sábado, 15 de mayo de 2010

Extraño, no extraño...

Extraño bulla de la ciudad,
extraño estar tirada en mi cama horas viendo tele y enchufada a la lap,
extraño levantarme solo a comer los fines de semanana,
a veces, y solo a veces, extraño corregir exámenes,
extraño conversar en la mesa con mis papás,
extraño tomar un pisco sour con mis amigas,
extraño tomar una jarra de sangría con mis amigos,
extraño tomar un vino tinto con mis amigos,
extraño un buen cebiche, unos ricos anticuchos, un pan con chicharrón...
extraño mis viajes cortos y mis viajes largos,
extraño las vacaciones...

No extraño a la gente de mierda del trabajo,
no extraño a los padres apañadores,
no extraño a los alumnos flojos,
no extraño el tráfico,
no extraño a la gente envidiosa,
no extraño a la gente que desea lo malo a los demás,
no extraño los plietos inventados, las excusas absurdas, las palabras vacías,
no extraño las peleas sin sentido,
no extraño el odio, el rencor ni la frustración...

No hay comentarios: