jueves, 25 de marzo de 2010

Me ocupo de mí...

He abandonado mi blog, pero no del todo. He cambiado mi vida o mejor dicho, la he redireccionado. Me he ocupado de mí, de acomodar mis horarios, mis nuevas actividades, de inscribirme en clases nuevas, de aprovechar en crecer, de ordenar mis emociones y sobre todo de adecuarme a estar tranquila y en paz, sin trabajo estresante, sin gente estresante y metiche, y sin chismes ni mensajes negativos.

Es raro vivir en el otro lado del universo, es raro respirar un aire distinto, tan acostumbrada al tumulto, al caos y la problématica nuestra de cada día, esto es diferente.

Tengo problemas, de todo tipo: familiares, de pareja, de amigos, de hermanos pero son míos, de mi mundo; nada ya tienen que ver con los producidos por la mala intención de la gente, por la envidia de otros... ya no... es mejor poner distancia de esa gente porque se corre el riesgo de contagiarse de la podredumbre... y mejor que se mueran en su miseria, mediocridad y pobreza de espíritu.

Por ahora me ocupo de mí y mis nuevos planes y proyectos, alguno de los cuales sufrió una nueva postergación pero que ni modo... problemas hay pero cuando hay paz interior, tranquilidad en el ambiente que te rodea y existe gente que te quiere, todo se resuelve en el momento oportuno.

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que gusto volver a leerte.. después de mi ausencia..

Bello disfrutar de tus letras.


Un abrazo
Saludos fraternos..

Yared dijo...

Dicen que uno postea cuando en la vida real no pasan muchas cosas interesantes, antes ahora entendemos por qué no estabas en el blog. =(

Dally dijo...

Gracias Adolfo.

Yared, sí han estado pasando cosas unas interesantes otras no tanto; en general todo me mantuvo lo suficientemente ocupada y eso ha sido necesario. Gracias por visitarme.