martes, 4 de diciembre de 2012

Miedo a echarse al vacío

Al terminar un año funesto, solo pienso si realmente mi vida era tan terrible antes, me pregunto que tan mala era, qué vacío tan inmenso me hizo buscar el amor en un sitio tan lejano... ¿Realmente por amor vale la pena romper con todo: tu trabajo, tu familia, tus amigos, tu vida?

Es bueno, él es muy bueno, no pudo haber sido mejor de lo que es... Pero queda esa confirmación severa, verdadera, triste y real: "A veces el amor no es suficiente" o como diría yo: "El amor no lo era todo".

Como toda mujer soy loca, apasionada, intensa, entregada... Pero finalmente inconforme, indecisa, con ganas de comerse el mundo y desearlo todo... Todo, todo... Los ímpetus han bajado a fuerza y a dolor, la pasión fue asesinada por un deseo mayor no alcanzado, la inconformidad volvió con fuerza y con ganas de arrancarme de aquí para volver allá... Si se ha de empezar de cero, debe ser en lugar conocido... Con gente amiga alrededor, con papá y mamá consolando, con un mundo de posibilidades... Pero sobre todo sin miedo... Y como el miedo lo tengo aún, falta fuerza, faltan ganas, falta empuje... O ese empujoncito final que me lance al abismo de mis sueños rotos y a la soledad que sé que me dolerá... Pero no es por culpa de ella que temo... Finalmente somos viejas conocidas... Es por él, es por mí... Por el miedo a equivocarme otra vez, el miedo no al qué dirán sino a que la cague sin remedio solo por el producto intempestivo de una emoción claramente momentánea, por esa mezcla de nostalgia, por concluir que la vida de antes no estaba tan mala, por no evitar comparar que no he logrado lo que tanto deseé... Pues sí... Y lo cierto que aún no es imposible, solo trabajoso...  Es cierto, hay un ingrediente más: fracaso, y más, decepción, cólera... Y todavía un poco, un poquito de ilusión, de creer que de aquí o de  allá algo, lo que fuera, pudiera ser posible...

Tengo miedo de echar a perder lo único bueno de mi vida hasta hoy, con todo y lo difícil que ha sido, no es miedo a la soledad o al desamor y menos al qué dirán... Todos tenemos historias, nadie muere de amor, él y yo somos sobrevivientes de quienes nos dejaron porque no encontraron el amor en nosotros, sobrevivimos al llanto, al olvido, al dolor, al fracaso... Por eso nos valoramos mutuamente, porque sabemos que hay amor el uno por el otro, solo que hay algo que falta... Ya nos dejamos del rollo romántico que lo envuelve... Sabemos que hay amor, pero que somos humanos llenos de errores y torpezas y confuciones... Y miedos de dejar lo único bueno...

sábado, 24 de noviembre de 2012

Reflexiones de fin de año

Para comenzar debo señalar que detesto escribir desde el Ipad, lo odio en serio... Esta vaina se me cuelga, a veces no publica el post y si lo guardo, no lo encuentro. Extraño mi laptop, como muchas otras cosas en mi vida, comenzando por mi laptop.

Mi laptop es mi instrumento de trabajo, de trabajo cuando trabajaba... Lo extraño mucho, ahora solo hago anotaciones en una especie de block de notas que viene como aplicación en este aparato, de ahí es más fácil cortar y pegar un mail, mensaje o post... Sin embargo si escribo un post ahí no termino por publicarlo, a lo que esribir de frente, implica cero arrepentimiento y a seguir cumpliendo con el objetivo del título de mi blog.

Los últimos dos años pretendí publicar seguido, pero me fue imposible por mis "ocupaciones" planteadas, en la que se consumó mi tiempo, mi esfuerzo, mis ganas de vivir, mis esperanzas y ha quedado rajadita mi fe... Así que por ello la publicación se redujo en a veces y a fuerza...

