lunes, 26 de enero de 2009

La amistad después de...

La amistad después de... es difícil.

Pero un momentito, me voy a permetir explicar ese "después de...". Debe entenderse de cualquier COSA (beso, agarré, roce, mano, caricia, tocada, revolcón, encamamiento o una sana relación amorosa... corta o larga)... TODO LO QUE NO HAYA SIDO PROPIO DE LA AMISTAD.

La amistad despues de... es difícil. Existe la teoría básicamente masculina que entre mujer y hombre que existió algo, definitivamente no puede haber amistad. Se entiende por qué, no somos tontas; lo que si molesta es la teoría de que es netamente feminista el querer mantener una relación de amistad con quien se tuvo "algo" solo por pose o una especie de absurda y, honestamente, cojuda vanidad. Esto último no entiendo por qué.

Lo cierto es que después de... el construir una amistad solo dependería de ambos involucrados, negociar, poner voluntades, tratar... ¿por qué? Porque consideran el valor de aquella persona como ser humano por encima de lo demás. Lo cierto es, que en buena parte de que sea posible, además de todo lo dicho, exitir una ruptura sana, un pasar por alto lo sucedido, un superar ello para pasar a lo otro... se necesita tiempo y cierto espacio para lograrlo.

Es mucho, muy difícil construir algo tan bueno como la amistad sobre algo mal resuelto, mal acabado... ninguna ruptura es feliz, pero debe ser sana, clara, transparente... eso ayuda muchísimo a susperar las cosas.

Quisiera desterrar el mito cojudísimo de que ser amigo del ex algo sea una especie de trofeo o medalla obetenida por la mujer, cuando lo que se quiere reconocer es que, a pesar de todo, esa persona vale la pena y se la quiere tener en la vida como lo que es: Un ser humano valioso.

1 comentario:

Raulín Raulón... dijo...

Sí, son de esos prejuicios recontra tontos que dominan ciertas mentes.

Yo creo que hay quien se empecina más en seguir con esos, que con lo que realmente quiere.

La amistad, así como otras relaciones, puede evolucionar, adaptarse y hasta mutar.