jueves, 28 de octubre de 2010

El cumpleaños de Ally Mcbeal

Cuando Ally cumplió años en la cuarta temporada se encontraba con Larry, el segundo y definitivo amor de su vida (al menos en la historia de la serie). Como siempre no quería que se celebrara ycomo siempre Elaine sí quería, sobre todo porque se lucía en el canto.

El caso es que en el dichoso cumpleaños Ally no se sentía normal, es más se sentía vacía, cosa rara considerando que estaba con el amor de su vida. Esta parte me resulta incomprensible porque puedo comprender que una mujer sea inconforme pero ella se encontraba en un punto en que lo tenía todo: amor, dinero y salud... además de un trabajo que disfrutaba plenamente.




Las mujeres pueden ser inconformes, pueden ser locas pero debe haber y de hecho creo que hay un momento en que la lucidez se impone, existe, se manifiesta en el momento oportuno dando paso a la inteligencia que nos caracteriza.

Ese deseo infinitamente insatisfecho de Ally me resulta frustrante, es como si recreara a la mujer como un ser inconforme hasta la eternidad, capaz de sabotear cualquier cosa buena que le suceda ante el más mínimo indicio de duda o ante un nimio problema. Este no es el tipo de mujer con el que deseo indenficarme y dudo que alguna quiera.

Ally nunca debió sorprenderse del abandono final de Larry pues ella ya lo había abandonado al sentir ese vacío que aun en su compañía ocupaba su ser. Ella ya había dejado todo, ya estaba empezando el autosabotaje, ¿qué más podía esperar de un hombre que como tal responde a estímulos que nacen de este tipo de mujer?

No hay comentarios: