miércoles, 25 de enero de 2012

Quiero ser mejor...

Quiero ser mejor, cada día que anochece me digo a mí misma:"Mañana será un día mejor, mañana lo haré mejor que hoy". Luego, llega ese mañana prometido y vuelo a lo mismo: al desgano, a la incertidumbre, a la duda, a la culpa, a la desazón, al miedo, al terror... A la reflexión y al negativismo.

No quiero nada negativo a mi alrededor, ni dicho, ni pensado y menos actuado... Hoy casi peleo por suponer cosas negativas, quiero que seamos positivos porque para negativismos tengo suficiente con el mío. Me asusta que las cosas no hayan salido como lo deseamos, me asusta y me da cólera... Y ahora que se abre otra posibilidad, otro intento, no sé que hacer, mi poco positivismo se fue en el anterior, ahora tengo más miedo, menos esperanza pero aún me queda fe, espero no me abandone... Cuento los días y se presenta una hermosa oportunidad en un hermoso momento: lindo comienzo y lindo final... Quiero positivismo, sin extremos, a mi alrededor aunque yo esté deprimida y negativa... Quiero más fe de la que puedo tener, más esperanza de la que puedo esperar y un milagro que agradeceremos eternamente.

No prometeré nada mañana, solo despertaré y haré lo que toca... No quiero contar los días más, solo deseo que pasen y llegue el tiempo, tiempo que espero Dios considere correcto, tiempo que espero esté de acuerdo porque se me va la vida, se me escurren los años y a él, el de los ojitos alegres, se le va la esperanza de a poquitos a través del aguita de sus ojos...

1 comentario:

Anónimo dijo...

animos no te rindas