los que quiero aunque ellos no quieran... jajajajajaja...
- Pretendo no ocuparme de las cosas que me han molestado los últimos días.
- Pretendo soltar el tema de siempre, el que me ha ocupado los últimos 4 años sin dar explicaciones. Él y yo sabemos por qué y eso es suficiente. Dios también sabe y pues... ni para renegar. Se desperdicia tiempo y energía.
- Pretendo dejar las medicinas este año.
- Pretendo tomar clases de manualidades y/o ser autodidacta y hacer cosas simpáticas para mis sobrinas y sobrinos.
- Pretendo escribir más y leer más, más en inglés que en castellano pero hacerlo. De hecho ver más tele en inglés también.

Vamos a ver cómo me va...

lunes, 2 de diciembre de 2013

La odisea de sacar mi "driver license", secuela en USA.

Es un hecho que me pone nerviosa estar detrás del volante, me reafirmo en decir que uno debe aprender a manejar desde chibol@, yo aprendí mayorcita y cuesta... como cuesta aprender un idioma o mejorarlo... o a nadar, cosa que aprendí mayorcita también.

En fin, aquí la cosa fue horrible. Está visto que lo mío es pasar el escrito a la primera, así lo hice. La vez anterior, que fue hace dos años, lo pasé a la primera, pero solo hice dos intentos del examen de manejo y ya para mi tercero tuve que viajar a Perú... no quise volver a intentar pues la idea de comprar otro carro era muuuuuuuuuuuuuuuuy lejana, aunque necesaria... pues al malograrse la camioneta surgió la necesidad de un carro nuevo, esto ayudó.

Comenzando mi ciclo del college, mis sobrinas me llevaron a dar el examen escrito al DMV y lo pasé, mientras podía manejar con alguien que tuviera licencia sin problemas; pero sola, ni fregando. Ya casi al terminar mi ciclo, mi esposo compró el auto que necesitamos y fue con ese que me aventuré a dar el examen de manejo, mismo que pasé sin esperarlo. Una cosa es darlo en un circuito cerrado y con observadores; otra es darlo en la calle con un observador al lado y que encima te dé las indicaciones en inglés... decidí relajarme y pensar que tenía dos chances más y que apenas estaba entrenándome con el auto nuevo... pasarlo ha sido casi como sacar una maestría, ahora podré desenvolverme sola en LA, esto sí es asombroso. Ya arreglamos la camioneta, hoy planeo limpiarla y mañana estoy decidida a volver al gym luego de dos semanas de preocupaciones intensas. Espero sobrevivir en las calles americanas, nunca pensé que lo lograría, me da gusto ver que avanzo en este país.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Hoy en mi días

Que profundas podemos ser las mujeres en nuestros días... recuerdo que mi abuelita y mi mamá cuidaban mucho que no "publicara" que estaba con mi regla... ahora es muy normal hablar y publicar hasta en Facebook si estás en tus días, no sé si como medida de prevención a los que te rodean o simplemente como mera catarsis, como un hecho que te ayude a sacar de ti todo ese mar de emociones.

No sé si sea la única a la que la regla la deprime, a mí me tira al piso y ando en pijamas todo el bendito día, al menos eso me ha pasado desde julio de este año... antes tenía que ir a trabajar o estudiar o tenía algo que me obligaba a seguir... ahora mi mundo es condecendiente, tanto, que hasta mi esposo me atiende todo el día en mis antojos, dolores, sollozos...

Los días en que corre mi riachuelo rojizo, pesan más que si se saliera el Mar Rojo y a borbotones salen de mis ojos las aguas del Niágara... La sensibilidad es lo que me saca de quicio, en "estos días" el Niágara se asoma y trae, ojo, no se lleva, trae recuerdos perdidos, deseos incumplidos, miedos, muchos miedos... ese Niágara desgraciado no me la hace fácil, me bloquea y acaba conmigo y el poco de cosas que había planeado hacer y sigo procastinando... me he vuelto una calamidad...

Los días pasarán y sé que ese rojizo riachuelo dejará de correr hasta dentro de unos días y quisiera prepararme para que sea menos desastroza su llegada, no quiero caer como todos en no estar preparados frente a un fenómeno natural eminente y devastador. Quiero que me coja protegida y preparada...