miércoles, 1 de diciembre de 2010

M... mi primer ENAMORADO

Cuando conocí a M, me pareció un chico educado, formal, dulce, simpático... me encantaba. No era muy guapo (según mis amigas) pero para mí lo era. Además de estudioso y muy empeñoso.

M, es primo de mi mejor amiga E (amiga de toda la vida, todita, toda). No sé como me atreví a tener enamorado cuando estuve en 4to. de secundaria, llevaba como más de dos años sin tener nada con nadie y me gustaba dedicarme a mis cosas, sin tener que ocuparme de nada más. Lo acepté porque realmente movía mi mundo, sus atenciones y su forma de desvivirse por mí, me quería mucho y nuestras conversaciones eran tan naturales y fluidas, él me quería tal como era, y a mí él me fascinaba.

Cuando estuve a punto de terminar con él porque en vacaciones de medio año no lo veía y esa vaina de la distancia y el tiempo hacen yaya... mi amiga propició un encuentro entre los dos, lo vi, hablamos como si nada hubiera pasado y me besó como nunca me había besado hasta entonces... así que olvidado el asunto de terminar. Se portó gentil y caballero como siempre.

Mi relación con M terminó porque mi mami nos pescó en la esquina de mi casa, sin besarnos ni nada, solo hablando y eso a mi mamá no le gustó, desde ahí me tuvo más controlada que nunca en la hora de llegada a casa y en mi notas y en mi conducta... cómo jodía... jodía y jodía... pobre de mí si andaba distraída... así que finalmente terminé, la presión jodida de mi madre es algo que no soporté por más que mantenía mis notas... le daba lo mismo, al más mínimo error, jodía...no pude más. Terminé con él y pensé que las aguas se apaciguarían pero no... así que no hubo retorno.

Pasado el tiempo, lo vi un par de veces más y le hablaba con la naturalidad del "como decíamos ayer.." sin ningún indicio de nerviosismo, ya mis juveniles actitudes habían cambiado a tono más natural y apropiado a mis veintes... y él, seguía siendo un caballero y el hombre gentil que recordaba. Ojalá no le toque una aprovechada, manipuladora, mala mujer como pareja, se merece lo mejor.

2 comentarios:

Lis Arévalo dijo...

Jijijiji, qué bonito recordar a ese primer noviecito...
Me dan ganas de escribir leerte :D

Luis Chávez Lara dijo...

Buen relato Dally, de alguna manera a todos nos gusta recordar esas experiencias juveniles. En mi caso mi primera enamorada, a la cual quería mucho, me engañó y me vio la cara de tonto. Después de que la disculpé regresamos y me volvió a engañar. Eso produjo que yo fuera un desconfiado pero todo perdonado. Aunque ya no la veo guardo un bonito recuerdo de ella.