Entradas

Mostrando entradas de junio, 2009

El paro: de feo a esperanzador...

Este martes 30, para ser el último de junio, qué fregado: un paro de trasnporte me sacó disparada de la cama para preparar mi almuerzo y mi desayuno, alistarme y salir, y salir con 20 minutos de anticipación, es decir, antes de mi hora habitual. Llegué al paradero y la montonera iba en aumento a cada minuto, lo que me obligó a ir en taxi, cómodo sí, pero no para mi bolsillo; de ida a mi otro trabajo fui más guerrerra y decidí irme en micro, combi o lo que fuera masivo, menos taxi... llegó luego de no sé cuánto la combi que me llevaría a 3/4 de mi camino, el resto lo terminé haciendo en un microbús; conté, afortunadamente, en mi trayecto con caballeros que me cedieron el asiento y eso alivio me pesado viaje grandemente. Llegué al cole, almorcé, y solo asistieron 3 de mis 4 aulas... yeeeeeeeeee... jugué voley, dormí una hora; salí y pedí por un transporte masivo piadoso para el corto camino: llegó una combi que me llevó a mi seguro puerto oportunamente; dado que salí temprano tuve tiem

36 años de casados

Cuando miro el amor de mis padres, me pregunto ¿cómo lo han hecho?; luego retrocedo en el tiempo y no ha sido nada fácil. Mi madre siendo esposa el mismo día se conviertió en madre de dos niños de 10 y 8 años aproximadamente. Solo el amor debe haber sido la fuente de ese desprendimiento, de esa capacidad de aventurarse a todo a la vez, solo el amor debe haber dado fuerza para ese loco impulso de unir su vida a alguien que había vivido más y tenía más gente que se unían a ella a la vez... Al año y 4 días de matrimonio, llegué al mundo... y mi papi que con mi nombre fue original me puso Dally y Edith por mi mamá, la combinación Dally Edith me encanta, es mi nombre, solo mío, único, original, diferente, y un nombre debe ser así, solo tuyo, tu marca registrada... adoro mi nombre y más porque me lo puso mi papi, quien dulcemente me llama Dallyta, me encanta porque escucho a mi mami llamarme Dallyta... es mío, profesora Dally, sí, Dally... soy la primera hija oficial del matrimonio Arrese P

Mi precumpleaños desde el jueves...

Al parecer prometen mis 35: nada de estorbos, cielo claro, metas fijas... camino ancho... solo empezar a recorrerlo o mejor dicho continuar el recorrido con muchas ganas de hacerlo bien, trabajar duro, con estusiasmo, feliz de seguir conociendo gente que vale mucho y que valora mi amistad, contenta de haber culminado el instituto y que mis alumnos hayan sido muy lindos y tan entusiastas; feliz de que mis enanos sepan exponer como "grandes" y que mis grandes se vuelvan niños cuando se engríen; feliz de haberme encontrado con amigos de toda la vida, con gente a la que conozco más de 15 años y haber compartido un vino, un beso, un abrazo, una lágrima de alegría y reanudar la firme promesa de la amistad verdadera; feliz porque mis padres llegaron de viaje y su ausencia reanudó la amistad con mi hermana, y descargar lo malo para quedarnos con lo bueno, y pensar en el futuro que tenemos y cuántas cosas podemos hacer... Tengo lo que necesito, gente que me quiere de verdad, que con

Cambios radicales

Cuando ya la monotonía de tus actos solo te dejan rastros de melancolía al final del día, cuando ya sientes que hiciste todo lo que debías hacer o todo lo que tus fuerzas dieron para hacer algo posible; sientes que de seguir en ese camino tu corazón no va a variar de emoción, que los días van a seguir siendo iguales y que definitivamente no puedes vivir la vida a través de la de otros; cuando se llega a ese punto, es necesario considerar hacer cambios radicales. Es momento de tomar la riendas de la propia vida y cambiar de curso a fin de buscar nuevos aires, emociones nuevas, esperanza de futuro. Es el momento de tomar un gran bocarón de aire y disfrutarlo y dejarlo salir poco a poco para sentirse vivo porque la sola respiración se volvió monótona y aburrida. Es momento de cambiar de rumbo, bruscamente, drásticamente; en una toma justa, firme y muy egoísta de la propia vida para vivir y esta vez sin miedos, sin consideraciones a terceros, con coraje y mucha fe de que todo saldrá bien

Un año de mi blog

Este blog se inició hace exactamente un año, en medio de conflictos existenciales, sentimientos encontrados, confusiones emocionales que resultaron vanas y absurdas, un matrimonio deshecho, ilusiones rotas, malas decisiones tomadas, cólera, frustración, decepción, desamor, abandono, mentira... balance de un año: Futuro incierto. Hace un año empezó esta catarsis tan mía, repleta de emociones, anécdotas, historias, mezcla de verdad y mentira, que han servido para explorar mis sentimientos y pensamientos más profundos y que varios de ellos han resultados banales, y que desde mi entendimiento y acercamiento inicial ya se sabían así. En este año transcurrido me he dado cuenta cuan necia puedo llegar a ser, al dar oportunidad no merecida a gente que no vale la pena; me he dado cuenta cuan ilusa puedo ser al confiar en que la gente puede cambiar, me he dado cuenta cuan idiota me he vuelto al no tomar buenas decisiones, me he dado cuenta cuan inestable me he vuelto a ser incapaz de decidir

La eterna volubilidad del ser

Cómo cambian las cosas ¿no? Querramos o no, así es... a veces todo está en la emoción de la "persecusión" de lo deseado y una vez obtenido todo acaba por desvanecerse. De ahí que el ser humano sea inconstante y voluble, cambia de deseos y se persigue y persigue otra y otra cosa... se alcanza, se tiene, se gasta, se aburre y se deja... "El ser humano es voluble por naturaleza" esto es base y fundamento que sirve para explicar ciertas conductas como el abandono, el engaño, la mentira, el cambiar de color de pelo, cambiar de pasta dental, cambiar de trabajo, irse a vivir a otro lugar, dejar... dejar... dejar... esto lo explica, lo fundamenta; y, en forma lógica, acaba por justificar acciones impensadas, hasta consideradas imposibles. Sin embargo, hay quienes asumen un especie de abanderamiento de la frase, algo así como un eslogan publicitario de sus propias vidas, de sus conductas, de su naturaleza, de su oscura personalidad... para solo justificar su inconstancia,

En rumbo a solas...

