jueves, 7 de agosto de 2008

Día oscuro 4 - Otra vez "Andrés"...

Sí, viniste otra vez a recordarme que no seré madre este mes, que tengo 34 años y que si tengo suerte mi "niña" me recordará a partir de mis 39 tal vez como una menopáusica neurótica desesperada y deprimida o que entrará al cole cuando yo tenga 40.
Sí, viniste otra vez a hacerme sentir mal porque querer postergar tu llegada me costaría arriesgar un futuro que no tengo, someter a la suerte a una pequeña existencia que nada de culpa tiene.
Sí, viniste otra vez a hacerme saber que algo hice mal, que las cosas no resultaron como esperaba, que la vida no es como uno la planifica, que toda planificación es mala y que a veces "meter la pata" puede resultar ser lo mejor que puedas llegar a hacer.
Sí, viniste otra vez y ¿qué te traes? algunas penas y mucha depresión; pero lo que te llevas es más: una oportunidad, una vida, una esperanza.
Sí, viniste otra vez a recordarme que nada es perfecto, que sigo esperando, que el tiempo pasa, que nada cambia, que lo único que queda es respirar y seguir caminando.

1 comentario:

Anónimo dijo...

si la planificacion de vida es postergada como una bebe, la vida no tiene un futuro fijo y es cambiante segun el parendisaje de tu vida o tus metidas de pata si arriesgas la vida de una creatura inexistente perderas la oportunidad de tener a una de verdad linda historia de otra ves andres rompiendo paradigmas del ser humano