viernes, 31 de diciembre de 2010

Balance del 2010

Antes de hacer las cosas que me he planteado este día y que me son propias del última día del año como parte de una superstición o cábala que me caracteriza cada año con la fe de esperar que el año venidero sea mejor que el se va; me he propuesto hacer un balance de este 2010.

Debo resaltar de este 2010 que fue un año de paz para mí, sí de paz en medio de la tomenta del infarto de mi padre o de la operación de mi madre o de los problemas de salud de mi hermana. Esta paz es la que me ha ayudado a no desesperarme en los momentos difíciles y disfrutar de los momentos sencillos y cálidos de mi vida. No he tenido estrés, ni angustias vacías que me carcomían el alma en años anteriores, pude dormir más noches y despertar descansada y abrazada del amor cada mañana.

Aunque más de una vez me quejé de tanta quietud y falta de emociones y vértigos propios de la que fue mi acelarada vida laboral y social, esta paz ha venido a instalarse en lo que es mi hogar y mi vida actual.

Este año que se acaba no ha sido un año más ni un año ordinario, mi vida dio un giro de 180º, un giro que tuve miedo de dar hace dos, un miedo que me paralizó y me impidió ver lo bueno que había cruzando la frontera, un miedo que me hizo cometer muchos errores (uno más grave que los otros) y que de seguro tiene su factura esperando que le pague algún día; un miedo que me impidió soñar y creer en cosas mejores, buenas y seguras para mí. Este año no se ha llevado mi miedo porque es bueno tener una dosis de él para sentirse vivo, este año me ha enseñado a distinguirlo, a dominarlo, a dejarlo pasar, a sentirlo en situaciones de gran valor para que valga la pena.

Este año que se va fue el inicio de mi hogar, el inicio de mi relación con la vida, lejos ya de la algarabía cotidiana: mezcla de envidia, traición, amenaza, abuso, gritos, falsedad, mentira, hipocresía y desazón. Fue mi reencuentro con el amor, con su sencillez y humilde faz, con la caricia tierna y el beso cálido en la mejilla, en la frente y en toda la cara los domingos de despertares tardíos, con las comidad para dos y las salidas cogidos de la mano, con el trabajo en equipo para hacer de la convivencia una cuento de no acabar. Este año importé yo y mis ímpetus emocionales... este año viví cosas nuevas, más sosegadas, más tranquilas, más como quiero que sean.

Este año revaloré viejas amistades, las maravillas del facebook me devolvío gente que andaba perdida en mi memoria y que deseaba volver a ver; este año me trajo a Melissa, a Romina, a Erika, a Ivette... este año me devolvió el valor de una carta, de una llamada, este año me dejó ver a mis verdaderos amigos, no importa cuán lejos estén o que yo esté... hasta terminé con trabajo, lo cual se constituye en un excelente augurio para el siguiente año... hubo de todo en este año que se va y mucho por lo cual agradecer.

Este año me devolvió lo más importante y con lo que deseo seguir los próximos años: la esperanza y el amor; porque en medio de todas las dificultades, uno siempre debe valorar lo bueno, lo mejor, lo importante y eso estoy haciendo al despedir este año.

Gracias Dios por este precioso 2010 que ya se va y confío en que me darás un 2011 con nuevos aprendizajes, nuevos retos y acrecentarás la esperanza y el amor en mí.

¡Feliz 2011 a todos!

martes, 28 de diciembre de 2010

Navidad entre dos... fue una hermosa navidad

Pensé que la Navidad la pasaría triste y solloza, de hecho lo estuve dos días antes y los días anteriores a ese día. La lluvia interminable no daba paso a ningún rayito de sol ni de alegría en mi corazón.

Mi compañero y mejor amigo, mi esposo, decidió aparecer temprano en casa y hacerme compañía, me ayudó a arreglar nuestra casita y en pocos días se volvió un hogar, nuestro hogar.

Para el 24 ya estamos emocionados con la llegada de la Navidad, todo lo que hicimos juntos durante la semana previa había colmado nuestro espíritu de la dosis navideña que necesitábamos, llamé todo el día a mis amigos y familiares... logré que se comunicara con su tía y amigas... me encandené a la cocina a preparar los creativos y ricos acompañamientos del delicioso pavo que él había preparado.

Nos bañamos, nos alistamos y nos conectamos con mi familia vía skype... brindamos juntos y nos saludamos con nostalgia y mucho amor, algunas lágrimas pero de felicidad porque estábamos juntos a pesar de la distancia, porque se habían superado los problemas de salud de mi padre y de mi madre, porque alcancé la estabilidad emocional que mi alma rebelde y desorientada anhelaba.

Luego, solitos los dos, cenamos rico escuchando Radiomar... jajajaja, nos tomamos muchas fotos jugando con la cámara, esperamos las doce con un brindis riquísimo en mano, nos deseamos feliz Navidad con un beso y un abrazo amoroso, fuimos a poner nuestro niño rogándole por algo que ambos deseamos y agradeciéndole el año que nos dio, la oportunidad que nos dio...y abrimos nuestros regalos.

Después, mi esposo mismo Papa Noel, se puso su gorrito y fuimos a casa de su hermano donde estaban nuestros sobrinos, sus hermanos y su mami; repartió sus regalitos. Verlo tan feliz, tan animado llenó mi alma de alegría y así terminó una Nochebuena que fue más que buena para los dos.

Me sentí feliz, feliz de estar con él; me sentí agradecida porque siento su amor cada día y cada día siento que lo amo otra vez, como antes, como siempre...

Gracias a Dios, gracias a su inmenso amor estoy donde estoy con quien estoy.

lunes, 13 de diciembre de 2010

No hay obligación...

No hay obligación de querer a nadie ni de escribir si no se quiere, como tampoco hay obligación de querer estar al lado de quien se ha dejado de querer.

No hay obligación de mandar un mensaje a quien no está presente, ni de decir te quiero al ausente, como tampoco hay obligación de contar una historia o cuento al que lejano se encuentre.

No hay obligación de extrañar a lo que no se tiene, a lo que se tuvo y ya no, ni a lo que se tuvo y se quebró; como tampoco hay obligación de preguntar cómo estás solo por cumplir nada más.

No hay obligación de hablar si no se tiene palabra en la boca, si no hay inspiración de decir, si no se tiene nada qué contar; como tampoco hay obligación de hacer partícipe al que no está de los acontecimientos de la vida que no vive.

No hay obligación de creer en nada ni en nadie si no hay fe o se perdió, como tampoco hay obligación de pedir a Dios si se sabe que se pecó.

Nadie puede obligar a nadie a hacer lo que no se quiere, lo que no le nace, lo que no se motiva o simplemente no se inspira. El cariño, el amor ni la amistad pueden ser forzados, deben salir del corazón en un acto natural y lleno de sinceridad.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Me gusta la gente que...



Hoy que se recuerda un año más de la partida de mi abuelita Zoila, reflexiono sobre lo que es impotante para mí y que tal vez ha dejado de ser importante para otros. No es cosa de ponerse moralista o conservadores, es, simplemente, de valorizar la esencia de lo que nos hace o debiera hacernos humanos.

Yo coincido en muchas cosas con Benedetti respecto a lo que me gusta de la gente; y respecto a varias que me roden de lo que no me gusta.

No me gusta de la gente que...
- Sea hipócrita y oculte lo que piensa ante quien debe decirlo y lo ande divulgando delante de otros en busca de apoyo a su "causa".
- Sea como los otros, como aquellos que escuchan a los hipócritas y mantienen la hipocresía como una atmósfera en la que se pretenda convivir en "armonía".
- Se crea dueña de la verdad absoluta, que se sienta por encima de las opiniones de los demás o menospreciando lo que otros tengan que decir.
- Se sienta Dios como para juzgar a quien quiera a su gusto en vez de apartarse si tanto le jode la conducta o el pensar de esos a quien juzga.
- Sea engreída como para pretender que se esté pendiente de ella en todo momento y para cualquier cosa; y que cuando cualquiera le pide algo de su tiempo (para salir, hablar, comer o simplemente despedirse) solo esté si no tiene otro compromiso. Todo con equidad: No exijas sino eres capaz de dar en la misma medida.
- Se haga la interesante afirmando que tiene mil compromisos por cumplir más importantes que el que haya contraído contigo; que tiene demasiado trabajo como para escribir un mail de respuesta, pero bien que te exigen comenten su facebook. Exigen grandezas y pequeñeces cuando lo importante es estar cuando se necesiten.
- No sea capaz de decir NO porque se crea la omnipontente, la que maneja toda la situación; y al final te plante, te joda y te haya perjudicado haciéndote perder tu tiempo y otras oportunidades de ayuda.
- Repita opiniones de otros, se creen prejuicios y pensamientos sin ninguna solidez y los ande difundiendo como verdades absolutas.
- Tome como muestras grupos pequeños para explicar hechos que les conviene sustentar y que para otros se hagan de la vista corta. Hay que ser más consecuentes.
- Se crea la abanderada de la verdad y la justifique para sí en "algunos hechos".
- Por tomar como filosofía de vida el pragmatismo, desestime o menosprecie a los que aún creen en valores básicos que no hagan de esta sociedad una selva donde el "don de gente" y la "palabra de hombre" sean simplemente mitos de una sociedad utópica; pero se quejan de que la gente no confíe en ellos ni valoren su "amistad".
- Pregone su fe en Dios y a la hora de dejar a un lado sus prejuicios, sus rencores y resentimientos sean tan mezquinas para restregarlos a los demás y llevarlos en carne viva como si fueran medallas en mérito a algo.


Aquí no he usado demasiado adjetivos pero sí describo situaciones de la gente que nos rodea y que particularmente me molesta y que considero hacen difícil la convivencia o el acercamiento con otros.

El don de gente crea lazos, los fortalece.
El don de gente genera confianza, nos hace crecer espiritualmente.
El don de gente nos hace personas dignas de respeto y admiración.
El don de gente, en resumen, nos hace humanos y fomentar la humanidad.

viernes, 3 de diciembre de 2010

En mi día libre...

Hoy he estado casi todo el día sola, en mi casa, en el college, en el gym... me preparé el almuerzo para mí sola, tomé un baño largo y estuve viendo tele. Más vaga ¿imposible? Pues no tanto, era mi rutina de soltera de los viernes... salvo que no incluía college.

Recordé lo que fue vivir sola por tres años, esa sensación de independencia y que tenía dominio de mis pocas esferas: mis estudios, mis dos trabajos, mis cuentas, mi departamento... viviendo por mí y para mí. Esto es solo una cara de la luna. ¿Y la oculta?

Pues bien, el otro lado es que no tenía con quien hablar de mis logros, ni a quien abrazar por las noches, no había con quien compartir una taza de café, a quien saludar por las mañanas.

Uno va construyendo o destruyendo las esferas de su vida. Algunas solo eligen manejar un par y deciden que no tendrán pareja o no tendrán hijos o no ejerceran su carrera... otras quieren todo y se arriesgan a más. Es cierto que el que mucho abarca, poco aprieta pero ni modo... el cuerpo, la vida o el destino te pasan la factura y te dan un sentido de la ubicuidad necesario para reaccionar y decidir el rumbo o nuevo rumbo de tu vida.

Creo que es válido sentir algo de nostalgia de lo que se dejó o abandonó pero al ver el presente, este que toca tu mañana y tu noche cada día, se dispersa y se pierde como un recuerdo más para quedarnos con el hoy elegido y se valora lo que se tiene como algo único que hay que cuidar.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

M... mi primer ENAMORADO

Cuando conocí a M, me pareció un chico educado, formal, dulce, simpático... me encantaba. No era muy guapo (según mis amigas) pero para mí lo era. Además de estudioso y muy empeñoso.

M, es primo de mi mejor amiga E (amiga de toda la vida, todita, toda). No sé como me atreví a tener enamorado cuando estuve en 4to. de secundaria, llevaba como más de dos años sin tener nada con nadie y me gustaba dedicarme a mis cosas, sin tener que ocuparme de nada más. Lo acepté porque realmente movía mi mundo, sus atenciones y su forma de desvivirse por mí, me quería mucho y nuestras conversaciones eran tan naturales y fluidas, él me quería tal como era, y a mí él me fascinaba.

Cuando estuve a punto de terminar con él porque en vacaciones de medio año no lo veía y esa vaina de la distancia y el tiempo hacen yaya... mi amiga propició un encuentro entre los dos, lo vi, hablamos como si nada hubiera pasado y me besó como nunca me había besado hasta entonces... así que olvidado el asunto de terminar. Se portó gentil y caballero como siempre.

