martes, 9 de noviembre de 2010

Mi primer beso... el de adeveritas.

Mi primer beso en serio, el consciente, en serio, de verdad; lo tuve entre los 12 y 13 años. El joven en cuestión: el primo de una amiga, no recuerdo su nombre, ¡Oh my...! Chispas, qué feo. No me acuerdo en serio. En fin, el joven en cuestión no era guapo, ni atractivo (ahora, a la distancia de los hechos soy bien objetiva)... estaba cerca y son de esas relaciones que surgen de la inercia, en un juego bobo, no recuerdo si fue el mismo de mi niñez: "La botella borracha", el hecho es que nos lo dimos, él me gustaba y mucho; y al parecer yo no le era indiferente, lo certero es que ese beso media luna se dio. Se llamaba "Media luna" porque la indicación del beso dentro del juego era que no fuera con toda la boca, solo con "la mitad"... jajajajajaja... como si fuera posible. Lo curioso es que cumplí con el requisito, no le di mi boca completa, él sí me besó con todo su boca.

Ese beso fue muy lindo, sentí las famosas "Mariposas en el estómago", nos gustábamos. A los dos días me lo dijo y además me pidió estar con él, yo le dije que no. Tratamos de estar juntos y ver qué pasaba por las semanas  que se quedaba en Lima pues se iba a su tierra y se supone que volvería el siguiente verano, no recuerdo si fue así, pero si recuerdo que el siguiente verano tuve otra historia, muy complicada e intensa... jajajajajaja... mis 13 y 14 años fueron algo turbulentos... jajajajaja...

Al poco tiempo que se fue, recibí una carta de él, la recuerdo claramente porque fue la primera carta que recibí de algún enamorado o pretendiente, y fue muy tierna. Decía que me extrañaba y que mantuviéramos el contacto, yo le escribí de regreso. Solo una carta de ida y una de vuelta. Nos olvidamos despacito, sin dolor y con buen recuerdo.

No recordaré su nombre pero sí los hechos que lo consolidaron como un amor platónico adolescente, tierno, inocente y puro.

1 comentario:

Javier Albines O. dijo...

Continua así de deliciosamente loca, amiga mía.
Un beso virtualpolime