Extraño escribir también, tener qué contar, qué comentar, qué inventar pero ando como dirían los gringos "plane" sin sal ni azúcar... Sin altos ni bajos... Mi vida es tranquila, simple... Se complica cuando pienso, siento ausencias o algo me hace notar de que me perdí o me pierdo de algo... Jodido, no?

Ya bajé las revoluciones de mi corazón, anda calmado... Más sincero y menos exigente si eso es posible. Llega un punto en la vida de cada quien en que debe estar donde debe estar.

Siempre he sido una persona que ha soñado con muchas cosas, que había planeado muchas cosas... Cada paso en mi vida, enamorados, quién, qué soportarles o cuánto tiempo soportarlos o hasta cuando me soportaban... Me han dejado, tres veces, he dejado tres veces, equilibrado no?

Cuando me dejaron, me dejaron poniendo excusas absurdas y de lo más idiotas: soy joven y tengo que experimentar (cuando en realidad quería tirarse a la que se decía amiga mía... Jajajajajaja), el otro que disque tenía una enfermedad mortal (cuando en verdad quería volverse a tirar a su ex), y el último que "no podía estar conmigo y ofrecerme lo que deseaba" (cuando en verdad no puede ofrecerle nada a nadie)... Costó saber la verdad, a los dos primeros se las descubrí luego de años... Y a los tres que dejé ¿qué les dije?, solo la verdad: "Ya dejé de quererte" y era verdad, pero no era de la noche a la mañana esto ocurrió, fueron los pleitos, los malos hábitos y el negarse a cambiar, fueron los engaños, las mentiras descubiertas, así se mata poco a poco el cariño... Así esla vida... El amor como tal, me fue esquivo en muchos sentidos, y es mentira quien diga que vive en un estado de extasis permanente mientras comprate con alguien, creo que el secreto de una relación estable y duradera es la capacidad de la pareja de sobrevivir a todo, a lo bueno (estando conscientes de que no es eterno y que se debe disfrutar plenamente mientras está) y lo malo (sabiendo que no durará cien años)... Aunque ahora sé que hay cosas malas que son para siempre y uno termina cargándolas mientras viva, solo hay que acostumbrase al peso...

Supe que quería ser profesora en 3ero. de secundaria, me preparé para eso, fui a la mejor universidad del Perú, mi querida San Marcos, conocí a gente maravillosa en mis cinco años de estudios, fui feliz mientras iba a la universidad, aprendí, no solo en las aulas, viví, ahora recuerdo hasta mis llantos con risa... La vida, entonces, era más sencilla...

Viví sola por tres años, fueron años maravillosos también, hice mi rutina, disfruté estar sola y dormir hasta tarde cuando no trabajaba... 

Mis trabajos eran maravillosos, conocí a tantos hombres y mujeres que ahora forman hogares, ejercen sus carreras y viven una vida forjada a pulso...

Me casé con un hombre extraordinario, bueno, trabajador, dulce, que me mima y se desvela por hacerme feliz y que nada me falte... Sin embargo algo nos falta, supongo que algunas parejas lo tienen sin desearlo, otras solo lo aceptan porque ya está en camino, pocas lo planifican y llegan, y otras lo planifican pero no llega... Y esto también debe ser un aprendizaje o aquello que cargarâs el resto de tu vida... Yo creo que será una carga, a la que deberé acostumbrarme y seguir con mi vida, con otros planes, otras metas, otros propósitos... 

En este punto estoy, analizando mi pasado, qué quiero que vuelva, qué creo puedo volver a tener (ya que mi contexto es otro), qué no volveré a tener (si puedo o no vivir con eso)... 

Paciencia, tranquilidad, poca fe (pero siquiera hay), amor... Básicos para lo que se vendrá.

martes, 30 de octubre de 2012

Escribir en silencio

Escribir en silencio es lo que vengo haciendo desde hace un año, entre octubre de 2011 y octubre de 2012, lo he practicado como mecanismo. Temo ser leída siendo este un espacio público. Temo ser leída por gente que no me quiso, que no me quiere y que me envidió alguna vez, que hasta me daño y destruyó; y encuentre en mis palabras sentidas una especie de venganza de la vida que se la debía solo porque fui diferente u obtuve cosas o momentos que quiso y no pudo tener.Sé que suena paranoico, pero es verdad.