Mi relación con M terminó porque mi mami nos pescó en la esquina de mi casa, sin besarnos ni nada, solo hablando y eso a mi mamá no le gustó, desde ahí me tuvo más controlada que nunca en la hora de llegada a casa y en mi notas y en mi conducta... cómo jodía... jodía y jodía... pobre de mí si andaba distraída... así que finalmente terminé, la presión jodida de mi madre es algo que no soporté por más que mantenía mis notas... le daba lo mismo, al más mínimo error, jodía...no pude más. Terminé con él y pensé que las aguas se apaciguarían pero no... así que no hubo retorno.

Pasado el tiempo, lo vi un par de veces más y le hablaba con la naturalidad del "como decíamos ayer.." sin ningún indicio de nerviosismo, ya mis juveniles actitudes habían cambiado a tono más natural y apropiado a mis veintes... y él, seguía siendo un caballero y el hombre gentil que recordaba. Ojalá no le toque una aprovechada, manipuladora, mala mujer como pareja, se merece lo mejor.

martes, 30 de noviembre de 2010

"No puedo de lejos"

El día jueves tuve una cena familiar con mi suegra, mi cuñada y sus hijas (una de 17 y la otra de 15).La menor estaba como siempre risueña, alegre, juguetona... se parece horrores a mi esposo... en fin, lo cierto es que estaba igualita, como siempre.

Durante la cena, la mayor mencionó que hacía unos días mi adorada quinceañera había terminado con su enamorado, su primer enamorado... mi esposo y yo, sorprendidos, la interrogamos y "exigimos" una explicación, es que el chico nos cae bien y es nuestro vecino. Ella no soltaba prenda, así que de momento mi esposo y yo empezamos a improvisar la lista de frases "célebres" para terminar a una chica o chico.

Empezamos:

- "No eres tú, soy yo. No estoy preparado para una relación seria".
- "Eres una chica fabulosa, muy buena. No mereces estar con alguien como yo. Mereces a alguien mejor".
- "Me he dado cuenta que solo te quiero como amigo. En serio me gustaría sentir diferente".
- "Eres el mejor hombre que he conocido pero solo te quiero como amigo".
- "Creo que debemos ver a otras personas".
- "No es un buen momento para mí, tengo demasiados problemas en casa".
- "Creo que debemos separarnos y si el destino nos vuelve a juntar será para siempre."
- "Estoy enfermo, me voy a morir, no quiero que sufras a mi lado".

Mi sobrina mayor no dejaba de reirse y mi esposo se retorcía de sus anécdotas, y yo de las mías era risa y risa, ahora, en su momento, como lo dije en ese momento, y mi esposo lo admitió también: la ruptura dolió, como algo físico e inexplicable, dolió... ahora solo son frases que nos hacen reir y que esperamos ninguno de los dos pronuncie jamás.

En el trascurso de las risas y las anécdotas y de admitir que tuve varios enamorados, ante la presencia represora de mi suegra, mi sobrina se animó a decirnos y soltó la razón: "No puedo de lejos". Resulta que como se muda a una ciudad que está algo lejos, siente que no puede sostener una relación de pareja a la distancia. Cuando lo dijo, mi esposo y yo nos miramos y mi sobrina mayor soltó: ¿Cómo hicieron ustedes? Y la menor se sumó a la pregunta.

Mi esposo solo dijo: "No fue nada fácil que volvamos a estar juntos, ha dolido el separarnos, y todo lo sucedido; luego de más de un año de haber retomado nuestro matrimonio podemos decir que todo está superado y que al fin caminamos en el mismo rumbo, pero aún requerimos paciencia y comprensión el uno por el otro.

Yo solo analizaba la situación, las relaciones de lejos son complejas, muy difíciles de sostener en largo tiempo, el contacto del uno con el otro es necesario, a veces se siente como que no se puede más, pero si no estás sola en el intento de rescatar, de recuperar, de mantener, de seguir adelante... todo se echaría a perder".

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Declaraciones, pretendientes y algunos besos más.

Cuando tuve 13 años e iba camino a mis 14, andaba metida en mis estudios; sin embargo y sin querer tuve tiempo de conocer chicos. En mi barrio "residencial", vinieron de una cuadra colindante un grupo de jovenes "conquistadores" a explorar nuevas tierras. Las nativas (nosotras, tres chicas adolescentes) de las cuales dos terminamos ligando chico entre los foráneos.



No era que yo tuviera jale, en ese entonces me creía poco atractiva y no es que crea que soy una bomba sexy pero creo que cada mujer tiene lo suyo, sin querer y queriendo terminé en un lío que solo comentaré a grandes rasgos. Se me declararon tres chicos de ese grupo: uno era el que se creía el rico "T" ( y lo era el muy maldito - sorry, Q.D.E.P.), el otro era uno más moderado "M" y el último era más tímido y no me gustaba mucho pero se podría decir que era el adecuado de los tres, ¿adivinen con quien me metí? Pues sí, todas tenemos nuestro cuarto de hora, en fin, historia pasada, terminé siendo enamorada de "M" pero eso se truncó por la intervención de "T" quien era el que más me gustaba pero que sabía no era el apropiado, todas sabemos eso y como todas caí en pensar que sería la excepción.

Con un tiempo en soledades y decepciones se presentó lo inesperado, uno de aquel grupo, el más tímido y el más tierno se había mantenido oculto, él era el chico ideal: un caballero, muy tierno, respetuoso, un tipo con porvenir, aquel, que lamentablemente se termina viendo solo como un buen amigo, se había fijado en mí pero yo no, eso terminó muy feo, muy mal.

El tiempo me hizo recuperar y permitir el saludo de algunos, las cosas se fueron aclarando porque en medio todo, cada quien vio lo que quiso mirar. Con el tiempo maduramos, crecimos, nos encontramos por la calle y lo saludos se fueron dando, pero cada quien en lo suyo: trabajo, estudio, nuevos amores, otra vida. Nos fuimos convirtiendo en la anécdota o la vivencia significativa del otro, cada quien decide qué fue.

Aprendí a besar, aprendí a diferenciar besos, aprendí a ver qué me gustaba de una persona y que no... aprendí a llorar por una decepción y por decepcionar a otros, aprendí a pedir peidr perdón y a perdonar esa clase de errores que se cometen cuando uno se ilusiona y desea conocer el amor en su adolescencia.

En esos momentos pensé que había vivido muchas cosas y al mismo tiempo que había llorado mucho y que había aprendido mucho; pero muchas cosas más estaban por venir.

El amor en nuestros tiempos parece que ha dejado de tener ese color rosa, esa ilusión única que se vive con una única persona, parece que para conocerlo o reconocerlo como único hay que haber aprendido, haber vivido experiencias que nos hayan acercado a él... no sé, solo parece que fuera así.

martes, 9 de noviembre de 2010

Mi primer beso... el de adeveritas.

Mi primer beso en serio, el consciente, en serio, de verdad; lo tuve entre los 12 y 13 años. El joven en cuestión: el primo de una amiga, no recuerdo su nombre, ¡Oh my...! Chispas, qué feo. No me acuerdo en serio. En fin, el joven en cuestión no era guapo, ni atractivo (ahora, a la distancia de los hechos soy bien objetiva)... estaba cerca y son de esas relaciones que surgen de la inercia, en un juego bobo, no recuerdo si fue el mismo de mi niñez: "La botella borracha", el hecho es que nos lo dimos, él me gustaba y mucho; y al parecer yo no le era indiferente, lo certero es que ese beso media luna se dio. Se llamaba "Media luna" porque la indicación del beso dentro del juego era que no fuera con toda la boca, solo con "la mitad"... jajajajajaja... como si fuera posible. Lo curioso es que cumplí con el requisito, no le di mi boca completa, él sí me besó con todo su boca.

Ese beso fue muy lindo, sentí las famosas "Mariposas en el estómago", nos gustábamos. A los dos días me lo dijo y además me pidió estar con él, yo le dije que no. Tratamos de estar juntos y ver qué pasaba por las semanas  que se quedaba en Lima pues se iba a su tierra y se supone que volvería el siguiente verano, no recuerdo si fue así, pero si recuerdo que el siguiente verano tuve otra historia, muy complicada e intensa... jajajajajaja... mis 13 y 14 años fueron algo turbulentos... jajajajaja...

Al poco tiempo que se fue, recibí una carta de él, la recuerdo claramente porque fue la primera carta que recibí de algún enamorado o pretendiente, y fue muy tierna. Decía que me extrañaba y que mantuviéramos el contacto, yo le escribí de regreso. Solo una carta de ida y una de vuelta. Nos olvidamos despacito, sin dolor y con buen recuerdo.

No recordaré su nombre pero sí los hechos que lo consolidaron como un amor platónico adolescente, tierno, inocente y puro.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Mi primer beso...

El primer beso me lo dieron a los 8 ó 9 años y fue dentro del viejo juego conocido "La botella borracha", eramos un montón de mocosos jugando juegos de grandes. Mientras jugábamos "Mata - gente" o "Bata", veíamos que los mayores de 18 se juntaban en círculo y lanzaban la botella a dar vueltas y al terminar únia en un beso a un extremo con el que indicaba el otro extremo.

Mi grupo de mocosos precoces, siempre vanguardista, quisimos probar y en esas circunstacias me dieron mi primer beso y otros pocos más. Debo aclarar que mis BESOS, fueron del tipo ahora conocidos como PIQUITOS, sin lengua y sin humedad, un PICOSALUDO, como los llaman ahora.

Solo recuerdo uno, memorable, digno y tenía que habérmelo dado alguien mayor, un chico de aproximadamente 15 años, SS, fue un beso ya afinado, claro que ahora lo puedo decir, en ese entonces me emocionó la diferencia respecto a los otros (los piquitos), ese beso, fue EL BESO, claro para una niña de 8 ó 9 años tenía que serlo.

Me río de la inocencia de haber "prostituido" mi boca en aquel juego, sin saber lo importante que era, que es. Tampoco me pondré cucufata y sonaré avergonzada de nada de lo vivido, solo que creo que debió de haber sido más especial, como lo fue más adelante sin ser ya el primero.

jueves, 28 de octubre de 2010

El cumpleaños de Ally Mcbeal

Cuando Ally cumplió años en la cuarta temporada se encontraba con Larry, el segundo y definitivo amor de su vida (al menos en la historia de la serie). Como siempre no quería que se celebrara ycomo siempre Elaine sí quería, sobre todo porque se lucía en el canto.

El caso es que en el dichoso cumpleaños Ally no se sentía normal, es más se sentía vacía, cosa rara considerando que estaba con el amor de su vida. Esta parte me resulta incomprensible porque puedo comprender que una mujer sea inconforme pero ella se encontraba en un punto en que lo tenía todo: amor, dinero y salud... además de un trabajo que disfrutaba plenamente.




Las mujeres pueden ser inconformes, pueden ser locas pero debe haber y de hecho creo que hay un momento en que la lucidez se impone, existe, se manifiesta en el momento oportuno dando paso a la inteligencia que nos caracteriza.

Ese deseo infinitamente insatisfecho de Ally me resulta frustrante, es como si recreara a la mujer como un ser inconforme hasta la eternidad, capaz de sabotear cualquier cosa buena que le suceda ante el más mínimo indicio de duda o ante un nimio problema. Este no es el tipo de mujer con el que deseo indenficarme y dudo que alguna quiera.

Ally nunca debió sorprenderse del abandono final de Larry pues ella ya lo había abandonado al sentir ese vacío que aun en su compañía ocupaba su ser. Ella ya había dejado todo, ya estaba empezando el autosabotaje, ¿qué más podía esperar de un hombre que como tal responde a estímulos que nacen de este tipo de mujer?

lunes, 25 de octubre de 2010

Ally Mcbeal y Víctor

Aunque Bon Jovi pegó más como cantante que como actor, este último oficio no le salió tan mal, al menos desde mi humilde perspectiva, en esta serie.

Durante los capítulos de la 5ta. temporada que trató de resucitar algo del éxito de la 4ta. sin conseguirlo; Víctor se convierte en pareja de Ally, inician una relación basada en el "tratar de olvidar a Larry", "sé que no quiero pelear contigo como peleaba con Larry", "antes me conectaba más por el sexo que por lo emocional y contigo será al revés, como debe ser"... por algunas de esas bases, solemos entablar relaciones, además del chispazo, del trato o de formas que debieran ser más normales y menos complejas.



Es más me atrevería a afirmar que la mayoría de las relaciones se inician por las razones expuestas por este nuevo par en la serie. Algunos consideran que son tan válidas como las otras, sí como no, como si el hecho de empezar con otra por despecho sirviera de algo, ni para olvidar... lo sé por experiencia, aquí la ciencia no pinta nada.

En la historia en cuestión, ambos personajes QUIEREN, DESEAN y se entregan a una relación "COMO DEBE SER": donde el sexo sea un rico agregado pero que prime lo emocional; donde prime la conversación, el diálogo, el entendimiento, evitando así las peleas y confrontaciones; donde empezar con honestidad valga(así sea afirmando que siente algo por el ex, que no cree que sea amor porque no se lo merece por la forma en que terminó) por encima de probar estar sola para "desintoxicarse" de lo pasado. Sí, sé muchas historias comienzan así, yo comencé varias así; pero ante todo honestidad: NINGUNA RELACIÓN DE ESTE TIPO RESULTA, NINGUNA AVANZA, ES UN DESASTRE.

La historia de Ally y Víctor no fue la excepción: fracasó y simplemente porque empezó mal, malas bases, así sean las mejores personas del mundo, fueron malas las bases de su incio. Cuando Ally terminó con Víctor resaltó la falta de pasión en la cama (sacando a la luz una relación que él tuvo que resultó un torbellino en el sitio en cuestión), adujo que no hay una motivación o inspiración a tener un sexo más hot; por otro lado, carecían de temas de comunicación entre sí, primaban más lo silencios incómodos de esos que te hacen ver que no tienen nada en común de qué hablar... eso es terrible, es como salir con un autista... es insoportable... a un autista se le puede comprender en su estado, pero a un ser que se supone normal caiga en anomalías de estas por encima de los 30 y más por encima de sus 40 da a no notar que es un perfecto estúpido o estúpida... finalmente, señaló lo obvio, lo que se sabía desde el inicio: NO OLVIDABA A LARRY, ella había entendido, que se había ido sin decirle nada porque su cobardía pudo más que enfrentar la separación ante ella, lo cual no arrancaba de su corazón el amarlo aún pero la convencía de no volverlo a buscar.

Aunque la 5ta. temporada es alocada, tirada de los pelos y desesperada... por de más desordenada respecto a las anteriores; sigue dejando algún tema de análisis y cuestionamiento de la naturaleza humana, salvo las alucinaciones de Ally, las emociones humanas son recreadas de manera muy natural.

Ally es la típica mujer inconforme...

martes, 12 de octubre de 2010

Lo bueno es que ya vuelves...

No sé cómo pudiste estar sin mí tantos meses y yo con una semana ando torombola...¡horror!

Es difícil de explicar lo que siento ahora en tu ausencia y la ansiedad creada por tu regreso.

Soy nueva en estos menesteres, estamos aprendiendo a convivir y pensé que estábamos más acostumbrados a vivir separados... eso creí, hasta mi último viaje, realmente no quería irme, por primera vez te extrañé muchísimo y me moría por volver a tu lado, donde quieras que estuvieras.

Ahora, por primera vez me dejas y me dolió horrores, por primera vez te he extrañado mucho más, cosa curiosa, cosa aprendida...

Al fin nos hemos conectado y eso es muy bueno. Hemos aprendido. Seguimos aprendiendo.

sábado, 9 de octubre de 2010

Anoche...

Una pelea a la distancia no es grave... lo grave sería guardar rencor y estar siempre reprochando.

Desperté y encontré un mail cariñoso, tierno y bien mandado... era un atontería. Ya sabemos que cuando son consas serias, continuamos el tema para resolverlo y creo que eso es bueno; para lo demás, paciencia.

A veces siento que no tengo, me exasperan esas diferencias de ritmo y al mismo tiempo las valoro como un freno que necesito a mi acelerada y estresante existencia; lo bueno es que estás valorando el poco de velocidad que inyecto a tu ritmo porque ves que a veces es necesaria.

Avanzamos, poco a poco, así se construye algo sólido, poco a poco.

viernes, 8 de octubre de 2010

Ally Mcbeal y Larry Paul

Una de mis series favoritas desde que existió el cable fue Ally Mcbeal, fue la primera que se coló a través del zapping que hacía en busca de algún canal que me atrapara más allá de los locales que existían y a los que estaba costumbrada.

Cuando la encontré, me encantó su locura, manías y su obsesión por buscar la felicidad; y digo obsesión porque a pesar de lo triste que era su vida personal mantenía viva la esperanza de encontrar un buen amor que la acepte con sus alucinaciones, carácter y manías.

Billy, su primer gran amor, nunca me pareció el adecuado para ella... era muy normal, entendía el mundo de Ally pero no lo compartía.

Larry Paul, cuando apareció este personaje, mi hermana y yo deliramos, aún no sabíamos lo grande que llegaría a ser Robert Downey Jr. (quien interpreta a Larry Paul en la serie), si no hubiera sido un tipo con tendencia a la drogadicción muy fuerte e incontrolable, la serie habría tenido otro final.

Volviendo a Larry Paul, desde que apareció en la serie (4ta. temporada) fue la mejor parte de toooooooooooda la serie, he econtrado foros que opinan lo mismo; y es que Larry era tan complejo como Ally, compartía su mundo y lo apreciaba como una parte de ella que la hacía única y especial.

Larry era un personaje en sí mismo, no solo fue el complemento perfecto de Ally sino que, además, presentaba su propia historia, independiente, aún más complicada de lo que Ally esperaba como su media naranja.
 
Larry Paul representa al hombre perfecto pero demasiado complicado, alguien que se acopla a tu vida con facilidad, con buena e inagotable conversación, con hábitos caseros, asequible, permeable (aparentemente) porque llega a compartir hobbies como el cantar, bailar y jugar...

Larry Paul se convierte en un hombre fascinante, además de atractivo, inteligente... increíble.

Lo que desarma su ser es el haberse ido sin ninguna explicación, el que el hecho de que su intento de pedida de mano haya sido fallida por culpa del mesero, lo haya llenado o, tal vez, incrementado de dudas... o simplemente fue con ese hecho fortuito que, tontamente, cuestiona una buena relación... muy loco.

Larry pareció un tipo con una vida complicada que iba en busca del amor también, pero que en el camino sus miedos pudieron más.

Cuestionamiento: ¿Pueden más los miedos que la certeza de un buen amor?, o ¿será que no se tenía certeza de ese buen amor?, ¿qué le faltó para que se diera cuenta de que era bueno?

Continuación ante el comentario no comentado de El Drac :

Me siento identificada con Ally por todo lo anteriormente expuesto; peeeeeeeeero... también me he sentido identificada con Larry Paul ¿por qué? Porque es un ser autodestructivo, un ser inconforme (Ally también lo es, esto lo explicaré en otro post)... pero Larry cuestiona todo con lógica, basado en sus vivencias. Ally es más intuitiva y es de naturaleza femenina la inconformidad.

Larry Paul es un personaje lleno de vida, que se arriesgó varias veces, y que en esta oportunidad que pudiera ser la definitiva, él echa por tierra todo, solo por miedo, solo por sus dudas nacidas de un acontecimeinto fortuito que lo llevó a hacer un análisis exhaustivo de sus encuentros y desencuentros amorosos y desencadenó en terminar algo que apenas mutaba a una etapa mejor.

Mis cuestionamientos más que por el personaje van hacia mí, claro no en un ahora, afortunadamente, sino en un ayer, antes de que rectificara el camino... casi friego mi vida entera, estuve a punto de arruinar mi futuro... temo volver a caer en ello y confío en seguir luchando contra mí misma, si es posible, por seguir viva para él y vivir este amor que apenas empieza de nuevo.

jueves, 7 de octubre de 2010

Noches sin ti...

Vengo y te vas, cosa curiosa, la vida nos trae y devuelve... risa y llanto me da de este juego del destino porque lo mío dejó de ser un amor solo lleno de ilusiones, de sueños y de posibilidades. Lo mío ya es una realidad, tan tangible que por ratos debo detener el tiempo para disfrutar por segunda vez lo vivido. No sé si eso pueda entenderse.

Ahora que no estás, es ese segundo momento atemporal, ahora es que lo vivido lo vuelvo a revivir, me río de tus ocurrencias, de tus muecas, de tu inocencia de niño, ahora es qu disfruto tus engreimientos y tus mimos... supongo que el amor es así.

Las mujeres solemos ser tan complicadas que en busca del amor verdadero queremos una novela donde todo se hace difícil para encontralo y conseguirlo, cojudeces, mucha tele...

El amor no es fácil, yo lo compliqué... quiero pensar que Dios me ha dado esta oportunidad de rectificar mi camino y ver que aún me esperabas paciente y aún con todo tu amor intacto para mí, no creo merecerlo; pero cada día busco las maneras de hacerte feliz y los detalles cuentan, tú los cuentas... y los notas y esa es mi recompensa... que lo veas, que los sientas.

Ahora no estás, pero estás conmigo; ahora sé que ninguna distancia es lejos y que las complicaciones son inútiles cuando el destino, Dios o la vida ya tienen tu camino trazado.

Ahora te espero mejor que antes y de aquí a para siempre: con los brazos abiertos y con el corazón lleno de amor para ti.

viernes, 1 de octubre de 2010

Hay días que me siento más enamorada que otros... muy raro lo que me pasa.

Hay días que me siento más enamorada que otros, pero, afortunadamente, siempre enamorada. Hasta ahora voy bien. Y sí, es muy raro lo que me pasa porque llevé mucho tiempo confusa, aturdida, desesperanzada, melancólica, bastante extraviada en el lío de mis emociones revueltas y no identificables o distinguibles entre sí.

Estos días ando ensimismada en mi vida y sus días transcurridos, he adquirido nuevas rutinas y he roto con otras, tengo metas a corto, mediano y largo plazo, planes y sueños que quiero ver concretados en el correr del tiempo al lado de quien es mi esposo, con quien estoy atravesando el mejor momento de nuestra relación.

Estoy más decidida a caminar a su lado y de su mano, que vengan nuestros días con sus encuentros y desencuentros, con sus alegrías y tristezas, pero esta vez saber que estamos juntos para enfrentar o disfrutar lo que la vida nos ponga delante.


Dios, el destino o la vida se ha encargado de pone cada cosa en su lugar y el mío es donde él está, ahora lo sé, ahora lo he comprendido y, lo que es más, ahora lo creo y lo deseo.

Tratamos de que cada día sea lo que tenga que ser con su dosis de humor, de sopresa y agradecimiento.

Estoy en un momento feliz, tranquilo, apacible, suave; sin euforia visible, más que la de mi corazón saltando cada que lo veo o lo escucho hablar.

Confío en que la vida nos siga dando gratas sorpresas y Dios nos ayude a pasar las pruebas que tenga a bien poner en nuestro camino.

martes, 21 de septiembre de 2010

La única ventana abierta

La única ventana a mi vida real o imaginaria es mi blog. Aquí sigo compartiendo y mezclando lo mío, lo de otra y lo de aquella.

Lo cierto y lo falso se mezclan, lo vivido, lo imaginado o lo deseado también. Lo que me cuentan (sin la infidencia de decir de dónde viene con nombe y apellido, respetando como se debe la PRIVACIDAD QUE OTORGA LA AMISTAD - tema de un post) de manera literal o trabajada... lo que salga.

Escribir, aunque no sea lo mejor que haga, saca de mí lo mejor que tengo. Mi peor momento o el mejor, mi odio más grande o mi más grande amor... espero siempre saque lo mejor de mí, la efervescencia de la emoción que vivo con toda la intensidad en la "cresta de la ola".

Nada como escribir para sentirse aliviada.

Un buen amigo mío, K, me ha dicho: ¿Por qué si has "privatizado" todas tus redes sociales y correo, no haces lo mismo con tus blogs? Mi respuesta fue sencilla e inmediata: "No quiero". No quiero privatizar mi blog porque a través de este he "conocido" y compartido opiniones con personajes que se han convertido en personas importantes de mi mundo virtual como Adolfo Payés o Yared o mi estimado Drac.

Mi blog, para mal o bien, se ha constituido en una parte importante de mi vida, una parte que me sirve de refugio o de escape; no es mi ancla y hace más de un año dejó de ser mi paño de lágrimas o mi muro de lamentaciones. Mi blog ha retornado a su etapa inicial y de creación, a su esencia, a su intención primaria, a su propósito de existir.

