The ugly truth... de los hombres (3)

El siguiente tipo puede resultar una fusión entre cualquiera de los dos anteriores, lo cual sería una combinación explosiva y bastante problemática: El celoso.

El celoso es aquel que tiene delirio por pensar que su chica es deseada, es asediada, es perseguida por otros machos que la circundan o se encuentran en el mismo ambiente laboral, familiar o "barrial". Aunque podría ser cierta esa conjetura, incluye, la posibilidad de que la mujer, obejto de deseo, encuentre en el acechador a un especimen de mayor valía y resuelva dejarlo.

El celoso no solo cela o considera que exista otro u otros que puedan mirar a su chica, enamorada, novia, esposa o amante; sino que teme ser choteado, dejado, abandonado. Este pensamiento se posesiona del individio y puede volverle un ENFERMO, cuya descripción invito a revisar; o simplemente un CELOSO, alguien que siempre esté pendiente de dónde estás, con quién estás, qué haces, etc, etc... puede resultar molesto, muuuuuuuuuuy molesto; pero eso depende también de cómo demuestra sus celos y del concepto que tengas de ellos.

Algunos consideran que los celos son muestras de afecto, ese es mi concepto, y a mí no me molesta en lo absoluto cuando mi esposo me cela, es más me encanta y sí que hemos tenido muchas oportunidades de alejamiento, muuuuuuuuchas... sin embargo, existe la honestidad y la claridad de nuestras acciones y pensamientos para determinar que las cosas entre nosotros son transparentes.

Otros consideran que los celos no tienen razón de ser; que si no das motivos, simplemente no deberían existir, y por ello, la presencia de un celoso en sus vidas es una molestia, un obstáculo que impide sentirse cómodos, plenos y felices.

El celoso es un ser cuyos grados de intensidad solo dependen de su nivel de locura y de la claridad de nuestras acciones.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quiero que seas siempre mi amigo, mi compañero, mi amante, mi esposo, mi todo.

Parodia literaria de la vida... (una aclaración, solo por si acaso)

Ally Mcbeal y Larry Paul