jueves, 3 de septiembre de 2009

La mejor manera de vencer una tentación es cayendo en ella (2)

Ayer tuve la necesidad de empezar a explicar esta frase, tal vez esté todo dicho y al leer hoy el post me di cuenta de que solo me fijaba en las consecuencias y pasé muy superficialmente el hecho que justifica los medios.

La mejor manera de vencer una tentación es cayendo en ella, la repito y la ratifico. Considero que para llegar a ello, definitivamente se deben haber agotado todos los recursos de evasión o evitamiento; pero anto lo eminente solo queda ceder sin reparo y total entrega, pues sin remedio alguno solo queda disfrutarlo... aventarse, seguirla, pegarte bien duro... y si después de eso, queda el arrepentimiento piña y si queda satisfacción, genial... y si no queda nada, mejor... pues habrá sido solo una ilusión, un capricho absurdo... tal vez innecesario, tal vez muy necesario de satisfacer en el momento para sacar de uno aquello que jodía y no dejaba seguir.

Creo que cualquier medio que te permita salir del "atoro", del detenimiento en el que te encontrabas; vale, sirve, es útil... por eso de no importa el medio si lo que interesa es acabar con el tormento... se vuelvo una machiavélica cuando la estructura de las cosas se desbalancean y necesitan urgente un acomodo.

Hay veces que la vida exige de nosotros tomar decisiones drásticas y al encontrarnos en esa situación que nos pone al borde sin más elección, solo se permite, solo se deja... no vale pensar en después, ni en daños, solo es sobrevivir, ver qué pasa, qué tanto evitamos, ya no interesa ni uno misma, si sale dañada, si se pierde, si te pierdes... solo es salir, escapar... tal vez suene a darse por vencida, yo lo justifico como lo último, la medida extrema, la que está al final de las opciones luego de haber probado con todas las demás... ya cuando no hay más nada que hacer... cuando cedes a la tentación, cuando caes a ella, no es porque te dejes vencer... es solo que no hay más... y luego, al final de todo, cuando evalúas qué queda del hecho consumado, ahí, recién en ese instante, ves qué queda, quién venció... quién ganó... pero al fin acabó y ya eso es un pequeño triunfo...

4 comentarios:

Yared dijo...

Ahora sí lo entiendo, es algo así como "que explote la bomba de una vez, si de todas maneras va a explotar", pensé (en el post anterior) que tenía que ver con el de que a veces seduce lo que es prohibido, por lo mismo que es una tentación y cuando deja de ser tentación simplemente ya no es nada pierde atractivo.

Adolfo Payés dijo...

Excelente sentir en tu escrito esa explosión que necesitamos en el silencio..

Un abrazo

Saludos fraternos
Que tengas un buen fin de semana.

Kathy dijo...

Amiga de mis entrañas, dónde te metes. Sé que he estado medio ocupada, pero se te extraña.
¡Recupérate pronto!
Te mando abrazo por aquí, porque sé (creo) que a veces no te conectas al messenger.

Dally dijo...

Yared: Por un lado es que explote la bomba y por otro es lo que dices, amplié la idea en un último post.

Adolfo Payés: Gracias por tu comentario.

Kathy: AL fin establecimos contacto.

PD. Disculpa la demora en la lectura y respuesta.