Como la vida misma, ha registrado las subidas y bajadas, lo feo y lo bonito, lo absurdo y lo necesario, lo que fue y lo que hay, lo que está o estará.

Los que lo leen podrán creer en cada palabra escrita o pensar que soy bipolar o que sufro de personalidades multiples, pues salto de un tema a otro, de una emoción a otra, de un mundo a otro... con la misma facilidad con que se lee uno, se lee otro... ¿y? Por alguna razón pasan por aquí y yo los dejo asomarse por una ventana que he dejado de mis vivencias, que es la misma por la que veo yo a todos y a mí misma.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Claro que medité esta madrugada también...

Y sí que lo hice.

Me sorprendí a mí misma todo el días buscando, mirando y comprando cosas para mi casa; no sé me parece muy loco esto, porque al final miraba mi salita como en una foto: tal cual la quería armar con los que tengo guardado y lo que acabo de comprar.

En la noche, siento una enorme necesidad de conversar con mi esposo, a pesar de que andamos lejos (para variar entre nosotros, a veces pareciera el estilo de vida que nos hemos impuesto como pareja joven y moderna), surge en mí la necesidad de hablar con él, de alguna manera sentirme a su lado. Ansío estarlo.

Pero de momento surge en mí la necesidad de estar ahora mismo en casa de mis padres, estar con mi mami, ayudarla con la comida para mi papá. Sí ya sé que debo seguir con mi vida y eso haré, igual me iré. Solo espero no sentir tanta nostalgia.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Noches a solas

Me he tomado un descanso de todo: de la familia, del trabajo(hace rato), de mi esposo, de mis amistades para estar a solas, solas, solas.

Decidí irme a Cuzco y aquí estoy, no sé por qué pero es y será por siempre mi lugar favorito y eso que está haciendo frío.

Hoy llegué y mi madre adorada junto con mi adorado esposo estuvieron pendientes de mí, no me molestó porque los extrañaba mucho.

Estoy a punto de volver a mi casa con mi esposo y me soprendo a mí misma comprando y planeando cosas que quiero en mi casita, le consulto a mi esposo vía skype (ah porque estaré en Cuzco pero de mi lap no me desconecto) y aprueba todo lo que quiero comprar, siento que lo exploto, pero por ahora es así. En fin, estoy con muchas cosas en mi cabeza para mi casita y ni yo me la creo cuando salgo de mí a analizarlo, quiero volver, quiero estar a su lado y compartir mis días así.

Sin embargo, porque los "peros" siempre están; no puedo evitar notar lo mucho que me he unido a mi madre (siempre nos hemos querido pero en esta oportunidad no hemos peleado para nada, ni una vez), hemos compartido taaaaaaaanto que me duele dejarla otra vez. A veces pienso que me he escapado para no sentir tanto mi partida más lejana. Veremos como van las cosas.

Esta última semana me he percatado también que mis amistades, me aprecian mucho, incluso los más malcriados y dejados de mis alumnos me han hecho saber que me han extrañado. No es que no me sienta querible, solo que cuando andamos en el día a día las muestras de afecto se pierden y es muy común verse o conversar de cualquier cosa. Han pasado cosas extraordinarias para mí: Flor, una de mis grandes amigas y con la que más he conflictuado, es con la que ni hemos peleado, nos hemos bromeado y con trago y sin él nos hemos dicho abiertamente que nos queremos mucho, pero además me dijo que me extrañó mucho... jajajaj, sé que puede sonar burlón, pero a mí me hizo muy feliz; Víctor quiso pasar su cumple conmigo, además claro de su enamorada, mi gran amiga; y bueno varios buenos amigos y amigas se fueron enterando que estoy en Lima, la horrible, y me han prodigado muestras de afecto y cariños sinceros que me han dejado sin palabras y con un inmenso calorcito en el corazón: he llenado mi agenda por lo que queda de mi estadía y espero pasarla muy bien y mantener los lindos recuerdos que me inspiran a volver.

domingo, 22 de agosto de 2010

A la distancia

A la distancia, las cosas grandes se ven pequeñas y no solo es una cosa de percepción, y no solo ocurre con las cosas tangibles, sucede con todo: iras, recuerdos, cariños, verdades, mentiras.

A la distancia, todo se ve pequeño y se ve inofensivo, como que ya no provoca dolor. Eso es bueno, creo yo.

A la distancia, los recuerdos se pierden en el horizonte del olvido y los sentimientos se reducen a una dimensión sana y más llevadera.

A la distancia, lo que causa dolor deja de causarlo; y lo que causa alegría, también. Aunque parezca mal, la distancia ayuda mucho a alejarse de las situaciones, personas y reacciones que causaban daño, dolor y llanto. La vida se hace más dulce, menos desesperante y triste.

A la distancia y con tu compañía, todo es mejor, mucho mejor.

sábado, 21 de agosto de 2010

La gente que perdí en el camino...

Cuando menciono perdí, el término es muy amplio. No me refiero a perder solo porque ya no hubo ni hay contacto, me refiero también a aquellas con las que por diferencia de opinión o malos entendidos no me quieren hablar o yo no deseo hablar... es amplio el significado que podría resumirlo en que estuvieron y ahora, por diversas circunstancias, no están.

Hace poco me mencionaron a dos personas y ando buscando a una, cosa curiosa, tuve nostalgia. La mención de la otra de ellas, no me hizo la menor yaya, ahí supe que estén pendiente de mí o de mi vida, yo ya no, evito enredos innecesarios. A la que busco es una amiga de la secundaria, mi única amiga de esa época, que incluso llegamos a coincidir en el día de nuestras bodas y estuvimos muy cerca durante ese año de planificación. Sé que tiene una nena y me dio por querer visitarla, ahora que ando de paso, pero no hay forma, al menos hasta ahora, he llamado y a los dos fonos que he tenido en agenda. Esta semana insistiré.

Al verme en estas acciones de búsqueda y resucitación, me percaté de que cuando quiero a alguien y le guardo un recuerdo bonito, tengo este tipo de dedicación. A nosotras no nos separó una pelea boba y sin sentido, nos separó, de manera natural, las circusntancias de la vida, nos casamos, ella se embarazó rápido y yo me iba a radicar a otro país, perdimos contacto, dejó de trabajar, así que nada de correo, dedicadísima a su hija y no me extrañaría que ya tenga dos o se vaya por el tercero. Solo sé que quiero saber de ella antes de irme, ¿será posible? Quiero ponerme al día, contarle todo lo que he pasado en estos 4 años que llevamos de no saber de la otra y en fin... las oleadas de la vida siempre nos ha devuelto la ternura de nuestra inocente amistad, ella ayudó en buena parte y ahora me toca a mí.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Alucinación

En los espacios de soledad que aún poseo, por casualidad o por situaciones buscadas por necesidad, aparece mi vida en paralelo. Esa que pudo ser y no fue, esa que sería un suplicio, una angustia, una agonía.

No sé por qué razón extraña aparece ese mi otro yo, deseando encarnarse en alguien que ha dejado de ser por convicción, para ser alguien mejor por convicción. Mi otro yo ya no funciona en la vida real, está agotado de haber repetido ciclos y, sin embargo, pareciera que hubiera querido uno más para estar convencido.

No sé qué más convicción necesita, si el maltrato debe vivirse una vez; si los insultos, si han de recibirse, deben ser una vez... ¿cuán golpeado debe estar mi autoestima, para que una efímera ilusión pretendar avivar una posibilidad remota e inexistente? No sé que pasa en mis estados de soledad, que evoca sensaciones y vivencias que nunca existieron, que siempre imaginé en ese afán de querer que todo fuera posible.

Bien dicen que la soledad no es buena compañía, te puede hacer tomar decisiones equivocadas y ahora compruebo que también te puede hacer alucinar, solo fantasear con vidas paralelas que de ser verdad no se acercarían a lo más mínimo de ese sueño.

Habrá que despertar por necesidad de vivir y crear una vida, una en la que esa fantasía sea posible pero no más contigo, ya no más... hay que despertar y encontrar en mí la verdadera motivación de amar, debo buscar en mí misma el amor pero esta vez no buscarlo para ti sino para mí.

viernes, 6 de agosto de 2010

The ugly truth... de los hombres (5)... La verdad, esta es la excepción y por lo tanto no es ugly...

Es la excepción, el cierre del tema, y sí, no es ugly: El príncipe azul.

El príncipe que podría ser azul, verde, morado... o cualquier color; incluso ni siquiera tener por oficio ser príncipe, es más podría ser un humilde empleado público, "guachimán", cobrador de combi, médico, profesor o ingeniero de sistemas. El hecho es que existe una especie en peligro de extinción, un grupo minúsculo de hombres buenos y "perfectos" para aquellas mujeres que esperan uno.

Digo "perfecto" porque aunque sea desordenado, postergador,jodido y bastante engreído; lo es, lo es para quien espera un hombre bueno, tierno, noble, trabajador, fiel; que sabe ser compañero, amigo, amante, esposo y que sabes muy dentro de ti que sería un padre sensacional y que no pudiste elegir a nadie mejor con quien compartir tu vida.

Existen, son pocos pero hay. No sé si es cuestión de suerte encontrarte uno, lo que sé es que siempre nos merodea uno y que solemos estar mucho tiempo en el mundo del cojudeo como para ver a alguien tan especial. Sin embargo, cuando llegamos a la edad de la razón (30 a más) los vemos, los descubrimos, y somos felices la mayor parte del tiempo, porque la vida es así; con ellos se es feliz la mayor parte del tiempo y eso vale la pena, hace que al final del día duermas en sus brazos segura y con una sonrisa.

Con un hombre tan especial como este comprendes que la felicidad es un estado intermitente pero real, que la felicidad existe también para ti y; que si hay momentos malos, estos pasan, no se quedan.

Con un "príncipe azul", aprendes de que no hay que sufrir por amor; de que así como das amor, recibes; de que cada detalle (por más pequeño que parezca), cuenta; de que él está tan agradecido por tu amor como tú por el suyo.

Con un "príncipe azul", se tienen objetivos en común: aprender, amar, vivir intensamente. A su lado todo es posible con paciencia y tolerancia para entender las diferencias y sobrellevarlas, esfuerzo para no dejarse vencer por la rutina o los problemas, y mucho amor para nunca ver el final.

No sé si es Dios, si es el destino o la suerte quien ponga un hombre así en tu camino; lo más importante es que tengas la "sabiduría" de saber elegir, de poder distinguirlo entre tanto infame - ególatra - egoísta e infeliz.

jueves, 29 de julio de 2010

The ugly truth... de los hombres (4)

¿Los indiferentes?

Los he visto, los he conocido y no me han gustado. Son personajes que viven para sí e incluso tener pareja les significa una "cosa suya" que si quieren toman o dejan, usan o desechan. Parece la descripción de un ser egoísta, pero incluye también ello.

Los indiferentes se vuelven egoístas o lo son porque andan tan ocupados consigo mismos que no se ocupan de la pareja o madre o quien sea que por amor estén cerca a ellos.

Los indiferentes no se ocupan de ti en lo absoluto: no sienten celos, no te llaman, no te buscan; y si tú lo haces, depende de su humor o deseo el que te hagan caso o no. No les interesan que sigas o no formando parte de su vida, ellos tienen una sin ti; y si te vas, la siguen teniendo.

La pareja no es problema alguno, ni solución alguna; está con él porque quiere, porque aún conociéndolo espera cambiar esa actitud (cosa que las mujeres comunes e idiotas esperan de los imbéciles con los que se cruzan)... es por propia voluntad que se aferran a estar con ellos; y por propia voluntad se van. Eso sí, el indiferente no la bota, solita se cansa de su indiferencia. Las más inteligentes se dan cuenta rápido y zafan rápido; las más idiotas, duran aaaaaaaaaaaaaaaaaaños... pobres.

Los indiferentes existen y el detectarlos es sencillo. Las mujeres deben entender que nadie cambia a nadie; además de que en la medida que dan, reciben. Eso del amor incondicional, eso de da sin esperar nada a cambio; son cojudeces creadas para "victimizar" a la mujer, y sublimar el amor de una mujer más allá del dolor... "pamplinas"... eso no existe. Eso solo ha servido para guión de telenovela mexicana, eso de sufrir los golpes, los maltratos y los insultos de un ser inferior, ¿por amor?... ya fue. Solo para novelas y en este milenio, el asunto está bien gastado.

