miércoles, 23 de julio de 2008

El tiempo

Es loco despertar y, entre el sueño y la realidad, imaginar que se está en un lugar y al cobrar la conciecia saber que se está en uno en el que jamás se quiso... nos mueve el amor, nos mueve el trabajo, nos mueve la familia, nos mueve el odio, nos mueve la valentía o nos mueve el miedo... cualquiera que haya sido la razón pierde su validez cuando la realidad es tan contrastable con la deseada y entran a tallar las comparaciones que saltan a la vista o que son buscadas como excusas para volver, para huir, para desaparecer o reaparecer... lo cierto es que en el camino hay un punto en el que el corazón no haya la ruta, se siente perdido y la razón no surge como buena compañera pues con las constantes contradicciones de respuesta a cada una de las excusas creadas, surgen las dudas, y con ellas el temor... con lo que solo nos queda buscar refugio y seguir eludiendo la realidad porque se teme al tiempo y es a la vez lo que se nos va...

Es curioso saber que siendo el tiempo por lo que yo lucho: Quiero ganarle al tiempo, quiero organizar mi tiempo, quiero hacer las cosas a tiempo, quiero no perder el tiempo... sea eso lo que precisamente se nos va en planificar, pensar, imaginar, pensar, en no querer equivocarse, pensar, y pensar, y pensar...

Tiempo dame un paréntesis, dame un respiro, dame una solución, no te vayas así, vacío, sin dejar huella... no pases sin saber de ti...

No hay comentarios: