sábado, 16 de agosto de 2008

Verte dormir

Verte dormir es uno de los procesos más hermosos que he experimentado en mi vida, a pesar de tus ronquidos, de tus escalofríos, de tu pesada mano en mi estómago, de tu pesada pierna sobre mí; sin duda verte dormir es un placer para mis ojos.

Por algún tiempo, no sé cuánto, no sé si lo soportaré dejaré de verte y alimentaré los recuerdos de tu forma de dormir: tu sudor, tu olor, tus ruidos... dejaré que la imaginación me traiga hacia ti solo para hacerte compañía.

Por algún tiempo, no sé cuánto, pero sí sé porqué dejaré de conformarme con solo verte dormir, con prepararte el desayuno o el almuerzo, dejaré de estar pendiente de tu ropa, pero jamás dejaré de estar pendiente de ti.

Por algún tiempo, no sé cuánto, calmaré a mi corazón y a mis lágrimas, solo espero no secarme; porque he aprendido a amarte a pesar tuyo, a pesar mío.

Verte dormir, solo será, por algún tiempo, no sé cuánto, pero sí sé porqué solo el más hermoso de mis recuerdos, la motivación y la muestra de que el amor existe para mí y solo tú eres capaz de hacermelo sentir.

Amarte no será una ilusión, no será una atadura; será lo más hermoso jamás vivido, no será un sueño, sino lo más agadecido a Dios cada día.

No hay comentarios: