domingo, 12 de junio de 2011

¿Negación del racismo y clasismo existente en la sociedad limeña?

Actualmente hay una escandaloso y "sorpresivo" aullido con respecto de los comentarios vertidos en las redes sociales después de la elección del nuevo presidente. Este hipócritamente sorpresivo aullido proviene de gente que siempre ha negado lo que para mí ha sido siempre OBVIO: La existencia del racismo, clasismo y discriminación de la sociedad limeña.

La gente dice: "No le encuentro sentido a series como "Al fondo hay sitio"; eso ya no hay". Claro, y cholean, negrean y "pasteurizan" (llamando así a los cholos menos cholos, a su patético criterio) a todo el mundo. Algo que nunca he admitido es negarme hipócritamente la existencia de ello, a pesar de que tenía un amigo que disque "Estás equivocada, Dally, ya no hay eso en Lima". Decía esto porque argumentaba que "el rey de la papa" tenía a su hijo en una de las mejores universidades de Lima, y yo le decía, será un gran profesional si lo sabe aprovechar; pero será "el hijo del rey de la papa" como tú mismo lo acabas de mencionar. No pues... eso es clasismo y es obvio desde el nickname impuesto... joder...

He estado eliminando a alumnos, exalumnos y hasta parientes del facebook porque se han expresado de manera baja y hostil hacia a los menos favorecidos del país; gente que los han tildado de egoístas por no pensar en que un cambio de modelo de económico traerá consecuencias nefastas. Yo pienso: "¿Se habrán puesto a pensar que los egoístas son ellos por solo ver sus propios intereses (el dichoso modelo económico que les permitirá seguir manteniendo su "estilo de vida")?". Supongo que no, porque consideran egoístas a los otros, a los que piensan diferente y que tienen, por qué no, derecho de ver sus propios intereses también, que son menos mezquinos, pues se preocupan por lo básico: Tener qué comer.

Por otro lado, he notado el tema de los rojos - izquierdistas - "terrucos". Debo señalar que me considero de centro pero que mi visión social no está cegada y no creo que el tener una visión más amplia que mi propia vida me haga ser izquierdista o roja y menos terrorista; lo que sí, algo más humana y consciente que la gente que me rodea.

A mis 36 años (aún) quiero ser más sincera conmigo misma y no ser la tolerante tonta que solo escucha y calla o lee y calla. Quiero expresar mi opinión divergente ante temas tan delicados como estos porque la tolerancia es una vía de doble sentido que implica escuchar y ser escuchados aunque discrepemos. Me niego a ser tolerante en el sentido de que deba escuchar y soportar comentarios racistas, clasistas, machistas y discriminadores. No creo que soportar ello sin refutar argumentativamente sea ser tolerante. Creo que debo decir lo que pienso y defenderlo, no por convencer al otro sino simplemente porque también tengo algo que decir.


2 comentarios:

Backup de mi memoria dijo...

Muy bien Dally, tu voz y compromiso son saludables. Un beso

Anónimo dijo...

si tienes razon en todo cuando salio electo ollnata me di cuenta la cantidad de gente pobre que hay en mi pais que relamente yo ignoraba, porque ellos son lo s olvidados espero que ollanta los ayude.