martes, 5 de mayo de 2009

Estás bonita hoy...

y luego... claro, siempre lo estás... y yo: No siempre, pero sí te creo que hoy, gracias.

Hoy me sentí mejor, mucho mejor... mañana no sé... pero sí hoy y eso cuenta: sonreí, tuve paciencia con mis "enanos", fui a la reunión y aporté en el trabajo, llegué a casa con hambre (cosa rara por las noches), cociné (cosa rara en meses), comí con mi mami algo que yo prepararé (cosa rara desde hace un buen tiempo) y me dispongo a corregir trabajos y a adelantar trabajo...

Hoy fue un buen día... empiezo a planificar cosas posibles y lindas... no sé mañana y no me importa.

Una linda canción... esta me gusta en estos días...


1 comentario:

Raulín Raulón... dijo...

Es cierto, olvidarse por un momento del deporte "rey" hace que uno se de cuenta lo chévere que son otras disciplinas.

Felizmente, existe el día de la madre.