miércoles, 14 de enero de 2009

La pre

La pre es la antesala a muchas cosas, hasta hoy positivas para mí.

La academia PREuniversitaria me hacía pensar en el preludio a la universidad... como si fuera el primer paso a lo maravillosamente inevitable: Ir a San Marcos.

Ya en la univeridad estudié a Mariano Melga como PRErromántico, a José Martí como un PREmodernista... estos escritores que se adelantaron a su época, se adelantaron a sus movimientos o corrientes literarios, fueron gloriosamente primeros, unos visionarios, alcanzaron la fama no solo por sus fantásticas obras sino porque éstas tuvieron caracterísitcas que rompieron esquemas para su época y se consagraron así para la posteridad por convertirse en artistas vanguardistas.

Sin embargo, la PRE que conozco ahora no es agradable, ni ingeniosa, ni positiva, ni vanguardista... es una PRE arrasadora, difícil, problemática, estéril... es una PRE que se lleva consigo la gloria, la paz, la esperanza, un sueño, la posiblidad de crecer... es una PRE que te frustra, que te vuelva más histérica, más problemática, más renegaona y renegada de tu destino... esta PRE no perdona tiempo, no perdona edad, no perdona opción... esta PRE exije y no se le da, simplemente se va y no le interesa qué no se tiene, qué se quiere, qué se espera... solo se va, cuando menos se espera y se debe estar lista, al menos para aceptarla como es: una maldita ola que se llevará la vida que espero...

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.