Entradas

2016

Año bisiesto... un día más... Nuevas resoluciones, cosas que mejorar, entusiasmo y luego cae el ánimo porque las fiestas se fueron... es solo un bajón de ánimo pues se recuerda y con nostalgia a papá y mamá... amigos, amigas... las de verdad... supongo que pasada las euforias festivas, recobraré el buen humor y el entusiasmo... ¿Planes? No muchos, la verdad, eso de un día a la vez me ha resultado... pues no me ofusco por el ue vendrá ni por el que pasó... sin embargo hay buenas intenciones: pintar, poner piso, seguir estudiando, retornar al gimnasio, bajar de peso, "el de siempre", que nuestro amor siga vigente y permanente. Sin pretenciones, ni sonar a que sobrevivo... de hecho me niego a eso, a sobrevivir, quiero vivir, de verdad, intensamente... con deseos, con metas, con sueños y hacer todo, agotarlo todo, para decir finalmente, lo intenté y aquí estoy feliz por ello y feliz por lo que vendrá... Sin pretenciones, solo vivir, cada día a tu lado... mi buen compañero d

Has tardado tando...

¡Cuánto tardas en llegar! ¿Necesitas invitación a mi vida? El tiempo trancurre y tengo tantos planes a tu llegada, tanto espacio, tantos juegos, tanto amor... tardas demasiado en llegar, que a veces, solo a veces, pienso que has decidido no venir jamás; sin embargo, te sigo esperando mientras sigo imaginando cómo sería que estés aquí, ya mismo, ahora... hay tanto que quisiera contarte, que conozcas mis lugares favoritos, enseñarte todo lo que he aprendido para ti. ¡Cuánto tardas en llegar! ¿Necesitas invitación a mi vida? Te cuento que hace rato te la envié, lleva años, tal vez extraviada en el correo, eso sí, porque fue escrita a mano, un email es muy inforal para lo especial que eres, pero al parecer este hubiera sido más eficiente. El correo suele perder las cosas y al parecer tu invitación se perdió o será que no quisiste venir. ¡Cuánto tardas en llegar! ¿Necesitas invitación a mi vida? Pues te la reitero, por email, facebook, twitter... espero la leas, espero mi insistencia si

Propósitos 2015

A veces espero que alguien me detenga en eso de plantearme propósitos por año, sin embargo considero saludable tener puntos que mi vida que me sirvan para orientarme, seguir adelante y mejorar. Sí es verdad que hay cosas que no he cumplido del año anterior, como eso de mantenerme calladita... sin embargo voy aprendiendo estrategias para ello y también es cierto que hay algunas que recién he cumplido en el 2014 habiendo sido planteadas dos años antes... pero se cumplieron no? Para este año me propongo: - Salir a correr de lunes a viernes, en algún momento del día y hacer unos 30 minutos de otros ejercicios. Espero cumplir por lo menos 3 veces a la semana en época de estudios. Veremos como me va. - Evitar situaciones incómodas con la familia y concentrarme en disfrutar con mis sobrinos y sobrinas. - Estudiar mucho para pasar mis cursos. - Levantarme a la misma hora, temprano obvio. - Hacer mi lista de pendientes de la casa y cumplirla poco a poco. - Concretar el propósito inici

Balance 2014

No me declaro una triunfadora del 2014, pero admitir que ha terminado mejor que como empezó. Mi adorado y yo decidimos cosas muy dolorosas para ese año, justo un 1 de enero, pero afortunadamente ha ido inteligentemente mutando de manera de pensar. Económicamente, el año fue muy duro y difícil pero se fue arreglando en el mes de los milagros y si Dios lo sigue permitiendo nos iremos estableciendo en el 2015. Familiarmente, siempre hay problemas, diferencias de opinión, divergencias, intolerancia, críticas y quedan en tu vida quienes quieran quedar, quienes te crean y quienes te quieran, así de sencillo. Aquí me quedó claro que soy dueña de mis palabras pero no de las reacciones de los demás. Me esfuerzo y me esforzaré siempre en decir lo que pienso de la mejor manera pero jamás me disculparé por decir lo que pienso y más no lo haré cuando diga lo que siento. Creo que la mejor bandera es la sinceridad y tamben la tolerancia. Así como uno se atreve a decir lo que piensa y siente debe se

Bodas de bronce

Después de ocho años, creo que ya somos una aleación. Hemos tenido momentos difíciles y seguro tendremos otros más difíciles, pero como siempre digo: "Nuestras decisiones nos han traídos hasta donde estamos" y la vida está llena de altos y bajos que hay que saber capear. Lo bueno es que en medio de los altibajos sigo creyendo que me amas porque me lo dices todos los días, sin exigencias, sin pedírtelo, solo lo dices, en algún momento del día, aunque haya sido malo, feo o bonito, lo terminas deciendo... asumo que me amas porque cuando estoy enferma, me preparas algo caliente para tomar, porque me dejas dormir hasta tarde, porque te adueñas de mi cocina y preparas tu especial y siempre pedido "cau-cau de pollo"... asumo que me amas porque estando en tu oficina y yo en la sala o en la biblioteca, vas a buscarme para compartir un break con gaseosa, helado o gelatina... asumo que me amas porque a pesar de que no te gustan las frutas ni las verduras, tomas tus jugos tod

Hay una razón del por qué ya no están en mi vida

A lo largo de mi buenos 39 años han ingresado y salido gente de mi vida. Esto es: he conocido gente, he compartido con ella, y finalmente, siguen en mi vida y otras partieron. Debo admitir que en buena parte es culpa mía haber dejado ingresar gente con ciertos transtornos: duelos no finiquitados, ciertos grados de incomunicación y socialización, problemas de bipolaridad severos, gusto por vivir en el limbo o la indecisión, y otros que ni siquiera se pueden describir o sí como la mezcla de todos los anteriores. Acepto y hago un mea culpa. Es que debo admitir también mi grado de solidaridad y esperanza que me hacían creer, no en una cura, pero sí en que alacanzaríamos cierto grado de adaptación... grave error. Con o sin transtorno, la gente que fue expectorada, me expectoraron o se autoexpectoraron de mi vida, me dejaron aprendizajes vitales, pues finalmente se tradujeron en mi búsqueda de paz mental. Alejadas de todas ellas, he alcanzado un nivel de tranquilidad que desconocía. A ve

Sí que he estado ocupada...

En estos primeros meses del año he hecho muchas cosas. La primera de todas fue ir a Perú por 18 días, mi viaje más corto, pero volveré en junio y por un mes como mínimo con mi esposo, lo cual me consuela. Lo otro fue que bajada del avión ingresé al college, lo cual me tiene loca porque vengo reforzando duro y parejo mi inglés. Debo indicar que me encanta leer y escribir en inglés más, pero hablarlo, ay carajos, como me cuesta. No es solo timidez o mi muy acentuado inglés hablado por una latina, es solo que me cuesta ordenarme para hablarlo mejor. Soy realmente torpe... en fin, es cosa de acostumbrarse. Lo otro es que apenas emepecé a las dos semana, empecé a manejar solita, solita y con licencia pero solita... eso asusta... es mucha responsabilidad manejar... a veces llego con migraña a mi casa por ello. Debo concentrarme y hacerlo bien, entrar al freeway, que me da terror. Actualmente, solo manejo de ida y vuelta al college o al gym o al market pero no me atrevo a más, me paniqueo mal