Por otro lado, maldigo mi mal momento y esto que está tocando ahora porque no lo quiero, porque quiero algo diferente para mí, no porque me lo merezca o sea mejor que nadie, sino precisamente por eso: porque he sufrido como todos y las veces que obtuve cosas: como un trabajo o buenos estudios fue porque me saqué la mierda. Tampoco encontrar el amor me fue fácil, llegó a mí a los 30, me casé a los 32 y no fue sino hasta los 35 que me la creí... Cuando se ha fracasado tanto en ese rubro, te vuelves esceptica, una descreída, una atea del amor... Demoré mucho en darme cuenta que mi esposo era el amor de mi vida, lo adoro y es la alegría de mi hogar, de mi hogar de dos pero hogar.

Los desgraciados que me tocaron como enamorados antes de mi esposo fueron de lo peor conmigo, me trataron mal sin que yo les hubiera hecho nada: me sacaron la vuelta, me engañaron, me mintieron, uno se quedó con la que se decía ser mi amiga; y todos ellos sin excepción, hasta donde sé, han logrado reproducirse, no sé si para bien o para mal de sus hijos.

Sí, en estos momentos, sí creo que la vida es injusta, conmigo pero más con mi esposo, quien siendo el hombre más bueno, noble y sincero que haya conocido jamás, no podamos juntos concretar algo que venimos deseando y preparándonos años.

No dejo de pensar en los infelices que por inmaduros y pendejos me mintieron, me engañaron y tengan una vida como si no hubieran hecho daño a nadie. Sí, la cólera me hace decir esto, pero quiero escribirlo para perpetuar esto que vengo pensando días... Y aunque parezca que tengo el corazón lleno de odio, no es así; sin embargo, es simplemente que no puedo dejar de comparar y de momento recordar el dolor que me hicieron sentir, y que si bien no se compara en nada al que vivo ahora: al final, al final, al final... Me llega el suspiro final acompañado de un pensamiento benevolente: "algo bueno tienen que haber hecho para que esto les esté pasando..." Pero luego viene: "pero y él, ¿qué mal puede haber hecho ese precioso moreno de ojos tiernos y cabellos rizados que es mi esposo?" Ninguno... Sé que es difícil de creer, pero él no es como las lacras que alguna vez conocí, para nada... Es un hombré digno e íntegro... Tal vez sea yo, simplemente puede ser que sea yo, su gran error.

Pero también conozco mujeres peores que yo, más mentirosas, más manipuladoras, más miserables que han logrado lo que yo aún no; y sigo pensando que es injusto.

Este post, al final, no tuvo nada de silencioso, al final he gritado, he sacado de mi sistema lo que siempre quiero gritar en medio del único dolor que he sentido en mi vida como real. No sé si esto ayudará, tal vez no.

Lo único que sé es que Dios, a quien considero mi verdugo, es a la vez mi consuelo. Por ratos me molesta que no me escuche, y a la vez insisto en ser escuchada... Así es mi relación con Dios una antítesis constante... Pero sigo buscándolo aunque por ahora me sienta abandonada por Él.

miércoles, 9 de mayo de 2012

¿Sabemos compartir dolores?

No sé, me temo que me meto otra vez en camisa de once varas, espero que no. Creo que las personas en general, ya sean hombres o mujeres, en buena parte de sus vidas sobre todo en momentos de conflictos solo somos capaces de ocuparnos de nuestro propio dolor... Ocurre que hay momentos, etapas, espacios en la vidade cada quien que es capaz solo de ocuparse de sí mismo, pensar solo en lo que le duele, en lo que sufre y esto lo inhabilita para recepcionar información ajena, para atender a otra y ocuparse de dar consejo alguno...