Si las mujeres entendieran que en la medida que das, recibes; que si atiendes, te deben atender; que si mimas, te deben mimar... ojo, de manera recíproca sin exigencias ni reproches... detectar a los indiferentes y cualquiera de los tipos anteriormente descritos no sería un problema y muy por el contario serían salvadas.

miércoles, 7 de julio de 2010

4

YA son 4 y quiero más,
te extraño, te amo, te adoro.

COntigo tengo un gran motivo para despertar
y otro para acostarme,
quiero tener una copia en chiquito de ti
espero podamos lograrlo, solo debemos seguir.

Feliz aniversario, te amo mi vida.

lunes, 5 de julio de 2010

Feliz día del maestro...

Sin querer, o tal vez queriendo me he encontrado en la vida con personas maravillosa que han terminado siendo mis mejores amigas y amigos.

Ericka, sí con c y k, es mi mejor amiga de la época del colegio, la única amiga de esa época; en ese entonces no sé que camino errado iba a llevar hacia la odontología, yo sería maestra y lo supe desde el 3er. año de secundaria; ella lo descubrió más adelante, es profesora de primaria y sin duda una de las mejores.

Luego están Maribel y Flor, mis únicas amigas de la universidad; Maribel, exigente como buena cáncer, dedicada a cambiar el mundo desde su colegio en el callao; Flor, metida en proyectos que busquen mejorar la calidad en la educación.

Los Luises, únicos amigos de la universidad; Luis Al, buen colegio, buena paga; pero este maestro vale cada centavo; Luis Ar, buen maestro, debería recibir buena paga; pero él sigue siendo un soñador en la utopía de la educación peruana.

Liz, la conocí en la universidad, pero es mi única amiga de Pamer; simplemente excelente, la gramática para un postulante era sencilla si ella lo llevaba de la mano.

Genoveva, única amiga del Dora mayer - Turno mañana, profesora de Comunicación; excelente ser humano, comprometida con su labor, preocupada por los jóvenes.

Judy, única amiga del Dora Mayer - Turno tarde, profesora de Arte; rompió el mito del dibujo libre; es excelente aunque sus alumnos no valores TODO lo que hace por ellos.

Pilar, única amiga de la mestría, profesora de inicial; una tipa extraordinaria, dedicada a su labor con esmero y amor.

Miguel, único amigo de la mestría, catedrádico de ESAN, exigente, con la dosis necesaria de ironía para tratar en ese nivel, brillante, un humor extraordinario, dichosos los que llevan sus cursos de matemáticas con él.

Lis, una literata humilde, rara en el medio, única en su especie; recientemente descubrió las maravillas de la docencia y sus frutos... una profesora y catedrática que definitivamente se las trae.

Víctor, un literato, nada humilde; pero caballero al césar lo del césar; este ser conoce su negocio, de que sabe, sabe...

Kathy, la conocí en Pamer, única amiga por oleada (la vida se la llevó y me la trajo dos veces, la ultima para quedarse), la galardonada amiga del Maestro Digital 2009, y bien merecido que lo tiene; sabe de TICs aplicada a la Educación; propone estar a la vanguardia y utilizar estos medios como herramientas a nuestro favor... lucha difícil para la mayoría de retrógrados que existen en nuestros medios.

Espero no haberme olvidado de ninguno; claro que tengo otros amigos, pero son de otras ramas; por ahora menciono a estos, mis amigos y amigas, mis colegas que han tocado mi vida y se quedaron en mí para siempre; aprendo de ellos, de su experiencia, de su entrega. Adoro tenerlos en mi vida, que además de ser mis colegas sean mis amigos.

Amigos - colegas, feliz día del maestro; gracias porque cada día me hacen ver que no soy la única en la lucha, gracias por comprometerse con los niños, adolescentes y jóvenes; gracias por hacerles ver, a cada uno de ellos, que nos tomamos el asunto en serio; y que hay quienes marcamos la diferencia y queremos hacer patria.

Y por último y el más importante, un saludo a mi padre, al maestro de maestros, un feliz día, maestro de toda mi vida; gracias por tu ejemplo, y dedicación a esta carrera tan noble, gracias por ser un gran maestro, además de un gran padre. Te amo papá.


PD: Mis amigos no pertenecientes al gremio, disculpas por el día de hoy. A los demás, no ofenderse por no encontrarse en las menciones honrosas que especifico en el presente post, pues hay mucha historia entre los que menciono y yo, mucho más que solo trabajo o casualidades del día a día.

Un saludos a todos los que conozco, a todos aquellos que cumplen la noble tarea de enseñar, un feliz día del maestro.

viernes, 2 de julio de 2010

Y al soplar mis 36 velitas...

Y al soplar mis 36 velitas pediré mi gran deseo...

Recuerdo que cuando le pedí a Dios al amor de mi vida, lo llamaba así desde que cumplí los 30, en cada lugar sagrado o pagano, de santos, vírgenes santificadas o lugares sagrados o alguna tradición popular, por donde iba... cerraba mis ojos y pedía que el amor llegue a mí, y así fue. Vino en él, mi compañero, mi amigo, mi esposo.

Pues ahora, convencida, decidida y biiiiiiiiien segura, tengo mi gran deseo, cerraré mis ojitos y aunque sea en un kekito y con una sola velita, prometo pediré mi deseo... si el amor llegó aquel año y en menos de uno; con este deseo será igual, estoy segura.

Llegarás porque te voy a pedir mucho, mucho, mucho... en todo lugar sagrado o pagano, de santos, vírgenes santificadas o lugares sagrados o de tradición popular... a donde vaya,a partir de hoy, estarás en mi mente... y sé que llegarás. Llegarás porque quiero que mi papito te disfrute tanto como nosotros, llegarás porque hace mucho que te esperamos, llegarás porque sabes que serás feliz y seremos felices contigo... llegarás para que todos te quieran, te mimen... llegarás.

Y también pediré por ti papito porque quiero que me dures todo lo que puedas y seas feliz por todo ello.

PD: Aquí regalito de mi hijito Johan...

sábado, 26 de junio de 2010

The ugly truth... de los hombres (3)

El siguiente tipo puede resultar una fusión entre cualquiera de los dos anteriores, lo cual sería una combinación explosiva y bastante problemática: El celoso.

El celoso es aquel que tiene delirio por pensar que su chica es deseada, es asediada, es perseguida por otros machos que la circundan o se encuentran en el mismo ambiente laboral, familiar o "barrial". Aunque podría ser cierta esa conjetura, incluye, la posibilidad de que la mujer, obejto de deseo, encuentre en el acechador a un especimen de mayor valía y resuelva dejarlo.

El celoso no solo cela o considera que exista otro u otros que puedan mirar a su chica, enamorada, novia, esposa o amante; sino que teme ser choteado, dejado, abandonado. Este pensamiento se posesiona del individio y puede volverle un ENFERMO, cuya descripción invito a revisar; o simplemente un CELOSO, alguien que siempre esté pendiente de dónde estás, con quién estás, qué haces, etc, etc... puede resultar molesto, muuuuuuuuuuy molesto; pero eso depende también de cómo demuestra sus celos y del concepto que tengas de ellos.

Algunos consideran que los celos son muestras de afecto, ese es mi concepto, y a mí no me molesta en lo absoluto cuando mi esposo me cela, es más me encanta y sí que hemos tenido muchas oportunidades de alejamiento, muuuuuuuuchas... sin embargo, existe la honestidad y la claridad de nuestras acciones y pensamientos para determinar que las cosas entre nosotros son transparentes.

Otros consideran que los celos no tienen razón de ser; que si no das motivos, simplemente no deberían existir, y por ello, la presencia de un celoso en sus vidas es una molestia, un obstáculo que impide sentirse cómodos, plenos y felices.

El celoso es un ser cuyos grados de intensidad solo dependen de su nivel de locura y de la claridad de nuestras acciones.

jueves, 24 de junio de 2010

The ugly truth... de los hombres (2)

Retomando el tema de los hombres, un tipo recurrente y perturbador es EL ENFERMO.

Sí, el enfermo: aquel personaje que te maltrata pero te busca; que te humilla pero te llama; que te insulta pero te manda mensajes de texto para saber cómo estás; que te bota pero te sigue buscando; que te putea y agrede, pero se mantiene en contacto; que te sacó de su vida virtual y de un momento a otro te regresa a su msm; que aunque no estés ya en su vida, te hostiga periódicamente con mensajes de textos "anónimos" opinando de las cosas que se entera de tu vida por diversas fuentes; que se pudo haber acostado con otras pero te reprocha el que retomes tu vida sin ély te acuestes con otro; el que adjetiva tu vida como patética cuando más lo es su vida de hongo; el que exige a los demás y nada a sí mismo. Hay tipos así, cientos y tuve la mala suerte de toparme con esta clasificación más de una vez.

Hay más, mucho más qué decir como para ejemplificar a este personaje porque aquí también se encuentra aquel que cuando no le respondes el teléfono, manda miles de mensajes y llamadas una tras otra, no le interesa si atiendes algo grave o si estás en reunión de trabajo o por último en el cine o en una importante conversación, solo le importa que lo atiendas... ojo, esta clase de ser no necesariamente tiene que ser celoso... solo es "mierdoso", jode, jode... está mal, grave de la cabeza, ENFERMO... totalmente enfermo.

Este personaje voltea la torta cada vez que se le antoja, a su conveniencia; por alguna extraña razón termina siendo el inocente, el no culpable, el humillado, el insultado, el abandonado, el dejado... cojuda la que cae en sus manipulaciones y chantajes emocionales ridículos y sin sentido... bien cojuda.

¿Cómo librarse de este especimen? Si lo detectas a tiempo, evadirlo; si te engatusa y caes, disfruta el momento pero sin lamentos, atenta a cualquier moviento en falso para zafarte; si te enamoras de alguien así, te jodiste... eso solo SE PASA CON EL TIEMPO, eso sí, de que pasa, pasa... no hay duda alguna.

Hay que mejorar los sitemas de detección de estos elementos, es más sano encontrar a alguien con quien se sienta que el amor fluye; no con alguien por el que se lucha constante por conquistalo, una lucha inútil, agotadora e insatisfactoria; no vale la pena este tipo de hombres. El que más nos hace sufrir, no es porque nos quiera o porque el amor sea un sufrimiento constante. Hay que quitarse el chip de las novelas mexicanas y empezar por cambiar actitudes, conceptos y valores, saber valorar lo que sí es real, verdadero, auténtico.

Hay que dejar a los ENFERMOS (clasificación del presente texto) en el hospital o en un convaleciente, no hay que pretender que se curarán por la fuerza infinita del amor que le prodiguemos: esto no sucederá, esto solo alimentará su ego y agudizará su enfermedad, la cual se volverá crónica hasta llevarte a tu muerte, a la muerte de tu amor propio y de las esperanzas de amar sanamente.

lunes, 21 de junio de 2010

Aniversario de mi blog

Hoy 21 de junio, mi blog cumple 2 años... yeeee... estoy contenta porque ha sido un escape a mi vida agitada por ratos, rutinaria en otros, agobiante al principio de estos años trascurridos, apaciguada desde este año 2010.

Mi blog ha cumplido el papel que le encomendé desde que lo creé y confío lo siga haciendo mientras camino por la vida, mientras acabe mi base 3 e inicie la 4 y continúe acumulando calendarios, espero poder plasmar mis deseos de madre realizados alguna vez y los de abuela; espero seguir hablando de que sigo al lado del hombre con el me casé, renegando y todo, pero despertando a su lado y sabiendo que es mi sol y yo su luna... aunque dice que es al revés porque según él yo ilumino su vida; espero poder seguir plasmando los arrebatos de inspiración poética o los lúcidos relatos autobiográficos de mi vida hasta hoy.

Este blog está salpicado de mí, mis cosas, las personas que tocaron mi vida, gente que está, gente que se fue, momentos míos vividos intensamente, malos recuerdos, buenos momentos, comentarios, opiniones, este blog está lleno de emociones, sentimientos y pensamientos, está lleno de vida.

