sábado, 20 de septiembre de 2008

Con las amigas se llora y se ríe...

Ayer el pretexto del cumpleaños de una buena amiga mía fue propicio para encontrarnos las "Tres mosqueteras"; Flor (la cumpleañera) y Maribel son dos madres modernas, Flor con dos (una recién nacida) y Mary con tres (el último de apenas un año), las tres luego de 5 meses ya que nos reuníamos, Flor nos estaba "choteando" y Mary estaba camino a casa cuando las llamé pero igual nos logramos reunir, se suponía que sería una, máxima dos horas y resultó que nos quedamos hasta casi las 2 de la mañana.

Recordamos nuestro viaje a Cuzco, y nos volvió a dar ganas de viajar, vimos fotos de la vida de Flor, sus buenos y malos ratos... cada quien haciendo un resumen de sus últimos días, meses... de cómo los años han hecho de nosotras lo que somos ahora... bueno, los años y las experiencias: cada una se vio así misma a través de las otras; y hemos madurado, aceptamos que hay cosas que no podemos manejar, yo supe que no quiero para mí; Mary, que sabe lo que tiene; y Flor, cuanto ha cambiado su vida y lo buena que es ahora.

Fue muy bacán haber llorado, haber reído; haber explorado en cada una de nosotras, hace tanto que no lo hacíamos.

Me he sentido muy mal últimamente y ayer entre pizza, vino y ron: me sentí mejor. Debo aceptar las cosas como vienen, aunque no seas justas, aunque no pueda cambiarlas, aunque las llore, aunque no las entienda, aunque me sienta impotente, aunque sienta que muero, me hizo sentir tan bien estar entre mis hermanas, las que la vida me dio; que ahora tengo fuerzas para seguir adelante.

No hay comentarios: