jueves, 27 de octubre de 2011

Fe

Dios está en todas partes y se manifiesta de muchas formas, si nos olvidamos de Él en algún momento, Él jamás se olvida de nosotros. Siempre he recurrido a Él en momentos críticos de mi vida, algunas veces me he sentido abandonada por Él, cosa que me sirvió para justificar mis pecaods, pecadillos y pecadotes; otras veces, más ahora, trato de agradecerle más que pedirle, no dejo de pedir (soy humana pedilona de pequeños y grandes milagros en mi vida, uno ocupa mi vida, los pequeños son las añadiduras en realidad)... Pero como decía... Trato de agradecer más... O de por lo menos no solo acordarme de pedir sino también de agradecer... La vida en mis últimos 5 años, la vida que Dios me ha dado, ha sido una lección grande para mí, ha tenido milagros grandes, llenos de amor, como el estar convencida de que tengo la gran bendición de estar casada con el amor de mi vida, en estos tiempos de divorcios y cero compromisos, estar al lado del amor de tu vida es un milagro... Yo lo vivo. La vida que Dios me ha dado me hecho ver cómo mis padres se han fortalecido como pareja y se aman y los pleitos de ayer dejaron de ser para solo verlos andar juntos de la mano y más cómplices que nunca. La vida que Dios me ha dado incluye muy buenas amigas, hoy hermanas, con quienes comparto mis alegrías y mis tristezas... Las adoro y agradezco su amistad y confianza. La vida que me está dando Dios, se está fortaleciendo cada día en su palabra y la oración; en la paciencia, en la fe que le tengo.

viernes, 21 de octubre de 2011

La vida es una hermosa montaña rusa...

Sé que a lo largo de mi blog he tenido post absolutamente dramáticos, dolorosos, intensos; caragados de ansiedad, de temor, de miedo, de pánico; siendo sentires mediáticos y muy fuertes en el momento que se vivieron, siento que fueron emociones aceleradas, sin filtro, ni sentido común... Sé que las emociones se sientes, no se piensan... Pero soy adulta y no debería dejar a mis "malas emociones", a aquellas que me destruyen, fluir, no debería darles rienda suelta. Debo de controlarlas más y como diría mi esposo precioso, no hacer una "una novela" en mi cabeza. Debo esperar a que las cosas se den para dar mi respuesta. Mi mayor problema radica en que siempre he querido estar preparada para lo "malo", para lo inesperado, con el fin de que no me caiga al dolor o al mal momento con todo... Pero está mal, lo sé... Además a mi edad, ya no hay prisas y lo que tenga que ser, será. He estado, bueno, hemos estado tras un propósito, y este no se ha dado, nos vamos a jugar con la naturaleza en contra y por ratos pienso en que por mirar adelante, me olvido de mirar al costado, y que si diera una ojeadita atrás me daría cuenta de cuánto costó llegar a mi ahora. Mi ahora es muy bonito, mi pareja es mi compañero y está siendo poco a poco mi mejor amigo (no es fácil hablarle al esposo de ciertas cosas, pero es maravilloso cuando se logra)... Es mi amante, es mi cómplice... Creo que pocas mujeres, casadas o no, tienen esta suerte de la cual gozo y disfruto día a día... Despertar con una sonrisa o acostarme con una carcajada es una bendición, yo la tengo. Gracias, Dios. Aceptar la vida con sus devenires y milagros es de seres privilegiados, ando trabajando es convertirme en uno de ellos... Soy de las que reniegan de lo que me falta, pero hoy no... Y quise vivirlo intensamente, hoy quiero y agradezco lo bello que tengo en la vida, lo bueno que Dios ha puesto en mi camino, lo maravilloso que es y será compartir con el amor de mi vida lo que viene de camino, porque ya sea con hijos o sin ellos, disfrutamos de nuestra mutua compañia y esto pocos lo tienen... Yo me siento bendecida de que Dios me haya hecho tropezar con el amor de mi vida a través del chat porque cuando vivió al frente de mi casa todavía no era el momento... Es una maravilla lo que Él ha hecho por mí. La vida tienen sus altas y bajas, con pausada marcha o con vertigo arrollador, solo está en nosotros saber que todo pasa, que lo malo no estará por siempre y se irá dejando lecciones aprendidas; que lo bueno tampoco estará por siempre y que hay que disfrutarlo mientras dure. Difícil, muy difícil pero hay que respirar y tomar las cosas como vienen...

viernes, 7 de octubre de 2011

Otra vez alejaditos.

Estamos alejados otra vez solo que no es igual que siempre. Estamos mejor que nunca, más unidos, más felices, más bendecidos. Dios ha sido generoso con nosotros, nos devolvió el amor y en este tiempo la esperanza y la fe. Por todo esto le doy gracias cada día. Su generosidad ha sido inmensa y sin embargo, pido más, un poco más. Te extraño mucho y por eso te tengo presente más presente que nunca, con tu sonrisa y tus bromas, con tus ojos hermosos y tu cara de niño, con tu buen corazón y tu alma maravillosa. Te amo más que antes, más que siempre... Me acurrucas el corazón con tus palabras, con tus mimos. Gracias a Dios, sabemos que estaremos juntos pronto y espero, no con mucha paciencia, a estar a tu lado. Un besote, precioso.

martes, 4 de octubre de 2011

En cese

Es oficial en esta visita a la Lima de mis amores, estoy en cese. Oficialmente no laboro en Lima, me quedé sin chamba, de vacaciones tampoco estoy, siento que solo vacacionan los que tienen trabajo formal, y yo ya no lo tengo. Ayer que recogía el documento que ponía fin a mi trabajo de 11 años, 1 mes y un día (jajajajajajajaja... Así decía, por si acaso) pensaba en que sería sensacional que no tuviera error alguno... Sin embargo ahí estaba, en la fecha de nacimiento: 02/04/1974... Nunca escribirán nada correctamente... Decidí dejarlo, tengo más trámites que hacer en base a ese papel y poco tiempo, así que... Ni modo... Me emociona pensar en los planes que tenemos juntos, en los sueños que nos faltan concretar... En todas esas cosas que deseo hacer y alcanzar... Dios nos acompañara en todo el camino que nos falta juntos, tal como nos ha venido acompañando a este punto... Solo hay que mantener la fe.