Espero que mis pocos lectores, que sé que hay, aunque no lo comenten, lo sigan... solo por volverse mi cómplice o el lector de esta escritora frustrada a la que solo le quedó un blog para sentir que solo le falta sembrar un árbol y tener un hijo; y testimoniar así que alguna vez vivió.

viernes, 18 de junio de 2010

El hombre que ha marcado mi vida

Si hay un hombre que ha marcado mi vida hasta el momento, ese es mi papá. Es raro decirlo en buena manera porque la mayoría debe estar alucinando que es un ser maltratador, que me ha pegado o que me abandonó o cosas feas por el estilo; sin embargo y muy por el contrario es maravillosamente todo lo opuesto. Mi papi ha marcado cada etapa de mi vida y de las mejores maneras, ha hecho cosas por mí que jamás podré olvidar y que siempre llevaré conmigo. Su marca es de amor, de cariño, de comprensión y hasta de complice.

Cuando pienso en cómo mi padre marcó mi infancia, lo primero que viene a mi mente son mis primeras letras y números, las cuales fueron plasmadas en pequeños tableritos de madera: cortados y pulidos y por él, uno a uno; y escritos con su puño y letra. Otra cosa que recuerdo son mis rompecabezas, nadie en todo el barrio tenía rompezabezas como los míos (con doble cara, con imágenes de almanaque); recuerdo que se compró una máquina especial para cortar de diferentes formas las piezas. Me hizo varios, lástima que no conserve ninguno. Otro regalito más, fue mi caja para guardar mis juguetitos, era azul con bordes rojos e interior amarillo. Si alguien me dice que estas cosas no marcan a nadie, está loco.

Mi papi cuidó mucho de mí en mi adolescencia, fue un padre recto y nada contemplativo conmigo: esta fue una etapa algo negativa de nuestras vidas. Su típica frase: "Dile a tu mamá" y luego a mi mamá:"Si le pasa algo, será tu culpa"; marcaron también mi vida porque hizo que tuviera una adolescencia y juventud algo reprimida... sin embargo mi frase favorita siempre ha sido: "Ahí va mi caballito", para él cada cosa que emprendo, cada reto, estudios, carrera, departamento... cada cosa que me proponga; es una carrera, una carrera que debo ganar. Al final: "Ese es mi caballito" indica el logro de lo propuesto.

Para mi padre siempre es importante las cosas que llegue a alcanzar o lograr; él es mi principal motor, mi empuje y mi guía en el camino.

Desde comprar mi departamente hasta tener mi licuadora (la mejor del mercado); son cosas que me ha acompañado a hacer. No hay pequeña cosa para él si se trata de ayudarme. Hasta mis cucharones, ollas, equipo de sonido, mi primer tele, pintura para mi departamento, el departamento y más cosas... me acompañó a escoger y comprar. Me sorprendo de ver cuán acompañada he estado por él en todo lo que va de mi vida y no puedo evitar llorar de la emoción de tener tanta suerte porque aún sigue ayudándome con mis cosas: correteando de un lado a otro mis papeles y pasándome la voz de nuevos cursos y capacitaciones a seguir, alentándome a mejorar mi vida y a ser mejor persona, esposa y profesional.

En estos últimos años he pasado a ser "La policía" pues según mi mami y mi hermana soy la única a la que hace caso cuando hay que reparar las cosas, cuando hay que comprar algo que se necesita, cuando tiene que ir al doctor y no quiere, cuando nadie puede convencerlo, soy yo quien dice la última palabra... eso me agrada, me gusta poder ser yo quien lo convenza de hacer cosas, pues de alguna manera él ha sido quien me ha convencido a mí de muchas buenas decisiones en mi vida.

Por ahora solo me duele que estemos algo lejitos, más que por geografía por un tema de estado civil, me casé y ahora tengo otro compañero en el camino con el que decido cosas, ya no para mí sola, sino para los dos; pero me lo encontré igualito, igualito... hasta en sus defectos... sé que suena algo gracioso, pero es así: Mi esposo tiene los mismos defectos y virtudes... afortunadamente. Los amo a los dos(sorry papito, ya a estas alturas sé que debes haber aprendido a compartir mi cariño y sé que lo entiendes: Para los dos hay mucho amor).

Lo único que lamento (a veces) es el no haber podido cumplir la promesa de no irme, (sé que entiendes el porqué); la transición de ser su nenita a ser una mujer casada ha sido la más difícil de mi vida, me costó mucho (tú lo sabes). Lo lindo de no estar en casa ahora es que sé que cada que vuelvo nos abrazamos rico, rico y lloramos por la felicidad de estar juntos otra vez.

Ahora, con todo lo que he narrado, ¿cabe alguna duda de que este hombre ha marcado mi vida o no?

POSDATA:
Te quiero mucho papito, solo espero me alcance la vida para agradecerte todas las cosas lindas que has hecho por mí.

Feliz día del papacito porque andas bien churro aún. Un besote para ti y abrazo bien apachurrito.


jueves, 20 de mayo de 2010

The ugly truth... de los hombres (1)

Cuando hablamos de los hombres, las mujeres tenemos perspectivas diversas según sea el tipo de experiencia que nos haya tocado vivir pues están las despechadas y abandonadas que podrían hablar pestes, como las enamoradas y confiadas que podrían hablar maravillas. Para evitar suspicacias debo dejar en claro que a lo largo de mis textos trataré de mantener mi imparcialidad, y me pondré en el lugar de todas, me es difícil hablar bien del género masculino, aún cuando el especimen que es mi esposito esté en extinción y una rareza tal que me precio de que forme parte de mi vida y me sienta segura, feliz y tranquila de estar a su lado.

Acabado el preámbulo con que me permití introducir este texto paso a describir al más conocido de los hombres, al MUJERIEGO.

Cosa curiosa MUJERIEGO, porque en su versión femenina recibe nombres bien feos e insultantes como puta, cualquiera, hija de per... guau, guau... pudiendo ser algo así como HOMBREIEGA o algo por el estilo. Hasta suena bonito eso de MUJERIEGO, porque no suena tan despreciable como los apelativos que reciben las mujeres que practican el mismo deporte.

El mujeriego se caracteriza por tener o estar con varias mujeres al mismo tiempo o en forma continua, sin respiro ni detenimiento; este personaje presenta características diversas y debo señalar que no es exclusividad ser de esta forma de los que manejan su pinta, su musculatura o su cara bonita, he conocido chatos, feos y sin gracia (aparentemente) perseguidos y asediados por mujeres en su mayoria altas, bonitas y con mucha gracia... yo no sé si es desesperación o conformismos de fijarse en seres así... en fin.

Los mujeriegos pueden subdividirse en aquellos que son perseguidos o que son perseguidores, a los primeros nunca le falta alguien con quien estar, hay una cola esperando ser la siguiente, aun sabiendo que es MUJERIEGO. El segundo tipo es el que tiene alma de conquistador, aquel que persigue a la PRESA, no importándole que sea casada, sea novia o tenga enamorado... es como si quisiera probar que puede tener a la que quiere en el momento que lo desee, juega con las situaciones, juega con las emociones, juega con las palabras, juega, juega, juega siempre y con todo... podrá tener 40, 50 ó 60... juega, miente, manipula, engaña y se deleita en el logro de sus metas, en conquistar, en atrapar a la presa.

El mujeriego usa y bota, toma y deja, da y quita, viene y se va, nunca se queda, nunca espera... no tiene paciencia, es egoísta, tiene la conchudez de criticar, desconfiar y humillar... claro que a las que se dejan les dan más duro en las emociones o en el alma.

Este tipo de seres pueden tener doble personalidad como decían las abuelas: Ángel de su casa, terror de la calle... porque puede ser buen hijo, buen hermano, hasta buen amigo; pero jamás será una buena pareja ni siquiera pareja... su egoísmo no le permite dar de sí a otro ser y compartir.

El mujeriego es la razón de la estupidez de muchas mujeres, el mujeriego es la razón del embrutecimiento femenino, es la causa de la pérdida de la inocencia de las jóvenes, de la desconfianza de las maduras y de la decepción en el amor de las que alguna vez creyeron en ellos.

El mujeriego es la razón por la que el género masculino ante los ojos de la mayoría de mujeres se encuentre tan devaluado, por la que la gran mayoría se declara decepcionada del amor, por la que la mayoría tenga temor y desconfianza.

Detectar a este tipo de hombre es difícil, muy difícil; lo puedes conocer a temprana edad o a la mitad de tu vida, pero siempre te impactará, te emocionará, te hará reír, te hará soñar y te hará sufrir y llorar. La única arma que poseemos para evitarlos o escapar de ellos es nuestra fuerza interior, nuestro amor propio y el deseo secreto y real de querer encontrar a alguien que nos ame como nos merecemos. Si tenemos eso en la mira, podremos salvarnos y llegar a ser felices.

sábado, 15 de mayo de 2010

Extraño, no extraño...

Extraño bulla de la ciudad,
extraño estar tirada en mi cama horas viendo tele y enchufada a la lap,
extraño levantarme solo a comer los fines de semanana,
a veces, y solo a veces, extraño corregir exámenes,
extraño conversar en la mesa con mis papás,
extraño tomar un pisco sour con mis amigas,
extraño tomar una jarra de sangría con mis amigos,
extraño tomar un vino tinto con mis amigos,
extraño un buen cebiche, unos ricos anticuchos, un pan con chicharrón...
extraño mis viajes cortos y mis viajes largos,
extraño las vacaciones...

No extraño a la gente de mierda del trabajo,
no extraño a los padres apañadores,
no extraño a los alumnos flojos,
no extraño el tráfico,
no extraño a la gente envidiosa,
no extraño a la gente que desea lo malo a los demás,
no extraño los plietos inventados, las excusas absurdas, las palabras vacías,
no extraño las peleas sin sentido,
no extraño el odio, el rencor ni la frustración...

viernes, 7 de mayo de 2010

Hola mami



Hola mami:

Aunque por ahora me encuentro lejos, solo por ahora, es grato saber que el skype y el telefóno cumplen su misión en estas circunstancias. Afortunadamente la comunicación de ahora permite acortar las distancias, cualquiera que sean las dimensiones de esta.

El tiempo sí se ha convertido en un tirano, pues pasa orgulloso y sin mirar a los lados si quiera para saludarme y hacerme notar que los días y los meses están pasando. Es por eso que apenas el domingo pasado reparé en que el siguiente era día de las madres... bravo ¿no? No es que tenga una vida estresánte ahora, es que tengo una vida nueva con sus propias actividades y sus propios temores... quisiera hacer más con ella, pero de momento solo me queda esperar a que uno de los cuatro acontecimientos que se han planteado para desencadenar otras acciones se produzca. Disculpa si de momento no entiendes a qué me refiero; pero créeme de todo te he hablado.

Siento lindo cuando te llamo y hablamos aunque sea unos minutos, sé que andas ocupada y no quisiera que te ates al teléfono por mi culpa y no salgas a pasear, a jugar al casino o simplemente no te atrevas a tomar tus célebres siestas de tarde, típica tradición Panduro. Yo entiendo si no estás, yo entiendo que no me contestes, no te desesperes.

Es mejor si te veo por skype, es gracioso verte utilizando la compu para algo más que tu trabajo y los números y los enfermos y esas cosas difíciles que haces; es gracioso ver que prendes la compu, que acomodas la cámara, que te pones los audífonos y que además de hablarme se te ocurre escuchar música mientras me esperas... jajajajaja... pero bien que uses la tecnología que esta en tus manos. Felicito tus avances, eres una mujer inteligente, tenía a quién salir.

Por ahora solo me queda extrañarte y decir cada vez que puedo que te quiero mucho, yo sé que tú lo sabes, pero no quiero dejar nada a lo obvio... o sobre entendido. Me gusta decir las cosas como son, ya me conoces.

Te quiero mucho mami, te extraño horrores y solo espero poder ser siquiera la mitad de lo buena mujer que eres.

Un beso para ti mami.

viernes, 16 de abril de 2010

Los días de "Andrés"..


Ya no quisiera que me visite porque en su lugar vendría una mejor, agradable, esperada y sobre todo deseada visita cuyo género no tendría mayor importancia porque sería igualmente bienvenido. El caso es que Andrés sigue viniendo y lo recibo como cada mes, con fastidio, con dolor, con algo de penita pero sobre todo con esperanza porque su existencia regular hace que siga existiendo la posibilidad.

Esta síntesis que parece irracional es válida y real, pues la vida está llena de eso, de quereres - odiados, de buenos - maleados, de malos - bueneados... de blancos - agriseados... la fuerza de los opuestos que se confluyen y funden una realidad tangible.

A mis 35 con cero hijos, cero pérdidas, cero abortos... cual Censo o entrevista con cualquier ginecóloga; puede resultar algo alarmista y tensionante el desear que venga alguien diferente de Andrés para variar; y sí lo es a veces, pero más cuando mi mamá me sale con el "Ay, esperaba que este mes..." y yo, "paciencia, si ha de venir, vendrá".

