domingo, 6 de julio de 2008

Feliz Día del Maestro

Qué gran oportunidad de hablar de la vocación. Recuerdo mi niñez y a mi papi hablándome de su trabajo y preguntándome qué quería ser cuando fuera grande... yo, como el resto de los niños, decía: "Doctora, papi" y bueno, en serio lo había considerado, y fui fiel a mi elección hasta 3ero. de secundaria, cuando llevé química y me pareció un curso superhipertraquísima, lo terminé pasando a punta de memoria, así que jamás se convirtió en lo que los maestros diríamos " un aprendizaje significativo" entró por un oído y salió por el otro... así que a partir de ese año decidí ser maestra, tenía tantos maravillosos ejemplos a mi alrededo,empezando por mi padre, mis hermanos, la profesora Hilda Sánchez de Literatura y mi profesora Ruth Magallanes de Matemáticas... fueron y son de lo mejor, de todos ellos aprendí: la entrega, la dedicación, la responsabilidad, el amor a lo que se hace y la eigencia como fuente principal, la exigencia a uno mismo y hacia los alumnos....
Me gradué en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos el año 1997 y desde el 98 me enrolé en este ejército de esos años casi die en Pamer y ya 10 en el Dora Mayer. He cosechado mis más sublimes recuerdos, manteniendo, aún, la amistad con muchos de mis alumnos y creciendo con ellos en mi formación. En mi memoria guardo los momentos alegres y tristes que he pasado con cada uno de ellos, he sufrido decepciones e ingratitudes de las cuales también he aprendido muchó más; y a pesar e que eso me ha dolido más que cualquier traición, y de haber llorao más que nada.... seguiré diciendo que no existe nadie como yo que disfrute su trabajo y lo ame tanto que sienta que por ello vale la pena despertar cada día. Feliz Día del Maestro a mí.

No hay comentarios: