viernes, 7 de octubre de 2011

Otra vez alejaditos.

Estamos alejados otra vez solo que no es igual que siempre. Estamos mejor que nunca, más unidos, más felices, más bendecidos. Dios ha sido generoso con nosotros, nos devolvió el amor y en este tiempo la esperanza y la fe. Por todo esto le doy gracias cada día. Su generosidad ha sido inmensa y sin embargo, pido más, un poco más. Te extraño mucho y por eso te tengo presente más presente que nunca, con tu sonrisa y tus bromas, con tus ojos hermosos y tu cara de niño, con tu buen corazón y tu alma maravillosa. Te amo más que antes, más que siempre... Me acurrucas el corazón con tus palabras, con tus mimos. Gracias a Dios, sabemos que estaremos juntos pronto y espero, no con mucha paciencia, a estar a tu lado. Un besote, precioso.

No hay comentarios: