domingo, 19 de julio de 2009

Y de repente se hizo hombre...

Muchos años, todo tranquilo, todo igual,
tú hablando, él escuchando;
muchos años, tú, allá, él, acá; o él, allá; y tú, acá;
es el mejor amigo, el confidente, el consejero,
y de repente se hizo hombre...

Al amigo se le tolera todo, al hombre no;
al amigo se le perdona todo, al hombre no;
nos gusta todo de la amiga, de la mujer no;
y de repente se hizo hombre...

Cosa curiosa la amistad, cosa curiosa el amor;
cosa curiosa los matices del amor,
y de repente se hizo hombre...
y tú fuiste un poco mujer...

Fue un instante, solo uno pequeño;
fue un momento, parecieron horas;
hacía falta un poco de cariño,
hacía falta un poco de comprensión,
y de repente se hizo hombre...
y te dio miedo sentirte mujer...

Solo una caricia: mano - piel;
cerca, muy cerca, peligrosamente cerca;
y fue hombre...
y te sentiste mujer...

Solo una caricia: mano - piel;
temblor, miedo, curiosidad,
deseo escondido, deseo contenido,
y fue hombre...
y te sentiste mujer...

No hubo beso, no lo habrá;
deseo no consumado, deseo acabado;
dejó de ser hombre,
dejaste de ser mujer,
porque siempre serán amigos.