martes, 30 de noviembre de 2010

"No puedo de lejos"

El día jueves tuve una cena familiar con mi suegra, mi cuñada y sus hijas (una de 17 y la otra de 15).La menor estaba como siempre risueña, alegre, juguetona... se parece horrores a mi esposo... en fin, lo cierto es que estaba igualita, como siempre.

Durante la cena, la mayor mencionó que hacía unos días mi adorada quinceañera había terminado con su enamorado, su primer enamorado... mi esposo y yo, sorprendidos, la interrogamos y "exigimos" una explicación, es que el chico nos cae bien y es nuestro vecino. Ella no soltaba prenda, así que de momento mi esposo y yo empezamos a improvisar la lista de frases "célebres" para terminar a una chica o chico.

Empezamos:

- "No eres tú, soy yo. No estoy preparado para una relación seria".
- "Eres una chica fabulosa, muy buena. No mereces estar con alguien como yo. Mereces a alguien mejor".
- "Me he dado cuenta que solo te quiero como amigo. En serio me gustaría sentir diferente".
- "Eres el mejor hombre que he conocido pero solo te quiero como amigo".
- "Creo que debemos ver a otras personas".
- "No es un buen momento para mí, tengo demasiados problemas en casa".
- "Creo que debemos separarnos y si el destino nos vuelve a juntar será para siempre."
- "Estoy enfermo, me voy a morir, no quiero que sufras a mi lado".

Mi sobrina mayor no dejaba de reirse y mi esposo se retorcía de sus anécdotas, y yo de las mías era risa y risa, ahora, en su momento, como lo dije en ese momento, y mi esposo lo admitió también: la ruptura dolió, como algo físico e inexplicable, dolió... ahora solo son frases que nos hacen reir y que esperamos ninguno de los dos pronuncie jamás.

En el trascurso de las risas y las anécdotas y de admitir que tuve varios enamorados, ante la presencia represora de mi suegra, mi sobrina se animó a decirnos y soltó la razón: "No puedo de lejos". Resulta que como se muda a una ciudad que está algo lejos, siente que no puede sostener una relación de pareja a la distancia. Cuando lo dijo, mi esposo y yo nos miramos y mi sobrina mayor soltó: ¿Cómo hicieron ustedes? Y la menor se sumó a la pregunta.

Mi esposo solo dijo: "No fue nada fácil que volvamos a estar juntos, ha dolido el separarnos, y todo lo sucedido; luego de más de un año de haber retomado nuestro matrimonio podemos decir que todo está superado y que al fin caminamos en el mismo rumbo, pero aún requerimos paciencia y comprensión el uno por el otro.

Yo solo analizaba la situación, las relaciones de lejos son complejas, muy difíciles de sostener en largo tiempo, el contacto del uno con el otro es necesario, a veces se siente como que no se puede más, pero si no estás sola en el intento de rescatar, de recuperar, de mantener, de seguir adelante... todo se echaría a perder".

1 comentario:

Lis Arévalo dijo...

Qué lindo que puedan hablarles a sus sobrinas de cosas así, a veces los chicos no pueden conversar con nadie de esos temas y se los quedan guardados y sufren mucho. :)
El amor de lejos no es posible si no se pone esfuerzo y si no se tiene madurez, pero si es un ,fuerte queda por ahí rondando y espera... :)