Las personas, en general, ante el dolor o situación problemática se bloquea, no puede procesar nada fuera de sí, es más no recuerda nada de su alrededor solo lo que sintió en ese momento... Y si tuvo o no la atención requerida.

Yo me he dado cuenta, afortunadamente cosa ya pasada, que cuando me siento mal prefiero apartarme y si hay gente a mi alrededor que requiere de mí alguna ayuda o consejo, no sirvo para nada... Pasará el tiempo y resulta que no solo fue eso sino que fregué algo importante o que la persona desantendida por mí, sufrió otro dolor.

Ahora, me he vuelto más "selectiva" bajo circusntancias adversas personales... Si me siento muy mal, me aparto de las alegrías de las demás, para las cuales me siento totalemente incompetente de vivir; pero si alguien la pasa peor que yo, atiendo más... Hago a un lado mis rollos personales y me ocupo de quien me necesita. Esto lo he aprendido con los años... Han pasado muchas cosas feas y algo he aprendido. Esto es bueno.

Solo espero que la gente a mi alrededor sea más sensible para preguntar, para decir, para esperar de mí ciertas cosas bajo ciertas circunstancias... No se puede ser empática siempre, por más que se quiera... Las emociones, a veces, son más fuertes. La amistad requiere cuidado y comprensión.

domingo, 6 de mayo de 2012

Plan B

He centrado mucho mi vida en un objetivo y he dejado de vivir otras cosas, otros mundos, en mi mundo. Me dediqué a casi no vivir, sino más bien a pensar y pensar... Pensar y hundirme en un dolor sin sustento, en una incertidumbre larga, me alejé de todo lo que pude y de quien pude también... Menos de él, de mi lindo adorado.

Solo él y yo sabemos cómo le hacemos, qué es lo que hacemos y qué tanto hemos intentado y cuánto más intentaremos. Sin embargo y con todo lloramos y tenemos fe, tememos no vivir y no vivimos, nos hemos suspendido en el aire y en el tiempo, afortunadamente con posibilidad de volver y encaminarnos... Crear un Plan B.

Un Plan B con otras cosas, otras posibilidades, escalones de vida hacia adelante, dejar el estancamiento. Cuesta pensar así? Cuesta más actuar, concretarlo, se necesita mucha fuerza de voluntad: seguir adelante a pesar de la pena, sustentar esperanza aunque de la fe se duda. No te enfades Dios, sabes que al final volvemos, volveremos siempre a ti, confía en nosotros aunque no entendamos lo que quieres para nosotros.

Plan B, debes coger forma y modo... Existes en mente pero necesito tenerme fe de poder con voluntad, con mucha voluntad salir adelante y dar pasos, muchos pasos para seguir disfrutando de lo que tenemos y a veces no vemos.

Amén

domingo, 15 de abril de 2012

Vuelvo a mi refugio...

Ha pasado más de un mes sin escribir una letra en mi blog, no recuerdo si es el tiempo más largo de abandono pero sí ha sido un periodo de evasión, de ocuparme en cosas que me distraigan y no que me concentren como escribir o leer porque sé que si me ocupo en cualquiera de ambas, me hundo en mí misma y desnudo mi sentir y no quiero hacerlo. Quiero conservar en mí un poco de intimidad y no caer en desnudar el alma a nadie que pase por aquí por mera casualidad.

Nunca hice de este blog un diario sino escribiría a diario, cada día, así sea una tontería... Pero no... He preferido que sea mi refugio, mi lugar seguro, mi espacio favorito, al cual volver aiempre por placer y no por obligación... Muchos escritos quedaron en borrador sin publicarse y otros nunca encontraron palabra de inicio. He pensado mucho... Y si he de escribir que sea con gusto, como siempre lo hago, como hoy... Como hoy que vuelto en un día de películas románticas, hogareñas, de perros, de amor... De películas bobas que tocan alguna emoción mía y urgo en ella sin piedad hasta desmembrarla en mi ser y quedar menos dañada.

He explorado emociones olvidadas para bien y he visto mi vida bonita hasta ahora porque tengo mucho más de lo que otros tienen y a pesar de que hay algo que sigo buscando, me siento feliz de ser tan bien amada... Se siente rico recibir un mensaje mañanero en forma de flor, de brisa, de beso, de texto, de sueño... Y de ahí saber que todo irá bien... Es lindo terminar el día y agradecer a Dios la bendición de estar viva, de estar completa y ser amada y saber de ahí que todo seguirá bien...

Todo seguirá bien, gracias a Dios, todo seguirá bien...

jueves, 8 de marzo de 2012

Dia de la mujer

Tengo mis conflictos con las mujeres: no tolero la hipocresía, no tolero las poses ridículas, no tolero la exaltación de la maternidad para que algunas mujeres se sientan superiores a otras, como tampoco tolero que se considere que el ser madre sola sea más loable y coloque a esta mujer en un estrato superioro que aquella que es madre acompañada.

Las mujeres que observo en la salvaje jungla laboral, académica y social, se observan y miden respecto a otras: quien tiene carrera, quien trabaja, quien tiene una o más carreras, quien tiene un hijo o dos o tres, quien tiene esposo, quien está sola... una vaina... y lo peor sobrevalorándose en su comparación: la casada por encima de la soltera, la soltera se ampara en su carrera y se siente superior por encima de la madre de familia... es un absurdo...

Me jode ser mujer, he tenido tanto tiempo para reflexionar y haber notado en mí tantas cosas erróneas; sin embargo jamás me he sentido superior a alguna por estar casada... extraño trabajar en la enseñanza porque era un lado de mí que disfrutaba de esa labor pero no por sentirme superior a las mujeres que no laboran...

Las mujeres tienen muchos conflictos entre sí, por algo se dice que es mejor trabajar con hombres que con mujeres, que es mejor tener un jefe a una jefa... ¿qué tanto de cierto habrá en estas afirmaciones?, ¿son meras afirmaciones femeninas? No lo creo, pues se lo he escuchado a mujeres muy liberales y feministas... ¿cuánto contribuimos a que estas afirmaciones sean reales?, ¿somos conscientes de nuestras debilidades y errores? Sí, sabemos que los hombres tienen sus cosas hartamente conocidas y sus debilidades y sus defectos y sus cosas feas... pero debemos llegar a ser autocriticas y trabajar en mejorar por nosotras mismas y para una convivencia armoniosa no solo con los hombres sino entre mujeres.

martes, 14 de febrero de 2012

Quiero que seas siempre mi amigo, mi compañero, mi amante, mi esposo, mi todo.

Cuando miro el camino recorrido hasta ahora, da miedo darse cuenta que pudo haberse jodido todo y de la manera más cojuda del mundo: Por una confusión brutal, por una indesición tonta, por un aterrador miedo que bloqueó mi intendimiento, mi razón, mi lógica.

Sé que ser tan lógica y racional pudiera traer el perderme de alguna aventura, alguna travesura, algún disparate, alguna locura... lo cierto es que las veces que me desboqué las cosas salieron mal, peor que nunca... no significaron más que llanto inútil, pérdida de tiempo y frustración...

Cuando miro, cuando te miro... siento que mepude haber ahorrado muuuuucho llanto y tiempo perdido. ¿Cómo pude haber dudado si desde que te vi, desde el primer beso, supe que éramos el uno para el otro?, ¿cómo pude haber desperdiciado el tiempo en buscar algo que ya tenía en frente?

Ahora que te miro y veo el camino recorrido es lindo saber que ambos sobrevivimos, que pudo más nuestro amor que todos nuestros miedos y certezas erróneas, que pudo más nuestro deseo de ser felices que todo lo malo que aparecía a nuestro alrededor.

