lunes, 28 de diciembre de 2009

El telefonito es... una necesidad


Recordando a la tía Yola y acorde con el lío del sábado para el domingo de carecer de celular por pruebas relacionadas con la posibilidad de mantener tu número al pasarte de empresa... recordaba mis antiguos números celulares...

Cuando me robaron el primero, estaba en la combi y fue al toque apenas y me di cuenta... me compré otro al día siguiente. Aquel primer celular me duró 4 meses y el reemplazo con nuevo número me duró 4 años... qué loco de 4 meses a 4 años.

El tercer celular era bien chiquitito y me duró 3 años y pudo ser más si no se me hubiera caído al río cuando yo me caí al río... jijijiji... se ahogó el pobre durante el viaje de promo con mis chicos de 5to F... y estuve sin cel por un mes, luego me compré un Nokia lindo precioso, con cámara, mp3, radio... todito lo que jamás tuve en un cel... jijijij... me duró menos de un año... se me quedó o me lo robaron en el bus interprovincial de mi último viaje de trabajo en agosto, quedé sin celular 3 maravillosos meses... y ahora de estar en Claro me pasé a Movistar... no lo creí posible... pero lo hice y básicamente por cuestiones laborales... la chamba ante todo. Me he prometido comprarme un Claro por cuestiones familiares, pero antes de convertirme en una huachafa más de dos celulares, prefiero comprarme el celular de dos chips... así que compraré un chip con nuevo número, definitivamente.

Lo chévere de nuevo celular es que lo tienen pocos amigos y básicamente es laboral, así que pocas llamadas, pocos mensajes, vida más saludable.

Remontándome a cómo acabaron mis celulares debo señalar que solo llegué a anular mi primer número, o sea, llamé a Claro, en ese entonces TIM, y pedí anular el número; el segundo no lo anulé, simplemente murió, compré el nuevo y ya... el ahogado tampoco lo anulé, y el último tampoco lo anulé... supongo que los nuevos usuarios de mis celulares se habrán preocupado por hacer los cambios.

Cuando compre mi cel o chip Claro, lo pediré con nuevo número y obvio me reservaré el derecho de admisión como en mi Movistar.

Ojalá ese asunto del 1 de enero no joda la comunicación nuevamente... ay celular bendito cuán necesario te has vuelto... como dijo Yola: "El telefoniiiito eeess una necesidaaad...".

No hay comentarios: