jueves, 14 de febrero de 2013

"4 El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. 5 No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. 6 El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. 7 Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta."

Hoy 14 de febrero estoy especialmente cariñosa, hoy solo tengo recuerdos bellos de nuestra larga relación, la más larga y duradera, la más larga, duradera y verdadera que haya tenido, tengo y tendré en mi vida.

Hoy solo quiero agradecerte que estés en mi vida, que me hayas soportado en mi proceso de migración, de soltera a casada, de hija a esposa. Sé que no ha sido fácil porque desde que reapareciste en mi vida para ser el amor de mi vida (debo admitir que no me la creí) fui tímida y algo desconfiada, creo que bastante: Un amor a la distancia que resultara ser sólido, real, verdadero es difícil de creer. La gente mala, que nunca falta, decía que amor de lejos... (te lo dejo)... y yo solo esperaba cuidando mi corazón... y tú seguiste "al pie del cañón"... y que todavía, en ese entonces, nos faltaba vivir tanto; y siguió existiendo gente mala y entrometida.

Cuando nos casamos, tampoco lo podía creer; fue también algo difícil para mí. Sí que no he sido fácil ni como enamorada, ni como novia, ni como esposa... lo siento, perdóname y sígueme queriendo como hasta ahora, "al infinito y más allá".

Hay veces, y son muchas, que siento no me merezco todo el amor que me das y que en este último año y meses me has demostrado con mayor intensidad, muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiiisima paciencia y esa enorme capacidad de perdonar cada error que cometo, muchas gracias por todo ello, también gracias por hacerme reír cada día antes de dormir, por abrazarme cada noche, por abrigarme con la frazada al volver del baño en mitad de la noche, por soportarme...

Ay, mi amor, solo Dios sabe todo lo que nos hemos perdonado: errores pequeños tuyos, errores grandotes míos; gracias por haberlo hecho. Gracias por todo lo que me das cada día, gracias por quererme "con todo y hueso", gracias por cada beso al despertar, por los detalles que me das cada día, por los proyectos que hacemos juntos en casa, por comprar mis toallas higiénicas y mis pastillas cuando el cólico no me deja vivir, por los paseos, por ver videos en you tube, por el vino, por el cine, por la risa, por el llanto... pero sobre todo gracias por el perdón, por la confianza restaurada, por la capacidad de olvido y por el amor demostrado con todo ello.

Gracias a Dios por haber permitido que nos encontremos y reencontremos en este camino que vamos construyendo y reconstruyendo; gracias a Él por el perdón, por el olvido, por el amor y por la certeza de que vale la pena seguir unidos.

Te adoro mi vida.

Siempre tuya.

Dally

No hay comentarios: