lunes, 8 de septiembre de 2008

Te extraño

Te extraño cada noche, cada día no tanto, casi nunca estabas ahí; pero en la noche te extraño tanto. Extraño el olor de tu pelo, extraño tu cara de niño, extraño el sabor de tu boca, extraño el sabor de tu piel, extraño que dejaras a un lado tu computadora para sentarme en tus piernas o venir a hacerme cariñito en la cama.

Extraño que me despiertes con un beso, prepararte el desayuno, prepararte el almuerzo, hacer exactamente lo que te gusta y como te gusta. Extraño lavar tu ropa, que plaches la mía.

Extraño dormir contigo, cuánto extraño dormir contigo, tu olor, tu ronquido, todo tú.

Extraño tu forma de tocarme, que falta me hacen tus manos, en mi cara, en mi cuerpo, en mi pelo, qué falta me haces tú con tus manías y defectos.

No sé en qué parte del camino me desvié y creí ya no amarte, no sé por qué siquiera alguna vez lo pensé, por lo que haya sido no vale la pena, solo quisiera tenerte otra vez, solo quisiera estar contigo hoy, que no fueras al trabajo mañana, que te quedaras todo el día conmigo en la cama, que solo quieras eso conmigo mañana, y pasado mañana y cada fin de semana.

Cuánto quisiera poder quedarme en la cama contigo cada fin de semana, como alguna vez lo hicimos aquí, todo lo hicimos ahí: dormir, comer, amar, soñar, crear.

Extraño cada pedacito de ti y tú ni enterado estás de cuánto te extraño.

1 comentario:

Pato´s dijo...

hermoso el blog , me encantaron tus relatos!!

pasando lo encontre , te dj el mio x si keres pasar www.nadasoloyo.blogspot.com

saluditoss..