Me ha costado mucho recuperar la cordura y con ello mi matrimonio y mi vida; retormar el rumbo extraviado y vuelto al sendero correcto con la compañía perfecta, costó mucho, mucho, mucho; por ende, es oportuno el disfrutarlo de a pocos, con algo de miel y algarrobina si se puede.

Nosotros pensamos, que si es de Dios, que venga alguien a agrandar nuestra familia; esperar con paciencia y amor, nada de prisas; mientras tanto disfrutamos uno del otro, del ir al cine, de caminar, de ver "Los exitosos Gomes", de conversar respecto al presente y al futuro, de ir a bailar, de salir a tomar un café, de las cenas de sábado por la noche, de dormir abrazados, de calentar mis pies con los suyos, de pasear tomados de la mano... y otras cosas más que compartimos día a día.

jueves, 8 de abril de 2010

El mejor tipo de amor...



No ando romántica pero sí algo reflexiva, lo suficiente para detenerme aquí y darme el tiempo de meditar del momento que estoy viviendo. No tiene que ver con una proyección laboral, ni académica, tiene que ver con mi momento de pareja.

Siempre lo he dicho y no será la primera vez que señalo que soy de las que aprenden en pellejo propio que a pesar de que mis amistades me adviertan, me pidan, me exijan que no haga algo porque puedo dañar o salir dañada; lo termino haciendo igual, soy necia, terca y sí muy tonta; lo admito sin tapujo alguno, soy lo suficientemente adulta para asumir que puedo ser muy idiota a veces, que la necedad de probar que las cosas pueden ser diferentes a las advertencias o que espero que las cosas cambien, me ha hecho aventarme al vació y salir chancada, bien chancada, hasta físicamente... espiritualmente he tenido fracturas múltiples y mi corazón anda muy parchadito y con varias cicatrices.

Estoy viviendo del otro lado del universo, también lo dije en el post anterior, refiriéndome a que ando alejada del "mundanal ruido": el caos, la bulla y, sobe todo, alejadísima de la gente contaminante que por años han abrumado mi vida con sus dimes y dirites, con sus chismes e intrigas; corté con eso y aunque a veces solo escucho el eco de mi voz, ahora me escucho a mí en mi soledad, en mi compañía; me pongo más atención. Debo admitir que hasta he notado, al fin, el timbre ronquito de mi voz; que a veces se apaga al hablar; que el volumen de mi voz ha bajado mucho... ya no grito ni alzo la voz.

Sin embargo, también, debo admitir que a veces taaaaanta paz cansa y hasta aburre; recuerden soy mujer y, por tanto, siempre inconforme; es ahí cuando medito y comparo los lados del universo y sigo decidiéndome por el que ocupo ahora porque en este tengo posibilidades y hay esperanza.

La esperanza de concretar un sueño en esta atmósfera nueva para mí y tan propicia es lo que aún me hace permanecer.

Una de las preguntas clave de esa comparación que hago a manera de evaluación es esta: ¿Qué tipo de amor es el que quiero para mí? Y la respuesta la hallé y disculpen si me pongo asquerosamente romántica por citar la frase de una película súmamente romántica (Diario de una pasión) y que alguna vez ha tenido que ser vista por toda femina que pase los 25; y es esta:

“El mejor tipo de amor es aquel que despierta el alma y nos hace aspirar a más,nos enciende el corazón y nos trae paz a la mente. Eso es lo que tú me has dado y lo que yo esperaba darte siempre.”

"El mejor tipo de amor es aquel que despierta el alma y nos hace aspirar a más...", por amor queremos ser mejores, sobre todo mejores personas, queremos más y mejores metas; este tipo de amor te hace sentir capaz, grande; aquel que te humilla y te maltrata no sirve.

"...nos enciende el corazón y nos trae paz a la mente." Claro que sí, nos hace sentir emoción pero a la vez tenemos paz en la mente con pensamientos positivos, no con macabros, intrigantes e inservibles pensamientos negativos o fatalistas; o los peores, aquellos torturadores y hostiles.

"... Eso es lo que tú me has dado y lo que yo esperaba darte siempre." Sin duda eso me han dado, eso me están dando y solo existe una persona capaz de hacerlo, mi esposo; y sin duda, espero darle, cada día, aquello que me está prodigando.

No quise ponerme cursi porque todo esto partió de una reflexión pero no pude evitar ponerme amorosa al encontrar esta frase guardada en un borrador de mi blog y que en las actuales condiciones de mi vida cobra un significativo valor.

jueves, 25 de marzo de 2010

Me ocupo de mí...

He abandonado mi blog, pero no del todo. He cambiado mi vida o mejor dicho, la he redireccionado. Me he ocupado de mí, de acomodar mis horarios, mis nuevas actividades, de inscribirme en clases nuevas, de aprovechar en crecer, de ordenar mis emociones y sobre todo de adecuarme a estar tranquila y en paz, sin trabajo estresante, sin gente estresante y metiche, y sin chismes ni mensajes negativos.

Es raro vivir en el otro lado del universo, es raro respirar un aire distinto, tan acostumbrada al tumulto, al caos y la problématica nuestra de cada día, esto es diferente.

Tengo problemas, de todo tipo: familiares, de pareja, de amigos, de hermanos pero son míos, de mi mundo; nada ya tienen que ver con los producidos por la mala intención de la gente, por la envidia de otros... ya no... es mejor poner distancia de esa gente porque se corre el riesgo de contagiarse de la podredumbre... y mejor que se mueran en su miseria, mediocridad y pobreza de espíritu.

Por ahora me ocupo de mí y mis nuevos planes y proyectos, alguno de los cuales sufrió una nueva postergación pero que ni modo... problemas hay pero cuando hay paz interior, tranquilidad en el ambiente que te rodea y existe gente que te quiere, todo se resuelve en el momento oportuno.

lunes, 8 de marzo de 2010

Día internacional de la mujer


Desde que fue creado y más precisamente desde que soy consciente de la existencia de este día, y me remonto para ello a no más de 10 años, he escuchado la misma tonta pregunta ¿por qué no hay un día del hombre? Afirmo que la pregunta es tonta porque surge de lo que siempre critico y me resulta insoportable "la inconformidad basada en un NO merecimiento". ¿Qué?, ¿acaso no nos merecemos un día para nosotras?

Hay inumerables motivos por los que la mujer merece una conmemoración de este tipo y no son de tipo sexista o meramente de género, aunque en su origen habría que recordar cosas tan simple como que a comparación del hombre a nosotras nos costó que cada uno de los derechos del hombre se nos sean reconocidos por igual. No ahondaré más en ello.

Lo cierto es que la mujer es una fuente de inspiración en muchos sentidos por su sensualidad, por su empuje (ante su supuesta debilidad o fragilidad), por su capacidad de concebir, porque sangra (literalmente) mes a mes, porque es competitiva y explora nuevos terrenos laborales con el afan de crecer y proveer.

Esta no pretende ser una apología insensata a mi género, solo expongo hechos corroborados por la historia y los que la hicieron queriendo y sin querer; pongo sobre el relieve las evidencias de seres que pasaron o permanecen en la tierra a razón de una mujer.

La mujer en sus múltiples facetas ofrece una gama interminable de posibilidades a fin de que la cataloguen a gusto del dueño del lente: loca, sensata, amada, odiada, recatada, puta... la mujer es la mujer para el bien o mal de los hombres, siempre estarán en sus vidas, como una ambale maldición, como un necesario castigo, como una ángel endiablado que acompaña, alegra o estresa sus vidas.

Feliz día de la mujer.

viernes, 26 de febrero de 2010

Nueva rutina

Levantarse a las 6:00 am para preparar desayuno y almuerzo puede ser tan o más estresante que prepararse solo para irse a trabajar. Hay mujeres que invierten un valioso tiempo de dos horas para prepararse en irse a trabajar, esto es, se levantan para bañarse por un lapso de hora y cuarto y luego que maquillarse y luego que vestirse y pum, salir... en realidad invierten de dos a tres horas en ese trajín; sin embargo habemos aquellas que consideran que eso de tomar desayuno en el trabajo no está bien o no es factible por el tipo de trabajo, como en mi caso, que soy maestra y entro a dictar y llevar una taza de café al aula no sería bien visto mientras mastico un pan con cualquier cosa... no pues, no es así.

Yo soy de las que se levantan a las 6:00, antes me levantaba a las 5:30 am, y preparaba un jugo (de lo que fuera) y un par de tostadas de pan integral; mientras hacía mi almuerzo algo sencillo como un guiso o un pollito o pescado a la plancha con ensalada, una fruta y chicha o agua de piña; mientras se terminaba de hacer el guiso, me daba un baño; salía y tomaba mi desayuno, preparaba la lonchera, corría a cambiarme (ropa planachada noche anterior), me maquillaba al vuelo (delineador, rimel y labial, nada más), joyitas y zas... salía de casa... lo hacía en hora y media, porque eso sí, yo debía salir a las 7:00 am en punto para llegar a mi trabajo antes de las 8:00... entraba a dictar 8:20 y de ahí imparable hasta las 11:30, salía corriendo rumbo a mi otro trabajo, a casi una hora de trayecto. Llegaba a mi otro trabajo, almorzaba (previa calentada en microondas)y de nuevo a dictar, imparable hasta las 6:30 y de ahí corriendo al gym por dos horas, llegaba a casa a las 10:00 pm, bañadita y con trabajo que concluía dos horas después y a dormir, mi rutina diaria de dormir era de 5 horas y media pero solo de lunes a jueves, el viernes (día libre) dormía más horas y me ocupaba de otros asuntos, más personales y nada laborales, el sábado a preprarar lo de la semana que procuraba terminar hasta antes del almuerzo del domingo porque luego de almorzar los domingos: descansaba para empezar otras semana.

Esa rutina ya no es la misma, ahora sí me levanto a las misma hora pero es otra mi actividad, es otra mi rutina, por ahora me gusta pero no sé si soportaré porque luego de mi ajetreada mañana que incluyó una jarra de vidrio rota, la casi inundación de mi cocina, antes de ello casi un incendio... estoy en casa, sin ninguna otra actividad, se acabó hasta el almuerzo en que solo como y no hay más nada. Aún me da cosa salir de casa y ver qué hacer, por ahora no hay mucho. Estoy leyendo, sí, bastante, eso es bueno, hace mucho que no tenía tiempo para leer algo por el placer de hacerlo y de manera contínua, a veces la rutina del trabajo incluye solo trabajo, leer solo trabajo, y a veces aburre... a mí me gusta leer por placer, por gusto... y eso sí es una de las pocas cosas que disfruto ahora, las cosas de la casa no son un problema para mí, trato de ser bastante ordenada, limpiar no me molesta y en general no hay mucho que limpiar, lavar es fácil y por lo demás no hay mayor queja.

Espero que mi rutina vaya mutando para otras cosas, mejores y menos accidentadas que hoy.

PD. Debido a que uno de mis lindos lectores, El Drac, me lo hizo notar debo aclarar que el cambio de rutina tiene que ver con mi decisión de ser más esposa, más mujer y si Dios lo permite algún día madre... menos profesora, menos hija, menos académica.

lunes, 15 de febrero de 2010

Cuando el amor se somete a pruebas


Cuando el amor llegó a mi vida, no me la creí. He pasado por varias ilusiones y simulaciones, situaciones amorosas o contextos muy parecidos al amor pero que en nada, en nada se parecen al amor real, al que ahora vivo, al que ahora siento.

El amor para nada tiene que ver con el "ser felices por siempre", es decir se es feliz en la medida que se vencen obstáculos o problemas que son propios de la vida en pareja, el ser felices por siempre no implica que despiertas y te acuestas con una sonrisa impresa en el rostro todos los días, pero eso sí, puedo asegurar que la gran mayoría de ellos, solo así vale la pena la travesía llamada amor con aquel llamado el amor de tu vida.

A mis 35 años he metido la pata, bien metida, y aún así, llena de errores, de metidas de pata, de complicaciones e inseguridades, él, mi buen llamado amor ha estado conmigo: callado, distante, cercano, ausente y aún así siempre presente. Hubo veces que pensaba que ya no estaba sin embargo siempre me estuvo esperando pacientemente, perdonó y olvidó, resolvió seguir adelante conmigo solo por la razón que para él y para mí es válida: Me ama. ¿Cómo no amar a alguien que me ama de esa manera?, ¿cómo no amarlo cuando me ha demostrado su total incondicionalidad a mí? Merecida o inmerecidamente: él está conmigo, yo estoy con él. Nos amamos y esta vez la vida seguirá pero estaremos juntos para todo lo que venga, para concretar nuestros planes, para alcanzar nuestros sueños y para ser felices por siempre con todo lo que ello implique.

