miércoles, 9 de septiembre de 2009

Hace tres años atrás

Hace tres años me casé. Lo recuerdo y siempre lo recordaré porque hasta ahora es la única vez que lo he hecho, y menciono mi matrimonio religioso (me casé por civil el 7 de julio).

El matrimonio religioso es el que se marca, del cual se guarda el recuerdo por muchas cosas previas: los preparativos, la iglesia, el vestido, la recepción, las invitaciones, las fotos, las flores y demás... ah sí porque mi boda fue muy apoteósica, se podría decir que me casé "como jamás lo imaginé"... lo curioso es que en ambos sentidos se podría tomar la frase: por un lado bueno porque me case a lo grande, de una manera que no creí posible, en el lugar que alguna vez imaginé, en una linda iglesia, con un lindísimo vestido, con un carrito antiguo... fue hermosa en verdad... y por el otro lado, el malo, porque hubo un problemilla, que a pesar del término "illa" jodió el día más importante de mi vida... estuve de mal humor, algo frustrada y bastante salida de mis cabales... no disfruté mi fiesta ni la ceremonia... andaba en otro lado...

Lo curioso de lo acontecido, de aquel acontecimiento que empañó mi día feliz es que en la actualidad lo vea más claramente y realmente se haya consumido al término "illa" y haya dejado de ser un problema porque recién a estas alturas tengo la información, el conocimiento completo que me permite reírme del asunto y al mismo tiempo darme de golpes en la cabeza por bruta...

El asunto en cuestió, la respuesta hallada luego de tres años es haber aprendido a conocer al hombre con el que me casé, lo curioso es que aprendí a conocerlo separada de él, sí, así mismo como lo digo: Conocí al hombre con el que me casé estando separada de él y, a su vez, él me conoce más ahora. Esto ha sido posible gracias a que hemos atravesado las crisis, sí, todas juntas: la amorosa, la de la convivencia, la económica, la geográfica, la social... todas... y no las soportamos, no fuimos capaces de sobrevivir a ellas y decidimos separarnos apenas comenzado nuestro matrimonio. No sé si estuvo bien o mal, pero cada uno empezó a hacer su vida sin el otro y de ese modo empezamos a evaluar nuestras vidas (a solas y en compañía - a pesar de lo breve de nuestra convivencia-), nuestras ocupaciones, nuestras metas y sobre todo nuestros problemas, las diferencias que existieron y que aún existen, los errores cometidos en aquellos momentos y que aún cometemos. No todo es malo, creo que vale la pena rescatar el nivel de cariño, respeto y amistad que existe entre nosotros a pesar de toooooooooodo lo que hemos pasado, juntos y por separado. Él es un hombre inteligente, trabajador, guapo, muy tierno y sumamente amoroso; yo soy inteligente (en ocasiones bruta llevada por mis emociones mal direccionadas, no medito, no evalúo y la jodo), trabajadora, atractiva(según encuesta de amigos, ex y demás), no muy tierna (aunque alguien afirmó por ahí que resulto asfixiante...jajajaja) y solo amorosa... tiendo a mimar y consentir, cosa que no creo mala si sale del corazón hacia la persona que quieres... de los dos él es el soñador, yo la práctica; él desea, aspira, vuela (en el buen sentido de la palabra); yo piso tierra, evalúo, veo la realidad...

Hemos estado separados de cuerpo, no de alma por eso la comunicación ha seguido, aunque no muy frecuente como cuando éramos pareja, todavía se hace necesario saber que el otro está bien para quitarnos un poco la culpa que cada quien carga; no nos divorciamos porque no lo creemos necesario y a veces hasta pensamos quién sabe que pueda suceder... así que ¿quién sabe qué pasará entre nosotros?

6 comentarios:

Fiore dijo...

Espero que pronto estén juntos ;)

bsos de esposa primeriza y Recién casada

BLUEEVANGELION dijo...

creo que solo necesitaban un tiempo...y lo siguen necesitando..pero eso no quiere decir que nunca mas estaran juntos......
Pienso en lo que vendra con el hombre que amo cuando estemos completamente juntos..me da miedo, me da ternura, me asusta..pero se que lo quiero vivir de todas maneras..
bsos para ti

Kathy dijo...

Dally... Yo también recuerdo tu matrimonio y los motivos los sabemos los dos. Mala! Jeje mentira, vuelvo a molestartecon lo mismo de hace años.
Me parece y espero que en el futuro se vislumbre un futuro más claro y brillante para ambos. Aunque no conozco a tu esposo, estoy segura que para haber sido elegido por ti, debe de ser un buen hombre.
Un abrazote y sabes que te extraño.

Alexis dijo...

Este post me pareció interesante. Y por qué se separaron?

Yared dijo...

Ajá, Alexis, dió con el clavo, ¿por qué se separaron?




firma: el chismoso.

Dally dijo...

Para Alexis y Yared (El chismoso): Primero la separación fue por geografía (él vive en un país y yo en otro), luego (al juntarnos) por confusión emocional: un dejaste de querer porque te desilusionas al ver que las cosas no resultaron ser como esperabas.

Nos casamos ya mayores él de 42 y yo de 32, viví sola 3 años y sin pareja firme, aprendí a salir a pasear y disfrutar la vida nocturna de Lima con mi esposo recién y de ahí al cambiar a un país tan distinto a nuestro Perú, a mí me chocó demasiado, eso y otras idioteces que se interpusieron en mi camino.