sábado, 31 de diciembre de 2011

Cuenta regresiva...


Contar desde 10 a 0 es común para alguien que será operado, es ese conteo el camino a su inconsciencia que le quitará el dolor de la extracción del mal que lo aqueja, en ese espacio se pasa de estar despierto a estar dormido para que algo que está mal sea extraído, para que algo que no funciona bien sea compuesto, para que se resuelva el problema.

Contar desde 10 a 0 es común en las investigaciones de la NASA, justo cuando va a partir la nave hacia una misión, hacia un nuevo descubrimiento, hacia un planeta lejos de la Tierra, lejos, muy lejos; hacia donde están los sueños; las creencias se concretan o se desbaratan, hacia la búsqueda de otra vida, de una nueva vida, de una vida diferente a la humana, ya sea por curiosidad o por aburrimiento, se sigue en la búsqueda.

Contar desde 10 a 0 es común al iniciar una competencia, pequeña o en serio, donde siempre hay una ganador y un perdedor; a los que se enumera y donde el 1 es el primero en llegar o alcanzar la meta de la mejor manera; y el último, si es que llega, se convierte en el que lo logró a pesar de las adversidades.

A veces creo que ando en cuenta regresiva, no camino a la muerte, pero sí en tiempo de espera; en tiempo de oportunidad… cada conteo al llegar a 0 se está convirtiendo en un pequeño logro; pero ambiciono más, quiero más… 

Hoy estamos en cuenta regresiva dejando atrás al 2011: un año lindo para mí, a pesar de algunas peleas, algunos sueños rotos, algunas decepciones, algunas realidades crueles y tristes, algunas ausencias, algunos fracasos... sí se me va un lindo año porque amé mucho y siento que me aman así de tanto, porque tengo amig@s sincer@s: leales, comprensivos, que me han demostrado su cariño y amistad en este año algo difícil para mí... fue lindo porque mis papis fueron mis papis más que nunca y lo serán por siempre y yo será su hija, siempre mimada y querida... fue un hermoso año porque mi esposo estuvo conmigo cerca y lejos, con sus bromas al acostarme y despertarme, con su optimismo y entusiasmo para hacerme sentir no solo amada sino viva... fue hermoso porque Dios me demostró su poder y sé que sin Él nada se puede... fue hermoso porque hubo muchos detalles de gente recordada y querida para mí: mis exalumnos... me siento agradecida por esas manifestaciones de afecto sincero a pesar de los años... fue hermoso porque viví alegrías y tristezas y por ello entendí mejor en qué consiste la vida...

Hoy llegaré a las 12 para decirle adiós a un lindo 2011 y deseando que el 2012 sea un año más lindo aún... lo inicio con esperanzas nuevas, con sueños nuevos, con metas nuevas... sí, porque podrán, algunos, ser los mismos pero con más fe y con más esperanza y con más ganas de que se cumplan... 

Como dice mi amado: El 2012 será mejor... mucho mejor... y sé que con la ayuda de Dios así será.

¡Adiós y gracias, querido 2011! 

¡Bienvenido 2012!

No hay comentarios: