Y al soplar mis 36 velitas...

Y al soplar mis 36 velitas pediré mi gran deseo...

Recuerdo que cuando le pedí a Dios al amor de mi vida, lo llamaba así desde que cumplí los 30, en cada lugar sagrado o pagano, de santos, vírgenes santificadas o lugares sagrados o alguna tradición popular, por donde iba... cerraba mis ojos y pedía que el amor llegue a mí, y así fue. Vino en él, mi compañero, mi amigo, mi esposo.

Pues ahora, convencida, decidida y biiiiiiiiien segura, tengo mi gran deseo, cerraré mis ojitos y aunque sea en un kekito y con una sola velita, prometo pediré mi deseo... si el amor llegó aquel año y en menos de uno; con este deseo será igual, estoy segura.

Llegarás porque te voy a pedir mucho, mucho, mucho... en todo lugar sagrado o pagano, de santos, vírgenes santificadas o lugares sagrados o de tradición popular... a donde vaya,a partir de hoy, estarás en mi mente... y sé que llegarás. Llegarás porque quiero que mi papito te disfrute tanto como nosotros, llegarás porque hace mucho que te esperamos, llegarás porque sabes que serás feliz y seremos felices contigo... llegarás para que todos te quieran, te mimen... llegarás.

Y también pediré por ti papito porque quiero que me dures todo lo que puedas y seas feliz por todo ello.

PD: Aquí regalito de mi hijito Johan...

Comentarios

Lis María ha dicho que…
Jueliz cumple amiga querida de mi corazoncito :)
Que todos tus sueños se cumplan!

Entradas populares de este blog

2016

Parodia literaria de la vida... (una aclaración, solo por si acaso)

Quiero que seas siempre mi amigo, mi compañero, mi amante, mi esposo, mi todo.