domingo, 16 de enero de 2011

Un propósito del año oculto

En mi lista de propósitos está el viajar por lo menos 2 veces al año fuera de donde estoy, y ya voy una. Nos fuimos a San Francisco con mi esposo. Lo que este viaje significaba más que hacer turismo era ver a dos mis queridas amigas a quienes extrañaba horrores: Ivette y Erika quienes junto a Erich y Felisa nos hicieron EL VIAJE del año.

El propósito era verlas, se las debía y me las debía. Había pasado mucho de no verlas desde la última vez y ya era hora del reencuentro. Fue genial, fabuloso, extraordinario.

Este viaje tuvo de todo: paseos, risas, recuerdos, risas, fotos, risas, trago, risas, comida riquísima (que debo admitir no creí posible pero sí), risas... y sobre todo excelente compañía y más risas.

Marlow y yo la pasamos genial, hacía muchísimo que nos hacía falta un cambio de aire tan rico y sabrosón como el que nos dimos, fue precioso...

Primer propósito oculto del año cumplido: visitarlas pero agregaré otro que no será oculto: Irlas a ver antes de que acabe el 2011. ¡Qué Dios me ayude a cumplirlo!

Gracias por todo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

AY!!! que linda! la verdad que si fue super lindo, lo unico que malogro fueron los horarios del trabajo pero de por si todo salio super mono.

Los quelo muxo. Y esperemos que nos veamos otra vez. Ya sabes que tienes otra casa por estos lares de la bahia. Saludotes a Marlow. 8D

- miki