Contigo vale un día de fecha cualquiera que cualquier 14 de febrero,ya no me importa que te olvides de nuestro aniversario pues cada día lo haces lindo con tu sonrisa, con tus atenciones, con tu fe en mí, con tu fe en lo nuestro...

Quiero que seas siempre mi amigo, mi compañero, mi amante, mi esposo, mi todo... como hasta ahora y para siempre sin dudas, sin miedos, con decisiones y pasos firmes... confiando que construimos un hogar, una familia, un futuro.

miércoles, 25 de enero de 2012

Quiero ser mejor...

Quiero ser mejor, cada día que anochece me digo a mí misma:"Mañana será un día mejor, mañana lo haré mejor que hoy". Luego, llega ese mañana prometido y vuelo a lo mismo: al desgano, a la incertidumbre, a la duda, a la culpa, a la desazón, al miedo, al terror... A la reflexión y al negativismo.

No quiero nada negativo a mi alrededor, ni dicho, ni pensado y menos actuado... Hoy casi peleo por suponer cosas negativas, quiero que seamos positivos porque para negativismos tengo suficiente con el mío. Me asusta que las cosas no hayan salido como lo deseamos, me asusta y me da cólera... Y ahora que se abre otra posibilidad, otro intento, no sé que hacer, mi poco positivismo se fue en el anterior, ahora tengo más miedo, menos esperanza pero aún me queda fe, espero no me abandone... Cuento los días y se presenta una hermosa oportunidad en un hermoso momento: lindo comienzo y lindo final... Quiero positivismo, sin extremos, a mi alrededor aunque yo esté deprimida y negativa... Quiero más fe de la que puedo tener, más esperanza de la que puedo esperar y un milagro que agradeceremos eternamente.

No prometeré nada mañana, solo despertaré y haré lo que toca... No quiero contar los días más, solo deseo que pasen y llegue el tiempo, tiempo que espero Dios considere correcto, tiempo que espero esté de acuerdo porque se me va la vida, se me escurren los años y a él, el de los ojitos alegres, se le va la esperanza de a poquitos a través del aguita de sus ojos...

jueves, 12 de enero de 2012

Empezó el 2012

Ya van 12 días del 2012 y apenas hoy he variado mi rutina triste iniciada, sin querer, desde antes de que empezara el nuevo año.

Por fin hoy he podido dormir y despertarme a una hora decente, sin sentirme cansada o mal o sin ganas, al fin hablé con mi mamá y una buena amiga, por fin he decidido escribir mis propósitos pequeños pero significativos que me permitirán hacer de este año, un año mejor para mí.

El año empezó con el tema que terminó el anterior: sin respuestas, con tensión, con expectativas, con intromisión, con culpas, con miedos... no sé si resolverá este año, tal vez no, lo peor de todo es que no depende de mí, esto es algo que se lo debo dejar al destino, a la vida, a Dios... porque por más ganas, esfuerzo, focalización, concentración y hasta dedicación exclusiva... no depende de mí, ni de él... eso ya lo entendí gracias al 2011. Solo espero este año lograrlo y si no lo logramos, por lo menos, manejarlo bien.

Quiero para este 2012:
- No hablar nada malo de la menor ni la mayor, quiero resaltar lo bueno que tienen, al menos en público, contigo siempre seré siempre franca aunque duela.
- Quiero atreverme a conocer más lugares, más sabores, más gente y nuevos temas y aprender más.
- Quiero vencer el miedo del bendito examen de manejo en este país.
- Quiero resaltar mis cosas buenas.
- Quiero leer más, incluyendo la Biblia.
- Quiero poder lograr que entiendas mis frustraciones y miedos sin juzgarme ni minorizarlos, ni agrandarlos... solo que los veas en su medida exacta.
- Quiero hablar con mis amigas un poco más.
- Quiero dejar de esconderme cuando no puedo cargar mi dolor.
- Quiero poder hablar más con mi mamá y con mi papá y con mis hermanos.

Tal vez falten cosas, pero de momento esto es lo que quiero.