Hay hombres para pasar un buen rato nada más y otros, los imprescindibles, aquellos con los que se forma un hogar, aquellos con los que se construye un futuro, aquellos que son íntegros, aquellos por los que vale la pena intentar una y mil veces. Saber distinguir a veces cuesta un poquito, las mujeres tenemos nuestras locuras, nuestras neurosis nacidas de nuestras revueltas hormonas, no es cuestión de cada 28 días, es nuestra naturaleza constante problematizar cuando no hay problemas, conflictuar cuando no hay conflicto, nos es difícil creer que la vida tiene espacios de paz, de tranquilidad, de armonía, de sosiego porque, ya sea por culpa de las novelas o las comedias románticas, el amor se conquista en medio de la tempestad y necesitamos que exista o crearla para saber que el amor está y no, no es así, esas son pruebas tontas, absurdas y ridículas.

El amor es paz, es calma también... además de todo, lo importante es estar con el hombre correcto, con la persona ideal para uno, porque la hay, porque existe "un roto para un descosido".

El amor no se debe someter a pruebas tontas por esa búsqueda constante de problematizar, el amor debe seguir su curso natural, nutrirse del día a día, con sus cosas buenas, con sus cosillas malas... terminar el día y decir: "Valió la pena". Y así pasarán 365 "Valió la pena" y se hará un año y otro y otro... no más pruebas, no más.

Ya no más, quiero estar a su lado, quiero compartir mi vida con él, quiero dormir y despertar a su lado, quiero sentir su olor, quiero sentir su calor, quiero ver su sonrisa reflejada en un lindo angelito muy parecido a él... solo quiero todo lo que venga con él... no más tontas pruebas, es amor y no necesito comprobarlo más... es amor.

Te amo.

viernes, 5 de febrero de 2010

La odisea de sacar mi brevete




Esta semana fue de locos, todo por la necedad mía de querer sacar mi brevete, no sé si saque el internacional. El caso es que, dado que estaba pagando clases de manejo con un excelenete profesor, sacar mi brevete se constituía en algo así como sacar mi diploma... ¿me dejo entender?

El día domingo decidí dejar de marcar los exámenes de un librito que mi profe me dio y leí todito el manual de conducir que a mi hermana le habían dado cuando estudio en la academia de manejo que la mayoría de chicos clasemedieros puede pagar. Terminé quedándome hasta las casi 4:40 de la madrugada.

El día lunes me levanté a las 7:00 am dispuesta a dar mi examen médico y de reglas el mismo día. Mi hermana me vio salir y me preguntó que a dónde iba, le dije y según ella podía darlo en el Hospital de Policía yo, monse, le creí y ella me acercó a la Av. Brasil y tomé mi combi, llegué y me dijeron que ya no lo toman ahí, así que ni modo, volví a mi plan inicia: ir a Servimedic que está al costadito del Touring. en taxi. Era la número 4 del día, hice las pruebas respectivas y me dio risa, como me frikeé tontamente en la última, que era una serie... más monse... los que han dado la prueba, se acordarán de la última y la última pregunta no es difícil, pero como soy "cuadriculada" voy de izquierda a derecha; y esa se resuelve de derecha a izquierda... estaba muy nerviosa, esa es mi excusa. Terminé y me dijeron que vaya a sacarme sangre y que espere. Así lo hice, me dieron los resultados y podía dar el examen de reglas en 15 minutos, pero como yo tenía citas médicas, debía irme y tomar la pruebas luego de mis citas. Me fui en taxi a la clínica.

Ya en la clínica, la doctora pide que me saque otra ecografía, que no confiaba en los resultados de la que le estaba dando porque deía lo mismo que la anterior: Que no mejoraba en nada mi condición; y que fuera a verla otro día con la nueva ecografía. Me retiré y me fue a la consulta con mi odontólogo que me dejó una sonrisa preciosa, jamás creí sería posible me arreglaran los dientes, quedaron muy lindos. Ya con dientes nuevos, fui a los bancos a realizar los pagos, saqué las copias y tomé un taxi al touring de Lince a dar mi examen de reglas. Estaba nerviosa.

Llegué, entregué mis documentos y me dieron la computadora, me tocó justo al frente de la tipa que registra y escuchaba sus llamadas de atención a la gente que estaba con celular y a las que iba registrando, era realmente molesto, decidí tapar mis oìdos, ir leyendo cada pregunta y darle el click correspondiente. Llegué a la pregunta 30 y me confié... pensé que ya... pero seguía y seguía, cada vez más confiada porque pensé que ya con las 30... chévere, pero llegué a la 38 y se cerró la prueba anunciando que había aprobado... yeeee... ya camino a casa me acordé que debía aprobar 30 de 40, lo que implicaba que al haber hecho 38, tuve 8 errores... jajajaja... pasé. Esa misma tarde llamé a mi profesor para programar una clase en Conchán, aceptó para el martes, o sea al día siguiente, pero tenía que sacarme una ecografía nueva, fui a pagarla y reservarla en el primer turno del día: 8:00 de la mañana.

Terminada mi ecografía, cuyos resultados fueron maravillosos: No tengo nada de nada. Mi profe fue a recogerme al Teatro Peruano Japonés que era el punto cercano a donde había sacado mi ecografía, fuimos camino a Conchán.

Ya en Conchán, practiqué en un circuito con el carrito mecánico de mi profe y se me apagaba en la giba y retrocedía y me puse nerviosa... buuuu. Entonces mi profesor sugirió que haga la prueba en automático, contraté a un joven muy amable y cortés quien me ayudó y ya con dos horas de práctica me fui a dar mi examen. Conclusión: Desaprobada porque iba lento, salí mal en el estacionamiento en diagonal, no miré a los otros carros en algunas maniobras. Mi excusa: Cambié de mecánico a automático, las luces están al otro lado y ya no hay embrague.

Decidí ir sola al día siguiente a practicar y volverlo a dar, encontré al mismo joven y me dio hora y media, corregí el tema de velocidad y maniobré mejor el carro, me dijo que estaba bien para dar la prueba, me llevó y me dejó en la prueba, no sin antes indicarme que había "otro" camino para "asegurar" mi brevete. Yo le expliqué que era maestra, que lo planteado va en contra de todo aquello que detesto del facilismo peruano por obtener todo por coima, que si desapruebo, desapruebo y lo intentaré una vez y de ahí si salgo mal otra vez, lo haría dentro de 3 meses. Que no era un problema, lo prefería así. Porque yo sé que sé manejar, pero me ponía muy nerviosa el circuito y los "mirones" (veedores). Conclusión: Desaprobada porque pasé la línea continua al salir del estacionamiento vertical y seguía yendo lento en un tramo, además de que volteaba rápido al retroceder.

El jueves decidí dar el viaje solo para practicar dos horas con el mismo joven, quien me dijo: "Esta vez, sí pasas, está todo bien, todo perfecto"; yo le dije que aún me sentía nerviosa y otra vez me ofreció la "ayudita" y nuevamente le dije que no.

Hoy: viernes; decidí ir a practicar una hora y salir de este asunto de una buena vez, jalada o aprobada, hoy terminaría este suplicio. Caminé al paradero y en el camino compré una botilleti de agua de azahar y llevaba una botellita de manzanilla. Tome el agua de azahar y le heché un poco en mi botellón de agua y la iba tomando en el camino. Hice la práctica con un recomendado de él, dado que tenía planeado una salida con su niño, me sentí desamparada, abandonada... buuu. Mientras esperaba mi nueva clase, conversé con una pareja, el esposo me decía que su esposa daría el examen y que iba con "ayudita" que había pagado; yo estaba asada, esas cosas no me gustan, a mí me estaba costando plata: las clases, las clases extras, los viajes allá, almorzar al paso, mis nervios más nerviosos que nunca, no dormir bien, estaba realmente estresada con el asunto. Encima, ya en la clase con el nuevo, este me cambió los parámetros de los que me guíaba y no tenía la dedicación del otro joven; pero sí para pretender sacarme otra hora de clase, lo que obviamente no accedí, preferí ir a dar el examen y que esto termine, estaba harta porque sé manejar.

Ya en la puerta enseñé mis papeles y el policiía me dijo: "A la salida me enseña su brevete" y eso que vio que iba por la trica, luego en ventanilla la chica me dijo: "Es la tercera, ahora le irá bien. Suerte.", ya esperando el auto, los que lo alquilaban nos sugerían calma, paciencia, tranquilidad; es fácil. Algo dentro de mí, me hizo pararme y decirle al pata que quería un carrito rojo (como el de mi profe: el joven); y me dijo que Ok, que me lo daría; luego se dirigió a los demás y les preguntó si querían un auto en particular y nadie pidió nada. Esperé mi carro rojo, me subí en él, muerta de miedo con chicle en la boca. Me pusieron el mismo número que én el penúltimo intento: 13 y entré; hice lindo el tramo, entré al estacionamiento en diagonal y salí de él como una experta, seguí el camino (todo esto tarareando una canción que me inventé), llegué al estacionameinto en paralelo, me acomodé y ahí la ca... porque ya estaba entrando sin recibir la orden: me gritaron por eso y ahí dije: Ya fui: sin embargo decidí continuar, me estacioné, al Ssalir cuando dieron la indicación, el tipo decía: "Son autos independientes,salgan" y yo dije dentro de mí: "Tu mamá". Como yo era el estacionamiento 3, debía esperar a que salieran los que estabam detrás de mí, para yo salir, y así lo hice y terminé el circuito pensando: "Desaprobé". Entrgué el carro alquilado y el señor amablmente me pregunto: "¿Cómo le fue señorita", yo: "Creo que mal, me gritó por no respetar la indicación de ingreso al estacionamiento en paralelo; pero no me chupé y terminé todo", y él: "Muy bien, eso es, y solo fue eso que me cuenta, usted aprobó", yo: "Usted cree", él: "No es falta grave, tranquila, espere".

Para ser sincera, pensaba irme derrotada; pero decidí no huir porque finalmente te dicen en qué fallas para que mejores. Llamé a mi hermana y le conté lo que pasó y justo empezaron a llamar a mi grupo, han estado llamando primero a los que desapruebas y luego a los que aprueban; entonces como empezaron a llamar a un grupo y en ese estaba yo, pensé que había desaprobado, una señora a la que había llamado primero estaba saltando, y la que nos iba a entregar los resultado dijo: "Esta es la fila de desaprobado"; yo, decepcionada, apagué mi esbozo de sonrisa y luego dijo: "Mentira, son los aprobados", yo: "En serio", ella: "Sí, mira", y me enseñó una tarjeta con el sello de APTO. Yeeeeeeeeeeeeeeeeeee... llamé a mi hermana otra vez y luego a algunos amigos, a mis profes y luego mensajitos en lo que esperaba resultados. Fue una odisea.

Ingresar a la universidad no fue difícil: la hice a la segunda a San Marcos y a la primera a las otras (incluída mi maestría); conseguir trabajo tampoco fue difícil, me presento a la entrevista, la clase modelo y la chamba es mía. No es jactancia, es una linda realidad que agradezco a Dios; pero esto del brevete, es lo que más me ha costado en esfuerzo, controlar mis nervios y estar serena para manejar fue muy difícil, pero los controlé, al menos lo suficiente para dar mi examen bien.

En el examen de manejo fui a trica, es la primera vez que me desaprueban en algo; y me sentí realmente torpe; terminé por aceptar mis limitaciones, hay gente que tiene bien desarrollada su psicomotricidad a ese nivel. Yo he parendido a mis 35 a manejar.

En el fondo me siento orgullosa de mi trica porque no me rendí, hay cosas que he vencido y aprendido a partir de mis 30: Nadar, una de ellas; subí el Huayna Picchu y le temo a las alturas; y ahora manejo. Siento que esto prueba mi actitud, siento que puedo muchas cosas más, solo debo proponérmelo y aunque llore y me sienta frustrada, porque hay cosas que me toman más tiempo y esfuerzo, debo seguir adelante hasta conseguirlo, no importa las veces que lo intente.

Suerte a todos los que deseen sacar su brevete.