Ahora que me encuentro a solas conmigo misma, me emociona la idea de ser libre emocionalmente y de no sentirme presionada por el acoplamiento forzado a nadie que no acepte lo diferente y valioso que hay en mí. Ser una persona que piense y tenga una opinión crítica de todo, lo que implica incluso opinar en forma contraria a los demás; puede generar temor sobre todo en seres cuyo ego ha sido sobre alimentado. Ser una persona amorosa y no tener miedo alguno de expresar sus emociones, puede generar miedo, al ser incapaz de retribuir tanto porque saben que solo dan poco, o tal vez porque lo emocional, que implica un vínculo con otro ser humano sea imposible de establecer porque se dejó de ser humano hace mucho. Ser una persona que reflexiona sobre sus actos y emociones a sus casi 35 puede significar ser complicada y se asume porque a la luz de los años y de la vida es justo cuestionarnos, somos seres pensantes, mucho más a cierta edad en que se desea establecer situaciones. Ser como se

Tengo motivos para ser feliz

Tengo muchos motivos para ser feliz: 1. Tengo la responsabilidad maravillosa de guiar las vidas de niños adolescentes hacia un futuro productivo para mi país. 2. Tengo una mamá que cada que puede me prepara el desayuno y el almuerzo, y me mima como si aún fuera una niña. 3. Tengo un padre que es capaz de tratarme como una adulta y me habla de frente y sin tapujos de la vida, los hombres y el amor. 4. Tengo amig@os valios@s que me demuestran a cada instante que me quieren, que me estiman, que se preocupan por mí y que me valoran como su amiga estando cerca o lejos. 5. Tengo padres de familia que admiran mi trabajo y dedicación con sus hijos. 6. Tengo alumnos para los que soy su madre, su tía, su hermana mayor o su mejor amiga. 7. Tengo una hermana, con la que peleo, pero que sabe que a pesar de todo la fuerza de la sangre puede más que cualquier conflicto. 8. Tengo a alguien, que siempre está, que a pesar de lo mala que he sido, de la forma tan equivocada en que lo he tratado, del tiemp

¿Qué más necesito saber?

¿Qué más necesito saber, si después de todo y de tanto, todo acabó igual?, ¿qué más?, quisiera saber... ¿Qué más necesito saber, si después de todo y de tanto, no hay ni un rasgo de arrepentimiento por lo dicho?, ¿qué más? ¿Qué más necesito saber?, si después de todo y de tanto, tanto tiempo perdido, conservas ese orgullo y altivez nacida y sustentada en la nada absoluta de tu necedad. ¿Qué más necesito saber?, si después de tanto, tanto tiempo de espera, de angustia, de soledad, de aislamiento, de presiones, de encuentros y desencuentros, terminaste sin estilo, con la misma forma acostumbrada, en tu exacta y vanal dimensión. ¿Qué más necesito saber?, si después de tanto tiempo y todo ese mal vivir, todo llegó al mismo mar al que se negaba a llegar, al que nadaba contracorriente, para evitar arribar a él, pero siempre se supo inevitable. ¿Qué más necesito saber?, si desde el inicio todo estaba mal, todo se hizo mal y finalmente acabó mal. ¿Qué más necesito saber? Pues nada, siem

Carlos Vives... el concierto...

Acabo de llegar del II Festival de Claro con Carlos Vives al cual fui con mi mami, la fan de fan en mi casa de este genio de la música colombiana... al menos para mí. Me gusta la alegría que su música transmite y la invitación a no dejar de moverse durante todo el encuentro... Solo hubo momento, solo uno, en que la alegría se detuvo, por esta canción, esta bendita canción... Carlos Vives, casi lloro cuando escuché "´Voy a olvidarme de mí", la letra me afecta... las cosas que dejas de ver, de hacer, de sentir por priorizar el avance, el progreso, la seguridad... nos olvidamos de vivir, de valorar lo verdaderamente importante... ¿cómo es posible que las cosas rebasen toda razón, todo entendimiento?, ¿cómo nos puede obsesionar la idea de la seguridad por encima del vivir día a día? En tres minutos de canción, pasaba y repasaba mi vida con algo de pena y dolor, por haber dejado el tiempo pasar inútilmente, por haber arriesgado el corazón inútilmente, por haber perdido el tie

Estar mejor...

Los días pasan y siento que he retomado mi vida en su ritmo, estilo, forma y cadencia acostumbrada; claro debo admitir que ando cansada, pero lo atribuyo a los benditas pastillas que matan microbios pero también un poco de mí en cada intervención de ellas en mi cuerpo. Confío que en los días venideros las cosas se irán colocando en su lugar, sobre todo mi sueño; que se apodera de mi cuerpo en cada instante de reposo por pequeño que parezca y en el instante que aparezca... me paraliza, pareciera que me fuera a desmayar, pero solo me adormece y me hace desear mi cama con loco afán. Calculo que pronto las cosas mejorarán y todo tomará el color azul que me gusta con matices que van hasta el lila que me fascina... poco a poco lo gris dejará de existir y mis colores se apoderarán de mi firmamento...