lunes, 15 de septiembre de 2008

¿Qué será?

¿Cuántas cosas claras tengo en realidad?, ¿por qué se me hace difícil el tomar una decisión?, no es fácil decir adiós, no es fácil dejar los sueños a un lado, no es fácil abandonar la lucha, no es sencillo dejar de insistir, hemos cometido tantos, tantísimos errores, ¿estaremos en conteo regresivo?, ¿el amor está perdido?, ¿realmente se murió?

Hemos cometido tantos errores, empezando por hacer nuestro imposible aún más imposible, creernos que el uno renunciaría a todo por el otro, el suponer que uno es capaz de cambiar, el pensar que todo puede cambiar, cuántos errores; pero amarnos: ¿fue realmente un error?, ¿el amor nos duró lo suficiente?, ¿fue amor lo que sentimos o solo vivimos la ilusión de aferrarnos al otro porque ya nos sentíamos abandonados hasta por la soledad, porque aparecimos en la vida del otro en el momento como un haz de esperanza entre tanta maraña de amores frustrados, de malos amores, de intentos fallidos?, ¿qué fue lo que realmente pasó?, ¿qué nos está pasando ahora?

Una pregunta tras otra, una respuesta que no satisface ninguna de ellas, una vida para responderlas, algunas solo sueltas quedarán, ¿el amor duró lo que tenía que durar?, ¿ya el amor, no es para siempre o será que nosotros ya no somos para siempre?

Solo sé que a pesar de lo que siento o ya no siento; recuerdo que hubo un momento que fui feliz, muy feliz; recuerdo que me sentía segura, sentí que amé y que me amaron como jamás antes y quizá tal vez nunca nadie me volverá a amar.

Sólo sé que me gustaba jugar, que caminábamos mucho, que viajábamos, que todo eso hacía que quisiéramos más, que ambicionáramos un "para siempre" que lejos de llegar parece decirnos adiós.

Sólo sé que sonreía cuando llegabas, que lloraba mucho cuando te ibas y que nunca más quería repetir esa escena y sin querer se fueron repitiendo y siguieron repitiéndose. Sólo sé que no quiero que se repitan más, sólo quiero quedarme en un lugar y quisiera que desearas lo mismo, pero todo se complicó, todo se hizo más difícil, por las verdades a medias, por llenarnos de ilusiones, por creer ciegamente en el amor, por no pisar tierra, por crearnos una fantasía a nuestra edad.

Sólo sé que quiero sentirme segura y que eso se perdió, sólo sé que quería ser parte de tu vida pero sin renunciar a la mí, porque eso también forma parte del amor; sólo sé que quiero que crezcas y quiero crecer contigo como lo hacíamos por separado solo que ahora hacerlo juntos, sin que ninguno haga sombra al otros, apoyarnos en querer todo juntos y respetarnos uno al otro como debe ser.

No hay comentarios: