Ya no vuelvo más a casa

Jajajajajaja... me niego a escribir algo resentido, sin embargo cada vez que regreso a casa de mis padres y me quedo más de lo debido me convenzo que no debe repetirse; y en la medida de mis posibilidades económicas, emocionales y fortaleza (para evitar ser chantajeada emocionalmente por mis progenitores); buscaré hospicio, mejor dicho eligiré el más conveniente porque me han resultado cuatro potenciales lugares para disfrutar (verdaderamente) de mi estadía. Lo siento por mis papis, se van a ofender, pero saben bien que no es por ellos. Es por mí.

Cuando una sale de casa de sus padres, para vivir sola o con alguien, ya no debe volver, así de sencillo. Así sea porque vives en otro país. ¿Por qué? Porque en nuestra ausencia, se acostumbran a formas y estilos de vida sin ti, que queriendo o no, se ven afectados por nuestra sola presencia, con o sin intención. Es difícil de aceptar, sobre todo para los papis tan amorosos que tengo, esta decisión; pero será por mientras, mientras encontramos con mi amochote un lugarcito para los dos.

Es una decisión controversial pero madura; yo estoy casada y aunque vivo en otro lugar, aquí soy visita y puedo estar donde quiera, donde me sienta cómoda y se respire un aire de paz y tranquilidad. Así que... ya veremos cuando vuelva qué pasa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quiero que seas siempre mi amigo, mi compañero, mi amante, mi esposo, mi todo.

Parodia literaria de la vida... (una aclaración, solo por si acaso)

Ally Mcbeal y Larry Paul